Paleofuturos vs retrofuturismos: miradas hacia atrás para saber cómo mirar hacia adelante.

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

En el Steampunk existe un engaño –quizá bien intencionado, pero artificio finalmente.- que recurre directamente a nuestro sentido de la vista. Y si recordamos que el Steampunk posee en su composición, un considerable porcentaje fincado en los aspectos visuales, como es el hecho de la recurrencia de que sus comunidades –en la Red- tiendan a compartir imágenes etiquetadas como “Steampunk”, y mismas que pueden llegar a no serlo.
Les proponemos la lectura de este artículo, como una forma de allegarnos de algunos criterios tendientes a diferenciar aquellas imágenes relacionadas con los Paleofuturos, y aquellas alumbradas por los retrofuturismos.

 

Por: Esteban Zuniga

Paleofuturos vs retrofuturismos: miradas hacia atrás para saber cómo mirar hacia adelante.
Visión de futuro del 1901 Fuente: Paleofuture.com

Ahora parece que entremos lentamente en una fase de volver a vislumbrar el futuro con cierto asombro, pero la realidad es que desde los años 70 las sociedades occidentales vemos el futuro “muy negro”, esto es, distópico.

En el siglo XIX la visión y el diseño de futuros, o prospectiva, comenzaron a tomar cierta relevancia en aquellas sociedades en aras de la industrialización.

Futuros donde la ciencia y la tecnología tenían un rol importante.

Y sigue siendo hoy en día nuestra creencia que el progreso es igual a evolución social, y que sin tecnología y ciencia no hay dicho progreso.

Pero dadas diversas circunstancias, pasamos de las visiones futuristas utópicas y esperanzadoras del siglo XIX a las más distópicas y apocalípticas de finales del siglo XX. Hoy hablaremos del papel de los paleofuturos y los retrofuturismos someramente.

Una aclaración antes de continuar: cuando mencione palabras como “futurista” no me referiré a algún tipo de relación con la vanguardia del siglo XX, el “futurismo”.

Hablaré de las que se relacionan con las visiones de futuro, condición de evocar al futuro.

Paleofuturos1445290051_945127_1445290130_album_normal

478230783_10bf769486_o

ciudades-del-futuro-imaginadas-el-pasado-el-a-L-wd46PV

Bajo un montón de corrientes apocalípticas y distópicas en la cultura, de desesperación social por un presente que nos parece abrumador, y un futuro que no tenemos claro pero decimos reactivamente que no pinta bien, las imágenes futuristas de antaño nos crean diversas sensaciones como la nostalgia, la admiración, la hilaridad, el paternalismo hacia una sociedad que nos parece más inmadura, o la contemplación de cómo sus creencias y paradigmas se plasmaban en su propio ideal de futuro; y frases tipo “ay, si supieran lo que les hubiera esperado”

“¿Dónde está mi coche volador?”, “¿de verdad que esperaban que las mujeres siguieran así?”, “qué kitsch”, “ojalá esto hubiera pasado así”, y otros derivados.

Estamos hablando de los paleofuturos (una palabra compuesta por el prefijo griego paleo que significa antiguo, viejo), esos futuros obsoletos. Este es un neologismo o palabra nueva se ve que “inventada” por el académico y experto en este campo Matt Novak, que lleva el célebre blog Paleofuture de la Universidad Smithsonian.

Un blog en el que recopila mucha documentación sobre visiones de futuro hechas en nuestro pasado catalogada por décadas, y la mayoría son imágenes.

Poco a poco otros académicos, algunos de ellos historiadores, se unen al paleofuturismo, una pequeña tendencia de investigación en este campo.

Las visiones de futuro de antaño están tomando cierta relevancia en nuestra cultura, y conforman un pequeño trasfondo de cultura popular, incluso son patrimonio histórico.

Encajamos desde las típicas imágenes que salían en revistas, diarios, almanaques científicos y otras publicaciones, bellas láminas muy evocadoras que mostraban futuros proyectos tecnológicos (como por ejemplo la implementación de robots domésticos) o científicos (la exploración del espacio), pasando por artículos que solían acompañar dichas imágenes, de predicciones “dentro de 10-50-100 años”, novelas, cómics y películas de ciencia-ficción que claramente evocan a un futuro posible (es decir, el 90% de creaciones), hasta ciertas corrientes estéticas o artísticas que fueron afectadas por la obsesión por el progreso acelerado, como la arquitectura Googie de los años 50 y 60.

Nos explican no sólo como antes se veía el futuro, sino como se veían reflejados en su presente: vemos en los años 50 una incipiente sociedad consumista que cree en la infinita abundancia de recursos y la importancia del modelo familiar de dos generaciones (el padre trabajador, la madre moderna ama de casa que será la principal consumidora de productos tecnológicos como las modernas aspiradoras, y el par de hijos). Por poner un ejemplo.

Y algo muy interesante es que nos genera a algunos un extraño síndrome reflexivo-existencial, algo así parecido a cuando encontramos un escrito o un dibujo de cuando éramos pequeños y nos imaginábamos siendo bomberos, médicos, astronautas, o arqueólogos, y nos preguntamos muchas cosas:

¿Qué hubiera pasado si lo hubiera logrado? ¿qué he hecho con estos años de mi vida? o…

¡Suerte que he descubierto mi oficio!, quién sabe.

Como se tratan de imágenes colectivas, las preguntas que evocamos son muy similares pero enfocadas al colectivo.

Y esto nos conduce a nuevas preguntas dado el contexto del presente: ¿qué hemos hecho para llegar hasta aquí?, ¿habría sido posible otro futuro, otro presente? ¿dónde están nuestras ganas de soñar con máquinas fantásticas, con sociedades utópicas posibles?

Nos encandila la pasión que transmiten muchas imágenes, y nos acompañan a la nostalgia de sueños rotos de nuestra infancia, o a las ganas de recuperar la ilusión.

Suelen confundirse con los retrofuturismos, al menos es la palabra que muchas veces se le asigna a la imaginería futurista del pasado, pero como veremos, no es lo mismo.

Retrofuturismos

th5W4F5FFO

beautiful-custom-steampunk-guitar.w654fusionPUNK_airship_FinalClay_by_kheng

Llegamos a un paso de actividad más allá de los paleofuturismos, enraízado en esas emociones y reflexiones que nos generan las visiones futuristas de antaño. Se trata de los retrofuturismos.

Los retrofuturismos, a diferencia de los paleofuturismos, se dedican a reinterpretar el imaginario paleofuturista, a reimaginar futuros que nunca han sido, y a inspirarse de las espectativas de futuro, en clave creativa.Y redundando en la importancia de la etimología, retro no significa “vintage”, sino alguna creación contemporánea inspirada en algo del pasado.

Desde el diseño (el diseño industrial con la aplicación de la estética Streamline y Googie en aparatos eléctricos y electrónicos), el mundo visual (cómic, como el de Rocketeer de D. Stevens; ilustración) y audiovisual (series como la de Jim West y películas como la de Flash Gordon de los años 80, aunque si me permiten, el musical Rocky Horror Picture Show ya tuvo sus clichés en 1975), que es donde básicamente comenzó a gestarse el retrofuturismo más clásico.

Entre los años 80 y 90 aparecieron subgéneros literarios, y otras propuestas creativas, como el Steampunk o el Dieselpunk, que han derivado en movimientos culturales.

Citando el Steampunk, que actualmente es el movimiento más popular internacionalmente entre todos los retrofuturismos, es el retrofuturismo que evoca a la Segunda Revolución Industrial (1850-1910) y a la ciencia-ficción temprana de Jules Verne o H. G. Wells, a la ciencia y tecnología de entonces, y a la literatura fantástica y de aventuras victorianas.

El Steampunk es pues un caso excepcional seguido del otro citado, pues ha escapado de su origen literario y audiovisual para unirse a otras tendencias como un recreacionismo histórico “creativo” (pues no es un recreacionismo histórico estricto, como es obvio), el activismo contra la obsolescencia programada de forma secundaria a través de la creación, el Do It Yourself, o el cruce e inserción dentro del movimiento Maker (creando una filosofía de lucha activa y creativa por construir el futuro), que estos últimos casos aun se han quedado en su lugar de origen, EEUU.

Tanto el Steampunk como el Dieselpunk, que son los retrofuturismos más desarrollados, nos explican un interés popular por repensar el progreso, el pasado y en cierto modo el futuro, con la creatividad.

Al fin y al cabo, son sensibilidades derivadas de la sociedad digital en la que vivimos (idea que tal vez debería desarrollar más, pero ya comento que tiene que ver con el debate de humanos vs. tecnología y desarrollo sostenible).

Una máxima del Dieselpunk nos dice que “el peor crimen que (un dieselpunk) puede cometer es no contribuir con su propia visión del futuro”.

Es probable que vaya escribiendo más sobre el tema -spoiler- puesto que estoy en proceso de redacción de un libro -fin del spoiler- y me pique por escribir temas derivados si os interesan.

¿Sueñan con coches voladores y ovejas mecánicas?

Saludos a todos y gracias por visitarnos y compartir en su red social favorita.
Sitio Creative Commons.”

Link del articulo:

https://vidacotidianitica.blogspot.mx/2013/07/paleofuturos-vs-retrofuturismos.html

Mas información sobre los paleofuturos: http://elpais.com/diario/2010/12/17/tentaciones/1292613780_850215.html

http://www.taringa.net/posts/info/18963505/Asi-imaginaban-en-el-siglo-XIX-como-seria-nuestropresente.html

https://bernardoriego.wordpress.com/category/paleofuturo/

http://artecreha.com/paleofuturo/

“Villamelones” del Steampunk, delirios de un retrógrado.

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

DSC03394

PRIMERA PARTE. La motivación del artículo.

La introducción no podía ser otra que la transcripción de la controversia que origina las consideraciones aquí vertidas. Deseamos aclarar que no se citará el nombre de la comunidad en que se generó la controversia –no atribuible a esta-, porque se requiere rendir honor a sus integrantes, como administradores, que en todo momento demostraron poseer una envidiable estatura moral, que se puso de manifiesto, cuando se vieron precisados a tomar decisiones con respecto de este hilo de conversación especifico, y que amenazaba con desbordar los límites de una buena, debida y respetuosa conversación.

También pensamos que el directamente involucrado en la conversación que se pasará a transcribir, será el primero que se quejará con respecto a que no habría autorizado su reproducción – el sistema que acostumbra utilizar, es el de infringir ofensas confiando en que los agraviados, se abstendrán de decir nada, so pena de ser excluidos de la comunidad Steampunk.-, a este punto debemos de aclarar que la conversación transcrita, resulta ser pública y no existe impedimento para ser difundida, máxime que de la transcripción que se realiza; se aprecia la promoción de actitudes de intolerancia, dirigidas en contra de un determinado sector de personas…

Demos con la transcripción de una controversia que se generó en fecha 10 de mayo de 2017, la cual versa en los siguientes términos:

“Johannes Serpens: gracias XXXXX, aunque debo decir que lo dicho no es mas que una broma -aunque se basa en un autentico comentario-. En México -a pesar de lo que puedan decir algunos puristas desde sus gabinetes- en la realidad de las reuniones, eventos y platicas, a no pocos nos parece mas atrayente la contracción steamers, en olvido de los significados que se les pueda atribuir.

(intervención del administrador)
México es muuuuy grande y desde luego abarca más que un puñado de aficionados de una ciudad. Steampunks es la palabra y si me llaman purista por tener 3años de dirigir una revista del tema y publicar relatos…mejor purista que mero aficionado villamelón.

(intervención del administrador) … en este grupo no consideramos la existencia de aficionados “villamelón”, por favor modere sus adjetivos para referirse a otros camaradas.
Todos merecen respeto.

Pero si de puristas de gabinete?
Yo solo digo algo que pienso. Prefiero ser purista que villamelón. No llamaba a nadie en específico …

(…)

Probablemente se esté personalizando lo que no es, y explico.

Ante la frase

“En México -a pesar de lo que puedan decir algunos puristas desde sus gabinetes- en la realidad de las reuniones, eventos y platicas, a no pocos nos parece mas atrayente la contracción steamers”

Yo afirmo que México no es representado por un puñado de aficionados, pues las posturas son muchas y variadas. Afirmo que no, que no les decimos steamers, aunque algunos si lo hagan. Ante el comentario previo, yo sería “un purista de gabinete” y por ende mi comentario de “mejor purista que aficionado villamelón”.

No va contra el señor en específico, si no en general.

Desgraciadamente no son pocos los que entran al Steampunk y creen que están descubriendo el agua caliente, haciéndose pasar por expertos opinadores, cuando hay bastante material al alcance para leer y darse cuenta de muchas cosas, pero como tiende a ir en contra de lo que ellos plantean, les llaman entonces “puristas”. Años van que el Steampunk no se desarrolla por eso mismo, por que llegan los “villamelones” (nadie en específico) a querer tomar la batuta ¿el resultado? un steampunk constantemente en la adolescencia.

Espero de esta forma haya quedado más claridad y se entienda que no es mi intención causar problema alguno, si no dejar en claro que aunque cada quien le llame como quiere o mejor le parezca, hay un nombre consensuado desde hace tiempo ya —sea o no una postura purista—y venirse a inventar otro sin antes leer e informarse, o ignorando lo existente, me parece es ser muy pretencioso.

Una disculpa por el post tan largo, el posible mal entendido y el mal rato que este les haya hecho pasar.

Pasen buenos días…”

DSC03404

SEGUNDA PARTE. Disección de un argumento.

 

“Primero roban las palabras y después les roban su significado.”

 

“Por edicto de la Santa Inquisición, solo la Iglesia se encuentra autorizada para interpretar las escrituras. Por edicto de la Santa Inquisición quien pretenda interpretar las escrituras será reo de la Santa Inquisición…”

(“El Hombre de la Mancha”, versión fílmica de Arthur Miller, 1972.)

 

Nos sorprende y desalienta que a pesar de los años y siglos transcurridos, aún nuestra especie no haya podido ser capaz de desterrar las taras que denuncian nuestras actitudes intolerantes. No nos engañemos; el hecho de que algunas ideas resulten capaces de evolucionar, se debe única y exclusivamente a que lo hacen sobre la base de otras ideas, de cuya veracidad se pensó a pie juntillas y resultaron fiera y dogmáticamente defendidas, hasta que les llegó el momento en que fueron demostradas como erróneas u obsoletas para su época. La evolución de las ideas, no involucra el destierro de la Intolerancia, pues esta última se alimenta de la entronización de planteamientos y de seguidores dispuestos a defenderlos dogmáticamente a ultranza…

La materia del presente artículo, la constituye la transcripción que previamente hemos realizado en su PRIMERA PARTE, y tiene por objeto demostrar los errores metodológicos en que incurre nuestro entusiasta detractor, para intentar convenceros de la existencia  de una coherente estructura de ideas en torno del Steampunk. Por supuesto que la intención fundamental de este intento, no es el de encausarnos por el buen “camino”, sino más bien, para asumirse como habilitado para denigrar a todos aquellos entusiastas del Steampunk, mediante la anteposición del concepto de encontrarse “autorizado”, “…por tener 3años de dirigir una revista del tema y publicar relatos…”.

El sistema planteado por nuestro murmurador, se encuentra basado en los presuntos meritos que poseerían algunos steamers en contra de la mayoría de los mismos, en razón de las “obras” de los primeros, además de cómo es posible apreciarse de las afirmaciones en sentido de que: “…cuando hay bastante material al alcance para leer y darse cuenta de muchas cosas… hay un nombre consensuado desde hace tiempo ya…”, resulta que dichas obras, tendrían que dar cumplimiento a por lo menos, dos condiciones: Que se encuentren por escrito y que se hayan realizado con bastante tiempo de antelación (ahora nos explicamos por que se resalta la dirección de una revista por tres años…).

La méritocracia que nos propone nuestro sujeto de estudio, se encuentra conformada por todos aquellos integrantes que hayan escrito sobre el Steampunk, y hecho que presumiblemente, los elevaría por sobre cualquier “… villamelón…”, que no resulta ser capaz de entender algo sobre el Steampunk.

Cuando nuestro detractor  se refiere a una intelligentsia Steampunk, y que no dudamos que exista, aunque debemos de poner en entredicho la grandiosidad de sus “descubrimientos”, si atendemos al hecho de que generalmente al hablar sobre conceptos del Steampunk, nos encontramos con que estos no resisten no ya digamos un análisis profundo, sino el de la aplicación del sentido común más básico…

Desde el mismo momento que nuestro disertador, remontada hacia al pasado cualquier “conocimiento” sobre el Steampunk, resulta evidente que el pretender practicar un análisis que pueda partir de nuevos postulados (porque el conocimiento alumbrado por la intelligentsia Steampunk, se encuentra acabado), se encentrará irremediablemente condenado al descubrimiento del “… agua caliente…” (No obstant een que reliadad se dice: “Hilo negro y agua tibia…”), es decir, a la nada de conocimiento (por supuesto, siempre y cuando no existiese nada más que poder encontrar…).

Si no fuese por aquel gusanillo que tiende a infectar con el virus de la insidiosa duda a todo aquel edificio conceptual que se piensa correcta y debidamente estructurado. No resultaría posible evidenciar que el Steampunk, carece hasta de lo más basico, como lo es una denominación formalmente aceptada.

Lo más riesgoso con lo que nos pudiéramos enfrentar cuando nos encontramos en busca de conocimientos, es que no dispongamos con un mínimo de condiciones para efectuar nuestra labor, y entre las que se encuentra tener a disposición de marco conceptual general. Cuando la propia denominación del objeto que nos proponemos analizar, no se encuentra resueltamente definida, parpadean luces rojas de alarma, ¿Cómo se podría practicar un análisis objetivo respecto de algún aspecto integrante de nuestro sujeto de estudio, si hasta de este carecemos de lo más el elemental como lo es su denominación, y por tanto, estando a la deriva sus mismas posibilidades, implicaciones y restricciones? (o será que existe una especial forma de ceguera, que obnubila las capacidades perceptivas de la intelligentsia Steampunk, haciéndoles creer en la “perfección” de un sistema que hecha agua, que antes sus propios ojos, echa agua por cualquier sitio por el que se le mire…). Porque eso sucede en algo que debería de ser tan básico, como contar con un significado específico para la palabra “Steampunk”…

Si el Steampunk comprende (o deseamos que comprenda) tanto a la literatura, la música, las artes escénicas, la plástica, la moda, la arquitectura, el diseño e incluso entre otros rubros, a la forma en que socializamos nosotros, seguidores del Steampunk. Nos encontramos con que las definiciones que disponemos (porque hay tantas, que se ponen en duda su validez), NO comprenden todas estos contenidos…

El Steampunk como objeto de un posible estudio, cuenta con la complicación de que al ignorarse los contenidos admisibles bajo tal denominación, el estudio de un rubro particular se torna complicado (pero no imposible), sino es hasta que se retrocede para tratar de establecer una cabeza de playa, sobre la cual partir en la dirección que resulte necesario. Y es ante esta necesidad, que puede ser tomada en carácter de un repliegue estratégico, o de una oportunidad de oro para que sean los propios steamers, quienes planteen de una definición para el Steampunk, que englobe sus anhelos y expectativas respecto de él. Para que nunca más, alguien (o algunos) ajeno (s) a nuestras personales fantasías, pretenda unilateralmente obligarnos supeditar las propias a unas ajenas, o mucho peor, a algunas que ya se encuentran muertas, dada su impracticabilidad… Que cuando hablemos del Steampunk, lo hagamos en realidad con respecto al elementos más sensible de los steamers; su personal fantasía. Que la palabra Steampunk, no se trate de un concepto tan lejano a nosotros, que nos exija el tener que alcanzarlo, sino por el contrario; que nos refiramos a él, lo hagamos en realidad para describirnos tal y como somos.

Así visto, ¿aún es posible que alguien (o algunos) pretendan convérsenos de la presunta existencia de un sistema inherente al Steampunk, que en más de las veces da la impresión de tratarse de un buen par de grilletes conceptuales que nos resulta difícil de entender (no por incapacidad en nuestro raciocinio, sino porque el presumible “sistema” Steampunk, se oculta bajo las sabanas de un lenguaje seudo-intelectual, que en realidad oculta un enorme galimatías…), y aún después de todo esto, ese alguien o “alguienes” pretenden en base de ello, sentirse facultados para denigrar a quienes pretendidamente no dispondrían de ese conocimiento arbitrario? No gracias, así nos encontramos bien.

“… un puñado de aficionados de una ciudad… mejor purista que mero aficionado villamelón… Desgraciadamente no son pocos los que entran al Steampunk y creen que están descubriendo el agua caliente, haciéndose pasar por expertos opinadores, cuando hay bastante material al alcance para leer y darse cuenta de muchas cosas… hay un nombre consensuado desde hace tiempo ya —sea o no una postura purista—y venirse a inventar otro sin antes leer e informarse, o ignorando lo existente, me parece es ser muy pretencioso…”

Resulta sumamente atractiva por lo bien que retrata la transcripción que antecede, a la definición propuesta para la Intolerancia por wikipedia (https://es.wikipedia.org/wiki/Intolerancia_(sociolog%C3%ADa)cuando señala que:

“… LA INTOLERANCIA resulta ser cualquier actitud plano de las ideas, por ejemplo, SE CARACTERIZA POR LA PERSEVERANCIA EN LA PROPIA OPINIÓN, A PESAR DE LAS RAZONES QUE SE PUEDAN ESGRIMIR CONTRA ELLA. Supone, por tanto, cierta dureza y rigidez en el mantenimiento de LAS PROPIAS IDEAS O CARACTERÍSTICAS, que SE TIENEN COMO ABSOLUTAS E INQUEBRANTABLES…”.

Existen demasiadas definiciones para el Steampunk, y ninguna posee la capacidad de comprender todas aquellas implicaciones que nosotros, los steamers, le atribuimos por descontado. Más aún, ni siquiera en los verdaderos diccionarios de renombre internacional, podemos encontrar una definición para el Steampunk, es más NO resulta ser una palabra admitida (exceptuando al Diccionario Merriam-Webster, el cual realiza un medroso intento cuando define al Steampunk como: “Ciencia ficción que trata de las sociedades del siglo XIX dominadas por la tecnología histórica o imaginaria a vapor.” ¿Dónde se ubicaron las implicaciones que los stramers, atribuimos a la palabra?).

Después de esta pequeña critica a los argumentos de un detractor mexicano, que tiene la desfachatez de denigrar a los steamers de su propio país, calificándolos de sujetos que: “…creen que están descubriendo el agua caliente, haciéndose pasar por expertos opinadores…. Años van que el Steampunk no se desarrolla por eso mismo, por que llegan los “villamelones” (nadie en específico) a querer tomar la batuta ¿el resultado? un steampunk constantemente en la adolescencia…” Debemos de preguntarnos ¿Quiénes en realidad se oponen a la expresión libre del Steampunk, anteponiendo una estructura que ha demostrado ser contradictoria, y sin embargo sostenida de manera fanáticamente intolerante? ¿Quiénes resultan ser los retrógrados?

PC STEAM (Avance)

Etiquetas

, , , , , , ,

No nos propusimos limitarnos a un simple “tuneo” Steampunk de una PC. Tampoco nos interesó trabajar viéndonos forzados a adecuarnos a la estructura del gabinete de computadora de escritorio –ya hay muchas PC´s Steampunk, que ajustan a esos gabinetes o que por lo menos, reproducen la nostalgia de su creador por las formas de esos ingenios…-, pretendemos que sea el gabinete, el que se adecue a nuestra visión de una PC.
Deseamos imponernos el desafío de intentar cosas que contribuyan a dar al traste con algunos paradigmas.
Que realmente seamos nosotros, quienes dictemos la estructura de un gabinete planteado a partir de un mueble metálico de almacenaje, una PC, madera, y lo más importante: nuestra personal propuesta para el diseño de una PC Steampunk, sin que ello pueda ser considerado como una simple colección de adornos y engranes que simulen encontrarse provistos de utilidades inexistentes…
Deseamos que nuestro particular diseño de una PC Steampunk, les resulte interesante, así como quizá útil, y hasta espectacular -bueno lo será con los elementos que aún faltan de ser colocados…-. Disfruten las fotografías con que acompañamos este proyecto.

DSC03621DSC03622DSC03618DSC03617DSC03646DSC03645DSC03644DSC03643DSC03623DSC03624DSC03625DSC03626DSC03627DSC03628DSC03629DSC03630DSC03642DSC03641DSC03640DSC03639DSC03638DSC03637DSC03631DSC03633DSC03634

 

 

 

Chocolat, el esclavo venido a clown

Etiquetas

, , , , , , , , ,

“Hay entre las antiguas escenas cómicas del circo una que tiene algo de simbólico. La última vez que la vi representar fue por el gran artista que acaba de morir, acompañado de su inseparable colaborador. De pie en medio de la pista, Footit cantaba una canción a la luna, una lenta, una larga, una monótona canción, hecha de repeticiones de un solo verso. De pronto, Chocolat se le acercaba y trataba dee decirle algo al oído. “Déjame”, murmuraba Footit. Impaciente, Chocolat lo tiraba por la manga, sin lograr moverlo.. Luego, furioso, comenzaba a darle puntapiés con el pie derecho, hasta que se cansaba, y cambiaba de pie. Y Footit cantaba siempre, muy triste, sin notar los golpes. Y Chocolat, jadeante, redoblaba las patadas, hasta que, al fin, caía de fatiga. Footit seguía cantando. Y al cabo de un rato, al terminar su canción, volvíase hacia su amigo, y viéndolo muerto, se reía. En esa farsa, que encarna la indiferencia ante el dolor y la burla ante la tragedia, el buen Footit creía ver el alma de su arte.”

E. Gómez Carrillo: “Ante la tumba de un clown”, en ABC (30/10/1921)

“LAS HERMANAS CASTAÑO CAPETILLO

Doña Reyes,Josefa y Dolores eran tres mujeres de “armas tomar” y muy “marimandonas”.

Don Patricio cuando volvió de Cuba se trajo un criado negro llamado Rafael Padilla y vivía en su finca de Sopuerta.

Un buen día las hermanas quisieron darle un baño purificador o un blanqueo a Rafael, ante tal panorama nada placentero el criado huyó despavorido.Las hermanas siempre estaban clamando contra él,¡Cubano haragán,que no trabajas!
Se publicó un bando de busca y captura:Sirviente negro propiedad de la familia Patricio del Castaño,se busca.

El criado había nacido en Cuba el año 1868 se llamaba Rafael Padilla y era hijo de esclavos,se quedó huérfano a la edad de ocho años.Fue vendido como peón agrícola a la madre de un comerciante portugués.

A los 14 años huye de la casa y se dedica a vivir de sus trapicheos,no sabemos los detalles pero entró a trabajar en la casa de don Patricio.

El famoso clown blanco Tony Grice lo descubre deambulando por las cercanías de la ría en Bilbao.

Tony solía venir para actuar por las fiestas en la villa,con el Circo Parish y con el Circo Alegría, de Micaela Alegría que solía instalarse en la calle Rodriguez Arias el año 1904.

Quedó impresionado por su vigor físico y su arte como bailarín,lo contrató en su compañía y terminó con partenaire en algunos de sus números.

Después comenzó hacerse llamarse con el nombre artístico de “Chocolat”.

chocolat_bailando_en-el_irish_american_bar_toulousse-lautrec_1896Chocolat bailando en el Irish American Bar
Toulousse-Lautrec (1896)

lautrec

Toulousse-Lautrec

Su número más famoso por aquél entonces era montado en una mula salvaje que siempre acababa lanzándole fuera de la pista.

En 1886 Foofit y Chocolat actuan juntos en el Circo Medrano de París,que lo fundó el payaso español Gerónimo Medrano.

Así durante años formando un dúo cómico entre el autoritario clown blanco y un augusto negro que se llevaba las bofetadas.

le-nouveau-cirque-16

Nouveau Cirque

En el año 1899 los hermanos Lumiere recogen su actuación en una película.

El triunfo le llega a Foofit y Chocolat a partir de 1906 en el Folies Bergere,a Chocolat lo inmortalizó Toulousse-Lautrec el año 1896,en un cuadro donde aparece bailando en el Irish Bar.

En el año 1910 se separa la pareja,Foofit quería meter a su hijo de pareja.

Posó para anuncios de Héve Jabón y la escritora francesa Colette en la novela Gici habla de él.

Chocolat hace teatro y de payaso ambulante,actúa para los niños en los hospitales de París.

Con el paso de los años Nicolás del Castaño en un viaje a París,fue al circo y Chocolat lo reconoció entre el público.Al final de la función corría hacia él gritando:¡Ay mi amo,ay mi amo,ay mi amo…

footit-y-chocolatFootit y Chocolat

En el año 1917,muere alcoholizado y empobrecido con 49 años de edad.Se le entierra en una fosa común de Burdeos.

acta%20defuncion%20chocolatAsiento de la defunción de Rafael Padilla “Chocolat”

Ahora sabemos que Rafael Padilla,fue enterrado y existe el registro en el cementerio.

Tiene un hijo adoptivo Eugene Grimaldi,llamado Chocolat hijo que tuvo cierto éxito en la década de los años 1920.

Jacinto Benavente,en un artículo periodístico, elogia a Tony Grice un glorioso clow.El clow Medrano conocido en París como Bum-Bum es un buen payaso a lo aldeano de risa franca.

Foofit es el más parisino y Chocolat el clown negro con la pimienta de su exotismo,que tantas curiosidades femeninas despertó.”

Links: http://memoriasclubdeportivodebilbao.blogspot.mx/2014/09/a-familia-del-castano-capetillo.html

https://ventriloquia-y-mas.blogspot.com/2013/09/footit-y-chocolat.html

HAZ STEAMPUNK, NO LA GUERRA (XXIV), ensayo sobre el contracultural.

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Steampunk es la palabra para nombrar a una variante dentro de llamado retrofuturismo, el cual se ubica en un alterno Siglo XIX.

Para poder ahondar en el Steampunk en lo particular, debemos primero habar del retrofuturismo en lo general, para poder señalar que es Retrofuturismo toda expresión que asimila en su propuesta visual, de vestir o de hablar, referencias a épocas anteriores –de lo que proviene la acepción “retro”-, pero fusionadas con las propias dela época en que se expresan –el “futurismo” determinado por nuestra contemporaneidad-. La consecuencia de la realización de la puesta en práctica de un ejercicio de retrofuturismo, es presentar una nueva visión de la realidad que aparenta corresponder a una época histórica anterior, pero que conscientemente busca delatarse como una especulación, cuando con toda intención se introducen notas de anacrónicas, mediante la introducción de elementos de la actual época, así puedan simular estilísticamente los motivos artísticos de la época simulada.

computer-case-mod

¿Una computadora electrónica en el Siglo XIX?

El Retrofuturismo, no puede ser identificado como recracionismo histórico, ni tampoco como una visión Vintage.

004

La recreación de batalla

Mientras que el recracionismo histórico, busca la reproducción puntual de un periodo y/o un momento histórico en particular en todos sus aspectos, y que van desde las formas de vestir –que incluye utilizar materiales parecidos a los de la ápoca-, de ser posible, utilizar auténticos objetos de la época recreada, y hasta la utilización de modismos de trato social vigentes en aquel momento. En el Retrofuturismo sólo se pretende aparentar corresponder a una época, pero no su reproducción puntual.

cl140_1_1

El gramófono con reproductor de CD

El Vintage de una recreación de artefactos y ropas de épocas anteriores, con utilizando materiales actuales. Se podría hablar de un recracionismo restringido en cuanto que no pretende reproducir épocas ni hechos históricos, pero a loa vez, amplio en cuanto hace que se permite crear una presunta historicidad.

El Retrofuturismo se encuentra integrado por visiones que se identifican en atención a la apoca que pretenden -como hemos dicho- simular.

CLOKPUNK. Ubicado en la alta edad media, momento del renacimiento y de los trabajos de Leonardo Da Vinci.

STEAMPUNK. Con ubicación en el Siglo XIX. La segunda Revolución Industrial, las epopeyas de exploración, la literatura de Ciencia Ficción, etc.

DISELPUNK. Ubicado en los primeros treinta años del Siglo XIX. Los motores de combustión interna, el belicismo, el gansterismo.

ATOMICPUNK. Centrado en las décadas 40´s y 50´s. La amenaza atómica, las formas “futuristas” de los bienes, Flash Gordon.

Dentro de la clasificación que involucra el término Retrofuturismo, podemos encontrarnos con ejemplos de presumibles retrofuturismos, que sólo contribuyen a demostrar que esta especie, ha sido sujeta a la introducción de categorizaciones arbitrarias, que en la realidad no presentan ningún rasgo de identificación con lo que debe de ser llamado Retrofuturismo.

El CYBERPUNK es un caso excepcional de un presumible “Retrofuturismo”, que desearíamos a nivel emocional que diese satisfacción al concepto. Y sin embargo no coincide con el mismo.

El CYBERPUNK utiliza especulaciones respecto de la Ciencia y la Tecnología de un futuro más o menos cercano, que contrario a la definición del retrofuturismo en cuanto que se trata de una fusión de una época anterior y la actual, se centra en este futuro, con el fin de entresacar una enseñanza moralizante, mucho más identificable con la literatura de Ciencia Ficción que con el Retrofuturismo.

El CYBERPUNK se nos presenta antoja como una forma modernista de contar fabulas que nos previenen de los novedosas conflictos morales que involucran los avances de la Ciencia, la Tecnología y la robótica.

Con la honrosa excepción personificada por el CYBERPUNK, nos encontramos que conjunto a las propuestas retrofuturistas formalmente aceptadas por satisfacer plenamente el concepto del que debe de ser tenido por retrofuturismo. También lo subyacen hay propuestas auto-asumidas como “retrofuturismos”, y que sin embargo, no satisfacer el principal elemento diferenciador de éste; la referencia a una específica época qe debe de resultar anterior a la nuestra.

Generalmente las propuestas auto-asumidas “retrofuturistas”, se estructuran con base de un punto de fuga que desconoce el elemento de “historicidad”, para proyectare hacia planteamientos atemporalmente fantásticos como lo son las hadas o hacia la ecología, como en el caso del GREENPUNK.

Hadas, gnomos, trolls, etc., se nos antoja como una extensión injustificada de la fantasía, que sólo recurre a modelos previamente planteados por la literatura de Fantástica, sin que pueda ser entendido puntualmente el objeto que se pretende.

Consideramos que el ejemplo más contradictorio entre los auto-pretendidos “retrofuturismos”, lo constituya el llamado GREENPUNK, y nos explicamos:

IMG_20150612_182354

El GREENPUNK al sumirse en carácter de una propuesta de corte ecologista, no podría justificarse simplemente con la fabricación –de manera artesanal- de bioesferas, o medios biológicos controlados, además de que estas son prácticas comunes en la ecología de viejo cuño. Tan claro como resultó para el ecologismo original, como también resultará inevitable al GREENPUNK, concluir que la diferencia está tanto en las manos de los sujetos en lo particular, como de su interactuación frente a los demás. Es decir; por cuestiones de programa, la militancia se hace indispensablemente necesaria a fin de que el GREENPUNK no desaparezca como propuesta ineficiente…

ACCIÓN es la tarea que se imponen tanto los retrofuturismos, como aquellos que se auto-asumen serlos, cuando todos ellos componen su denominación con el adjetivo “PUNK”.

El asumirse como Punk, es entendido -lejos de que un movimiento contracultural específico, como comúnmente se identifica- como una actitud reivindicatoriamente opuesta a lo establecido. Es decir; el Punk solo hace referencia al hecho de oposición, pero sin señalar el método con que se articulará esta actitud de enfrentamiento.

Una actitud de enfrentamiento implica en si misma, la defensa de una determinada posición normalmente ideológica en las personas, y que solo puede serlo de esta última manera en los cuerpo sociales, como lo son los retrofuturismos, siempre y cuando en realidad resulten ser “PUNK”.

El Punk visto como una actitud reivindicatoria a un nivel social, exige un encontrarse sustentado en una ideología articulada cuya particularidad reside en que resulta ser opuesta a la aceptada –sin que sea necesario introducir el criterio subjetivo de lo “correcto” y lo “incorrecto”-. Y siendo la coherencia de la articulación ideología, la que podrá determinar la efectividad del método elegido para el enfrentamiento.

La acción requiere de un método. Y métodos de enfrentamiento presentan un espectro que desde el pacifismo –que corresponde a un método de acción, y no una justificación a la apatía- la participación “encubierta” dentro del contexto a que opone, y por último, el enfrentamiento frontal…

La palabra “PUNK”, no establece el método de acción de debe de ser utilizado. No obstante que existan individuos que asuman erróneamente, que el único posible método para reivindicar su oposición sea el enfrentamiento directo y físico. Pero afortunadamente son los pocos.

La coherencia ideológica, conlleva el forjamiento de una percepción particular de la realidad, y de cómo debe de comportarse esta. Se establece visión cultural que al ser opuesta a la que socialmente es aceptada, la convierte en una visión contracultural.

El método de acción de las contraculturas se encuentra condicionado por los recursos de que puede echar mano, y que son los mismos que les ofrece de la época en que nacen estas propuestas contraculturales -pareciera una paradoja que las contraculturas resulten refractarias a la utilización de los recursos que les ofrecen por ejemplo, las tecnologías de la información. Pero la realidad es que su utilización involucraría una contradicción con respecto de su ideología…-. Así es posible identificar que son las nuevas tecnologías, y particularmente de las de comunicación, son las que en realidad fungen como fiel de balanza para determinar una división de propuestas contraculturales, pre y post tecnologías de la información.

Las propuestas contraculturales previas a la masificación de los métodos de comunicación, conciben a la Ciencia y la Tecnología, como la principal fuente de los males de la Humanidad –guerras, tecnificación de la Sociedad, alienación, etc.- y como las herramientas fundamentales sobre la que se preserva el Status Quo. Por lo que resulta natural que la Ciencia y la Tecnología, sean tomadas como elementos que deban de ser rechazados en su conceptualización de lo que debería ser entendido en carácter de una Sociedad ideal.

El caso más representativo de una propuesta contracultural alumbrada previamente a las tecnologías de la información, y que integra su propuestas ideológica, el rechazo al avance técnico. Lo constituye el movimiento jipie.

descarga

Los jipies rechazan a la Ciencia y la Tecnología, por considerarlos la fuente de muchos males, viendose en la obligación moral de rechazarlos hasta el nivel de prohibirse su utilización, además de contraponerles los experimentos sociales de las comunas. Además de refugiarse en las practicas New Age, porque al rechazar a la “Civilización”, también involucraba dar la espalda a la civilización occidental basada en esa idea.

Y no es que el movimiento jipie fuese retrogrado, sino que resultaba ser una respuesta idónea a la condición de cosas vigente en ese momento, así como apropiada a esa época. Pero no adecuada para nuestra época… Cada época obtiene la Contracultura que le resulta apropiada. Ahora podemos entender porque es que las contraculturas anteriores a las tecnologías de la información, son tan refractarias a la asimilación de la Tecnología…Una contracultura Had Hoc para toda época, y con los medios que le ofrece su momento…

Las contraculturas post tecnologías de la información, si llegaran a concebir a la Ciencia y la Tecnología como malas, sólo les atribuirían una participación circunstancial, y que en virtud de este atributo de circunstancialidad, resultaría posible reencauzar sus objetivos.

Las actuales propuestas contraculturales que son también las alumbradas dentro de las tecnologías de la información, son conscientes de que cuentan con medios efectivos –nunca novedosos porque de siempre ha convivido con ellos- para incidir socialmente –tampoco ven la necesidad de autoexclusión porque el mundo no es tan sórdido-, además de que tienen a su disposición un medio que contribuye a ubicar en igualdad de circunstancias de confrontamiento, y desprovistas de elemento de violencia-, al particular y a las organizaciones comerciales y estatales; el Internet.

Es de todos conocidos, que el Internet se ha convertido en el medio reivindicatorio de demandas más efectivo, al igual que ha generado sus particulares formas de acción militante –puede provocarse que un sistema “se caiga” con una acción coordinada de ingreso a un sitio, en una cantidad de usuario que saturen las posibilidades del sistema atacado. Así como que también se han creado nuevas mitologías, como lo es la de Guy Fakes, que reuslta mejor reconocida como el personaje enmascarado de la película “V de venganza”, o por el grupo militante ANONYMUS. El Guy Fakes del Internet, no es aquel hombre antimonárquico que deseó hacer volar al parlamento. Este Fakes, ni si siquiera se ve impelido a hacer uso de la violencia –no se requiere en el medio digital-, para establecer sus reivindicaciones.

Las nuevas contraculturas, vienen gestionando el cambio social desde adentro de la Sociedad. Buscan una trasformación de terciopelo.

DSC03249

STEAMPUNK

El Steampunk nace como denominación y sólo por lo que hacía a su expresión literaria– porque desde hacía tiempo atrás, se venían presentando expresiones particularmente visuales “proto-steampunk” expresamente en el Cine –entre las décadas de los setentas y ochentas del Siglo XX, las cuales se encontraban basadas en un “extraño estilo histórico”, la cual, podría recibir un nombre determinado por la tecnología de la época, y mismo que podría ser “Steampunk”, según lo propuso K.W. Jeter autor de la novela Morlock Night. Dando inicio a una serie de problemas que parten del hecho de la carencia de definiciones.

El Steampunk se presenta como un caso de clasificación problemática, dado que se cuenta con limitados indicios de lo que puede ser entendido como Steampunk, y que se limita a la certeza de que se trata de un ejercicio fantástico ubicado en el periodo histórico del victoranismo, y lo que le otorga un “extraño estilo histórico”, además de que debe de encontrarse relacionado con la tecnología de la época… ¿Quiénes y en qué momento, decidieron atribuir la denominación “Steampunk”, a las expresiones musicales, visuales, artesanales e incuso sociales de seguidores de una historicidad alternativa para un Siglo XIX imposible, prescindiendo proporcionar una definición clara sobre lo que debería de ser entendido como Steampunk en todas estas vertientes?

El Steampunk, a causa de la ausencia de una definición establemente totalizadora, ha crecido desorganizadamente en todas direcciones posibles y admitidas simplemente por virtud de la aclamación de la Vox Populi –esto resulta evidente cuando en las redes sociales resulta admitida todo tipo de imagen que porte la etiqueta “Steampunk”…- generando un dilatado espectro de posibilidades estilísticas y de ejecución, y que propicia que no pocos auto-asumidos “artistas” o “creadores” deseen montarse en la ola de la ventaja comercial que les ofrece el hecho de que el Vintage se encuentre de moda, y que el juego de época que se aprecia en el Steampunk, pase fácilmente como Vintage para su introducción en alguna obra, de algún motivo que rememore al Siglo XIX. De esta manera, estaremos ante una creación que puede ser considerada ya como Vintage, ya “Steampunk”… Aunque en realidad no debería de importarnos aquellos compradores, a quienes engañan los “creadores” comerciales. Aunque si debe de condierarse introducir una nota de alarma, el que esto suceda al amparo de la palabra Steampunk.

La totalidad de lo que se conoce como Steampunk, presenta un seguimiento de grado por parte de sus adeptos. A unos les puede interesar la totalidad de las implicaciones del Steampunk, mientras que otros pueden resultar específicos el hecho artesanal, la música, la vestimenta, su literatura, etc., lo que corrobora en ello mismo, la existencia de una disparidad cualitativa, y en donde también se percibe que la ausencia de directrices se encontraría suplida por una percepción en el fuero interno de que es lo que satisface nuestras necesidades, así como que sería lo que en lo personal, percibamos como Steampunk…

Si bien el escenario donde se encuentra el Steampunk entendido como compendio de elementos, parecería oscuro. También es cierto que una definición que habría nacido incompleta, puede ser considerado como poseer un vaso medio vacío, o considerarlo como un recipiente con posibilidades de ser colmado con nuestras aportaciones.

La ausencia de una definición totalizadora para el Steampunk, podría ser vista como la posibilidad de ofrendarnos a la seguridad –y control- de que nuestras acciones, puedan ser planeadas y reguladas por leyes de obediencia obligatoria. O que la misma falta de elementos de una definición, nos procure el ejercicio de libre arbitrio en aras de la construcción del Steampunk que personalmente nos satisfaga. Finalmente no se cuentan con leyes, sino apenas con algunos principios. Si a nosotros nos satisface una visión del Steampunk del orden contracultural por la conveniencia que involucra el carecer de leyes, no requiere de dictadores, jueces y policías encargados de obligarnos a hacer cumplir algo que debe de ser ejercido de manera libremente espontanea.

Si el Steampunk, contempla un elemento de inconformidad –y que resulta resaltado por Bruce Sterling, otro de los creadores de Steampunk literario-, y dado que aparece como concepto entre las décadas de los setentas y ochentas del Siglo XX, resulta apropiado ubicar a dada su convivencia junto a las tecnologías como “post tecnologías de la información”, en el espectro que hemos enunciado para las expresiones contraculturales.

“…En primer lugar, el steampunk es una crítica de la tecnología no ludita…” Manifiesto del Profesor Calamity

El Steampunk es incapaz de expresar relación con la Ciencia y la Tecnología, como una basada en el “amor-odio”. Ama la tecnología por las ventajas que le proporciona, pero le resulta imposible odiarla sin conferirle personalidad. En el Steampunk, la Ciencia y la Tecnología no pueden ser consideradas más que herramientas, cuya maldad o bondad se encuentra determinada por las inclinaciones de su usuario, por tanto resulta un error atribuir características humanas a las máquinas.

Aunado a lo anterior, percibimos que es el mercado, con su afán mercantilista; el que contribuye a la degradación de lo que esencialmente debe de ser considerado como humano, al condicionarlo a la cantidad, calidad y novedad de la tecnología que se pueda consumir…

Si es el ser humano quien mediante el uso y abuso vicioso de la Ciencia y la Tecnología, demuestra cómo se auto-concibe y de la manera en que las utiliza. Resulta evidente que debe de ser estructurado un esfuerzo tendiente a resaltar las connaturales características y atributos de los seres humanos por sobre el comercio, el consumo y del papel de la Ciencia y la Tecnología en su existencia.

El Cyberpunk que desde su nacimiento, se caracterizó por tratarse de un planteamiento absolutamente literario. Nos ha proporcionado las fabulas apropiadas a las condiciones del Siglo XXI, así como las moralejas que le resultan absolutamente apropiadas. Mientras que en materia literaria, el Steampunk se ha venido desempeñando,diríamos de manera “discreta” contando historias, pero sin imponerse tareas un poco más elevadas… Aunque para ser justos con el Steampunk, ni Bruce Sterling en su “Guía de Usuario del Steampunk” (2008), ni del contenido de los manifiestos del Profesor Calamity (2014) y deJake Von SALT (2011), se desprende que se atribuya peso ideológico a la literatura Steampunk.

IMG-20150326-WA0005

Sterling, Calamity y SALT, resultan omisos al momento de señalar el peso específico que conllevaría la literatura Steampunk, y aun cuando debería de atribuírsele el papel propagandístico que resulta común en los movimientos contraculturales, en los cuales, y en no pocos casos, existen textos tenidos como fundamentales de sus ideologías. Pareciera como si la literatura Steampunk, no hubiese reivindicado su responsabilidad de constituirse en la conciencia y programa del Steampunk. Aunque siempre existe la posibilidad de reencauzar el camino.

El método de acción del Steampunk, es entendido como uno práctico militante que privilegia la actuación con toda la apariencia Steampunk. Por supuesto que no nos referimos a la conformación de brigadas de la chistera, apostadas en las esquinas de las calles dando caza a quienes no convergen con el Steampunk. Además de que tanto ideológico como metodológicamente esto sería imposible: El Steampunk sería sólo el nombre de un planteamiento de corte humanista –el Humanismo se contrapone al belicismo-, además de que su forma de acción es recurrir a la tecnología –el democrático Internet-.

La forma de acción que propone el Steampunk, recurre al empleo de la inteligencia y capacidad manual de sus seguidores, para que sean estos, quienes efectúen primeramente una tarea interna de revaloración de la esencia humana, mediante el reconocimiento de sus capacidades de creación. Las artes y la artesanía, corresponden a los medios idóneos para logar la auto-afirmación de las implicaciones de considerarse ser humano. El hecho de crear, implica la preexistencia de un creador…

La creación como actividad encaminada a la autoafirmación, queda maximizado mediante su enfrentamiento al mercado. Se le demuestra depender menos de él, al demostrarle que cuenta con la capacidad de producir satisfactores. Pero sin que exista nuevamente un rechazo absoluto al mercado.

Resulta inevitable recurrir al mercado, pues no todo puede ser producido artesalmente. Aunque también, no todo puede ser adquirido en el mercado… c0mo lo es todo aquello que implica un ser humano… En la medida en que las personas tomen conciencia de ser individuos, es que se podrán sostener tratos de comercio más limpios.

“… Los Steampunks rehuyen el consumismo de la cultura popular. Deliberadamente reducen a lo mínimo [en lo material] sus vidas escogiendo poseer un par de cosas de calidad más que armarios llenos de bienes producidos en masa… Los Steampunks quieren comprar algo sólo una vez y poder pasarlas a nuestros hijos. Incluso mejor, queremos ‘hacer’ algo una vez, algo que usemos cada día para el resto de nuestra vida. Algo que nos recuerde cada vez que lo usemos que tenemos esa habilidad. Algo que nadie más en el mundo tenga.” Manifiesto de Jake von SALT

En el acervo de técnicas de acción de la militancia contracultural, se encuentra la de la producción artesanal de satisfactores.

Los productos elaborados al seno de las visiones contraculturales, tienen como fin primero, el de proporcionar a sus integrantes, bienes “auténticamente” propios de dichas expresiones. Lo cual, por sí mismo delata el hecho formal de que el uso de estos productos, crea un sentimiento de pertenencia a tal o cual expresión contracultural.

Ante la posibilidad de hacerse de un producto que se encuentre en el mercado formal o del fabricado artesalmente dentro de un movimiento contracultural, y si se trata de un seguidor el movimiento, éste adquirirá el de producción artesanal –lo que implica la existencia de un mercado cautivo. Que como concepto, resultará fundamental en el momento de definir los grados de lealtad para con las contraculturas…-. Además que quién se hace con un producto propio de la visión contracultural de que se trate, es plenamente consciente de que ese acto, se trata de uno que concreta efectos socializantes, por un lado; refuerza el sentido de pertenencia grupal, y por el otro, fomenta la economía de movimiento.

DSC03479

“Lealtad”, “fortalecimiento” y “economía”, son conceptos utilizados en Economía, y como se habrá apreciado, también se encuentran presentes al momento de referirnos a los métodos de acción contracultural.

Los bienes producidos por las contraculturas, se encuentran provistos de un segundo mensaje –el más importante, a ojos de las contraculturas- implícito, y se es el que se presenta como la justificación de la militancia contracultural: Resultan ser productos dotados de la vida que les confieren sus creadores, mediante el uso de técnicas de producción artesanal -lo opuesto a la idea de corporación y de producción masificada- como atractivo que promueve su compra.

En una dinámica en que un bien de consumo, no presenta características de autor –el ser humano-, sino que se encuentra homogenizo por su producción masificada. Resulta claro que a los seres humanos, se les habría retirado la posibilidad de autoafirmarse como individuos, mediante el producto de su trabajo –la modalidad más recurrida de autoafirmación, si no existe posibilidad de desempeñar las tareas de aquellos quienes se diferencian del común de los demás por capacidades de excepción…-. Entonces, en una Sociedad de mercado ¿qué podrá surtir como factor individualízante para el común de la gente?, solamente la practica –aunque bastante inestable- de posesión de bienes de producción masificada… El aparente contrasentido de nuestra afirmación, requiere de un complemento; la posesión de productos de producción masificada, para poder concretar la ficción de “individualidad” o “status”, exige que su poseedor tenga la capacidad de adueñarse de aquellos bienes cuya producción sea limitada -Edición Limitada, Premium, etc.- o de que su precio resulte tan prohibitivo, que muy pocas personas puedan acceder a su posesión -a causa de la idea de status, es que existe en mercado de las copias…-.

La consecución de “individualidad” en una economía de mercado, resulta inestable al centrarse en la idea de posesión de bienes. El talón de Aquiles de esta estructura es la misma idea sobre la que se basa; el anhelo de poseer. Basta que que el bien sobre el que se deposita la idea de “individualidad” o “status”, resulte reemplazado por una versión novedosa, para que se destruya el espejismo de la diferencia, y se tenga la necesidad existencial de poseer lo que es novedoso, y así, por una cíclica eternidad… El Steampunk es un discurso en contra de la obsolescencia.

Criptozoología: El Steamlin. Fabula sociológica sobre los riegos en contra del Steampunk.

Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

Steamlin

1. m. y f. Homínido depredador parasitario dentro del Steampunk, que puede alcanzar hasta 2 m de longitud (de cabeza a cola, aunque muchas veces se despoja de esta última para poder pasar inadvertido), con poco pelaje localizado en cabeza y coyunturas, de color pardo oscuro, cabeza pequeña, dientes y uñas muy fuertes y filosas. Espécimen hermafrodita:
”Los steamlines no son marlines, los separan un mar de diferencias.” (Canción infantil).
2. Persona manipuladora, simuladora y traicionera dentro del Steampunk.

“Honorabilísimos damas y caballeros integrantes de la insigne National Gographic Society. Y cuerpo del cual, soy su más humilde servidor, pero con grandes esperanzas de compartir el honor de compartir con usías; los pedestales de sabiduría que ocupan tan honorablemente dentro de la Natgeo. Sean bienvenidos a este salón, a fin de escuchar mi muy humilde disertación sobre las características tanto físicas, como sociales de la especie animal de los Steamlin:

Su servidor, Erasmus Von Hammelin, doctor en Criptozoologia por la Universidad de Maguncia, Alemania. Soy el primero en admitir que la Criptozoogia, posee en sus dilatados anales; descubrimientos que podríamos a unos y otros, calificar de excepcionales, por lo que resulta extremadamente difícil, la determinación de que tal o cual descubrimiento, resultaría el superlativamente original… Es decir; -y hasta aún el día de ayer- no existía consenso sobre cual, podría ser considerado el descubrimiento definitivo. Situación por la que, con el fin de dejar zanjada esta cuestión del descubrimiento excepcional -en lo que como hemos dicho, la Criptozoogia es tan prolífica- y mismo que debería de ser tomado en carácter de pináculo, la cúspide, el Everest, el “NO HAY NADA MÁS ADELANTE”, las cataratas Victoria para Livistone, el epitome de la Criptozoogia. Permítanseme afirmar que sin que lugar a ninguna duda, este su servidor, ha logrado arribar a este descubrimiento máximo… (se escuchan entre escéptica audiencia, toses y estornudos vocalizados, que suenan como “cofuspido”o “achustonto”).

En esta ocasión, me encuentro en aptitud de declarar sin lugar a ninguna duda, que por fin se ha escalado el ultimo peldaño del edificio científico llamado Criptozoologia: Que a partir de mi investigación, sólo restará para nuestra querida disciplina; proceder al compendio y glosa de nuestros descubrimientos, y pasar a enunciar las correspondientes leyes. Así como prepararnos para prestar auxilio a otra disciplina que se encuentre necesitada de nuestras luces excepcionales, como bien lo es la Biología…

Así es querido público asistente: Hemos arribado al hallazgo de la década. No que va de la centuria. No que va del milenio. No que va; de TODA la historia natural de este Planeta. Siempre gracias a la mecenazgo decidido de la National Gographic Society (o la del marco amarillo, como la conocen los no iniciados).

Su servidor Erasmus Von Hammelin, me di a la tarea de estudiar una especie animal, que presenta la especial problemática de resultar proclive a su mitificación – Esta ultima idea, frente a la cual, la ciencia de la Criptozoologia se encuentra reñida a muerte.-, dado que sus escasas apariciones, o más bien; las privadas apariciones del objeto de nuestro estudio, dado que estas acontecen por regla general, estando presente no más de un testigo que también reúne el carácter de víctima, y condición esta última, que dificulta la obtención de datos objetivos, en virtud de la recurrente alteración del estado psicológico que dejan como secuela estos encuentros, y que hacen inutilizables para efectos prácticos tales testimonios…

Con lo anterior, deseo ejemplificar que la bestia objeto de nuestro estudio, se encuentra dotada de actitudes que sólo pueden ser explicadas, recurriendo a la explicación de que se encuentra provista -si sea un una versión menos refinada- del atributo de inteligencia, a la que se encontraría supeditada toda posible conducta instintiva, y lo que diferenciaría conductualmente a nuestro sujeto de estudio, de los depredadores de especies inferiores. A este momento podemos afirmar que el sujeto de nuestro estudio, se encuentra provisto si no de inteligencia asimilable a la de los seres humanos, sí por lo menos, con una que podemos calificar de “rústica” en cuánto que tanto por su conducta, como por la vocalización de palabras que profiere –porque se encuentra datada del don del habla. Aunque no de coherencia discursiva…-, apreciamos una pequeña luz en su pequeño cerebro obscurecido…

La conciencia de su papel de depredadores superiores –carácter solo determinado por el empleo de una inteligencia rudimentaria-, se encuentra delatada por la selectividad con que actúa al momento de elegir una presa –que será un ser humano, invariablemente-, y criterio que se encuentra integrado por los siguientes elementos:

INSERCIÓN SOCIAL. Para establecer este parámetro, el Steamlin convive socialmente con su presa –conducta que por sí misma, marca una enorme diferencia cualitativa con respecto de las costumbres de otros animales cazadores-, con el fin de informarse del contexto en que se mueve su presa –es común que el Steamlin no conozca el medio, y en la primera fase, simule inocencia y cooperación, para que una vez aprendidos algunos códigos de conducta social y los básicos conocimientos sobre los que se estructura la Sociedad de su presa, pretenda autoritariamente dictar nuevos códigos –la limitada inteligencia del Steamlin, no le permite asimilar con efectividad las sutilezas de la Sociedad en que se inserta, como para demostrar verdadero liderazgo-.

INDIVIDUALIZACIÓN SOCIAL. Aquí, el Steamlin pretende reivindicarse egocéntricamente como individuo, antes que elemento social. El esta fase, el Steamlin incurrirá en demostraciones de presunta originalidad en su apariencia o vestimenta –aunque puede incurrir en el extremo opuesto: Declarar la irrelevancia social de la apariencia y/o la vestimenta.

En esta fase, el discurso del Steamlin –por primera vez el Steamlin estará dotado de discurso. Irracional, pero discurso a final de cuentas- se encontrará compuesto por infinidad de citas –aunque ni el mismo comprenda su significado-, interpretaciones erróneas de las palabras –confundirá el significado y métodos del Steampunk, con los del movimiento Punk, bajo la creencia de constituirse en lo mismo-, todo ello causado por su limitada capacidad para el análisis y la enunciación de conclusiones…

La afirmación de individualidad del Steamlin, requiere de que el nivel intelectual de la Sociedad por la que se mueve, sea igual al de él –lo que implica un escandaloso descenso del intelecto…- o –preferentemente- menor al suyo, a fin de poderse presentar como una inteligencia excepcional…

Finalmente, la autoafirmación egocéntrica del Steamlin, pasa por la pretensión de dictar los aspectos que integran la Sociedad en la que se mueve. Pretenderá por ejemplo; establecer que es, y que no, Steampunk, impedir y/o obstaculizar eventos en que no se le otorgue reconocimiento, censurar –muy común en los medios de la redes sociales- las apariciones de quienes considera como competidores, promover prácticas de ostracismo y muerte civil –si no se hace mención de algo o alguien, no existirá, o por lo menos, no promocionaré su figura…-, erigirse en juez e enviar mensajeros con sus consideraciones de lo que debe ser adecuado dentro de los parámetros que él denomina como la escena, erigirse como organizador, el fundador, el primero, etc.

En el peor de los casos en que el Steamlin, se considere incapaz de controlar la Sociedad de invade, tenderá a la práctica de actividades, preferentemente individuales, donde no pueda presentarse amenaza a su dominio, o creará sociedades AD HOC donde el Steamlin, se encuentre en posibilidad de disminuir el nivel intelectual y convertirse así, en su teórico y dictador, además de poder obtener los beneficios –generalmente económicos- que dicha condición le ofrece.

Cómo podrá apreciarse, es el ámbito de la afirmación de su individualidad, en donde el Steamlin, demuestra su naturaleza de paracito social…

LA DEBILIDAD DE LA PRESA. La inserción social e individualización del Steamlin, corresponden a pasos preparatorios para poder determinar las debilidades de su presa que se mueve en el mismo medio social. Resulta evidente –los casos de ataque, así lo confirman- que el Steamlin, no ataca con el fin de satisfacer requerimientos del orden alimenticio, sino que la actitud depredatoria, se encuentra conscientemente dirigida –posible solo si se cuenta con una rudimentaria inteligencia- a la anulación de la que entiende como competencia para su dominación –por supuesto que en muchas ocasiones, resulta más hábil la presa que él. Finalmente, es en virtud de las acusadas diferencias de la presa frente a los demás integrantes de su medio social, que el Steamlin, se habría fijado en esa presa particularmente…

chupacabras2010

Así pues, pensamos que el perfil que hemos esbozado, corresponde puntualmente al comportamiento social de los Steamlines, no obstante encontrarse estructurados con base en los informes provenientes de segundas y terceras personas que se han impuesto de los ataques de estas bestias. Y nunca por informes de los sujetos atacados, los cuales, posterior a ser objetos de los embates de estos engendros, quedan en tan lastimoso estado físico y mental, que se requiere de su reclusión en sus hogares, aunado a que los agredidos, generalmente eligen cortar todo contacto social y hasta familiar, no deseando mencionar su horrenda experiencia…

La dificultad que representó el no poder contar con una descripción física de primera mano del Steamlin. Contribuyó por mucho tiempo, a fundar la convicción de que se trataba de otro mito ideado por mentes calenturientas y ansiosas de obtener algunos momentos de fama pública. Pero no, damas y caballeros, este depredador definitivamente existe, puesto que hemos recabado información respecto de tanto su apariencia, como de sus costumbres.

El Steamlin se trata de un animal gregario por simple cuestión de conveniencia. Por lo que podríamos perfeccionar una posible definición, aclarando que su gregarismo tiene grandes dosis de parasitismo. Esto es así, toda vez que su inclinación a reunirse en grupo –ya sea con seres de su misma especie o con otras especies, como la humana-, tiene por interés último, el obtener el mayor provecho personal que sea posible a expensas del grupo en que se aloja, tanto en lo material, como en lo psicológico. Por supuesto que estos posibles beneficios a favor del Steamlin, solo pueden ser susceptibles de ser obtenidos siempre y cuando la sociedad en que se aloja parasitariamente este depredador, reúna determinadas características a saber:

A) Puede tratarse de una Sociedad preexistente o de una creada exprofeso.

B) Que esta Sociedad se encuentre naturalmente o artificialmente desprovista de opiniones propias, lo que se traducirá en;

C) La celebración de la mediocridad del Steamlin, y lo que en definitiva alimentará su ego –esto resulta capital; el Steamlin es el único animal que tiene la capacidad de auto-convencerse de su importancia…-.

El mundo natural ha querido maldecirnos con el Steamlin, al proporcionarnos un espécimen que aparenta –y consideramos apropiado utilizar la palabra “aparentar”, puesto que implica la utilización de rudimentos de inteligencia…- poseer tendencias al gregarismo, cuando la realidad es que nunca ha renunciado a su forma de vida individualmente independiente. Y no nos referimos a la acepción comúnmente aceptada de Independencia, la cual sublima al sujeto, al entenderse como la voluntad consciente de afrontar y superar los inconvenientes que la vida, recurriendo a las capacidades de que naturalmente nos encontramos dotados. No, por el contrario, la independencia de que hace empleo el Steamlin, posee una autentica acepción negativa, en cuanto que ha quedado comprobado que la procuración del estado de independencia de este engendro, le exige negarse a compartir la idea de “éxito” logrado – el cual no existe en la más de las veces, sino como mero espejismo en su cerebro-, incluso con los seres de su misma especie. Aquí, la mejor analogía que encontramos para ejemplificar el comportamiento exhibido por el Steamlin, podría ser –con sus evidentes reservas y limitaciones- el comportamiento de las hienas…

chupacabras-1

Además de lo anteriormente precisado, debe de ser dicho que las tesis que hemos venido planteando, se encuentran parcial e indirectamente comprobadas en virtud del hecho afortunado de que los steamlines, se encuentren provistos del don del habla. Lo que ha propiciado que se posible perfilar la conducta de estos especímenes, en atención a su proclividad a referirse a ellos mismos, en primera persona –la única conjunción que puede efectuar esta especie…-.

En la limitada visón del Steamlin, no pueden coexistir méritos que no sean los propios, por tanto; no reconocerá ninguno, al menos que hacerlo, le reditúe algún tipo de ventaja para el mismo. Reconocer gratuitamente alguna clase de mérito que no sea el propio, es concebido por el Steamlin como un menoscabo a su dudosa fama…

La megalomanía del Steamlin, no otorga concesiones. Se trata de un organismo declaradamente territorial, que se auto-impide aceptar una posible convivencia en igualdad de circunstancias frente a otro sujeto, ya sea de la misma u otra especie. Por supuesto que esta intolerancia a compartir territorio, se encuentra directamente condicionada por su ya referida tendencia al individualismo sobredimensionado en sus presuntos méritos.

Los steamlines no solo se encuentran concientes que desempeñarán un papel social, se auto-convencen de que su participación resulta excepcionalmente correcta y que las demás en encuentran absolutamente equivocadas. Aunque como lo hemos mencionado con anterioridad; su propia certeza, se encuentra viciada de origen, por encontrase fundada en el auto-elogio irracionalmente hecho.

La irracionalidad es divisa de los steamlines, la especie es propensa a ello. Lo que no resulta gratuito, si se atiende a que la irracionalidad, funda su éxito como sistema, en la carencia de sistematicidad de sus premisas –que no son tenidas como tales, porque revisten el carácter de artículos de fe-, la ausencia de fundamentos racionales e incluso, de métodos de análisis… Lo por supuesto, resulta sumamente atrayente a aquellos sujetos que les resulta molesto verse en la obligación de pensar racionalmente, y se les reditúa comodidad contar con un argumento que no requiera de esfuerzo…

La irracionalidad rige la conducta del Steamlin. La lógica aristotélica o la matemática, resultan inoperantes frente a una pieza discursiva enunciada por un Steamlin. Y no puede ser de otra manera, si tomamos en consideración que el auto-elogio en meritos inexistentes, la agresividad para sus congéneres y otras especies. Requiere no de un discurso coherente, sino de uno que aparente serlo, de uno que rechace el empleo de cualquier método efectivo para arribar a la verdad o del más simple sentido común. Visto desde este ángulo, el discurso irracional de un Steamlin, resultará efectivo, no por la verdad de sus postulados, sino por el fanatismo incongruente de su defensa y la apatía de los espectadores del grupo social en que se ha insertado el Steamlin…

Si alguna vez tenemos la desdicha de encontrarnos en un apartado y lóbrego sitio, y de vernos enfrentados ante un Steamlin, veremos que la razón, no es moneda de cambio entre esta especie. Nunca podremos dialogar con estos seres, porque lo único que les interesa, es salir triunfantes, sin importar que sus argumentos, no posean pies ni cabeza. Ello no importa, sólo tener la última palabra. Ni aún entre sujetos de su misma especie, pueden darse el lujo de perder una controversia.

El Steamlin posee una especialísima y etérea dieta; subsiste en virtud del halago a su ego, e incluso de sus auto-propinados elogios… Es por lo anterior, que desde el punto de vista psicológico, no nos puede resultar extraño que la propia madriguera del Steamlin, presente motivos encaminados a rendir culto a la personalidad, mediante la exposición de fotografías, bustos, vitrinas exhibiendo dientes de leche, etc. Aunque si bien es cierto que desconocemos la mayor parte de los hábitos hogareños de nuestro espécimen, por la imposibilidad de poder localizar una madriguera en uso, ello no se constituye en impedimento para poder establecer con un alto grado de certeza, los hábitos domésticos del Steamlin, con base en su comportamiento exhibido, y sujetándonos –claro está- a la convalidación que de nuestras conclusiones, se realizará en un futuro cercano -estamos en aptitud de establecer un parámetro de tiempo, basados en nuestros descubrimientos, que acarrean la inminencia de contar con todas las piezas relacionadas con nuestra investigación-, una vez que sea localizado una autentica madriguera de Steamlin…

Damas y caballeros, el Steamlin, a pesar de sus ya reseñadas características tanto sociales como en lo individuales que exhibe, y que le convertirían en candidato apropiado en la obtención de un viaje sencillo por tren hacia la extinción, resulta que ni siquiera ha pisado el estribo, ni mucho menos entregado al checador su boleto. Puesto que implicando un hecho que desafía de manera directa a las leyes del reino natural, el Steamlin de manera que no puede calificarse menos de necia, se niega a extinguirse o a mínimamente, ubicarse en vías de extinción, sino que no sólo continua existiendo, sino que se aprecia una tendencia al crecimiento de su población…

Si bien la población de steamlines no es susceptible de una exacta cuantificación, en virtud de los problemas logísticos que involucra la tendencia de esta especie a mantenerse oculta, hasta en tanto que alguna de sus presas no se encuentre al alcance de su garra, y que cuente con la total certeza de que su esfuerzo se encontrara coronado con le éxito. Si en cambio, podemos estimar indirectamente su tendencia a multiplicarse, recurriendo a los datos que nos proporcionan los cada vez más numerosos casos de apariciones y ataques de estos seres.

Amable auditorio, siendo conscientes de que nuestras palabras pudieren resultar brutales a vuestros finos oídos. Pero también de que la Ciencia, no puede detener su marcha bajo consideraciones del todo validas como lo son las del pudor y el decoro, sin ocasionar retrocesos imperdonables para la Civilización. Es que me veo impelido a desprenderme de mi sentido de correcto comportamiento social, para poder afirmar que según la evidencia que ha arrojado el análisis directo del único espécimen de Steamlin que hemos tenido la suerte de examinar por algunos días en el Circo del señor Barnum, antes de que éste, desapareciera conjunto con un espécimen de sirena. Puedo afirmar que la forma de reproducción de los steamlines es asexuada, así como que se la prole se incuba fuera del Steamlin, sin que por ello podamos afirmar que resulte ser ovíparo, puesto que la materia base de su creación, lo constituye un incubo que se ha mantenido en estado de gracia atmosférica. Queridos asistentes, los steamlines se reproducen por generación espontánea, y les insufla vida, el más leve contacto con la esencia corruptora de un Steamlin acabado.

Una vez concluida la disertación del doctor en Criptozoologia Erasmus Von Hammelin – la cual, fue mucho más extensa que estas breves notas tomadas a vuela pluma-. Fue expulsado del Salón en que disertaba, por un grupo de personajes que ocultaban su personalidad –o su deformidad- con los sombreros calzados hasta los oídos y con los cuellos de las levitas alzados. Algunos asistentes, tal vez influenciados por las palabras recién escuchadas de boca de Herr Von Hammelin, quisieron ver en estos intrusos, una orda de steamlines, temerosos de que se hiciera del conocimiento del Publico, un estudio tan exhaustivo sobre su especie, y que el mismo, tuviese la capacidad de brindar herramientas a los seres humanos para destruir su dominio, así como que su siguiente paso, consistiría en convencer al Mundo de que Erasmus Von Hammelin, doctor en Criptozoologia por la Universidad de Maguncia, Alemania, nunca había existido.

De todo lo acontecido aquel día, lo cierto fue que al doctor Erasmus Von Hammelin, no se le volvió a ver en este Mundo, ni en el siguiente, según los espiritistas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

EL SUMERGIBLE, Joseph Remesar

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

“El que escribe define las reglas de una parte de su juego.” Paco Ignacio Taibo II

46ae15_7cb3c7ca3136409ca09ff18803653c78-mv2_d_3508_4961_s_4_2

De la lectura de la más reciente novela de Joseph Remesar; El Sumergible, es posible convencerse de que aún es imposible toparse con auténticos y excelentes ejemplos de relatos Steampunk, y no sólo de historias que pretendidamente aparentan serlo –esto último resulta de lo más fácil; basta con introducir en una historia cualquiera, referencias a gogles y máquinas de vapor, y voilá, tenemos una pretendida historia steampunk…-.

La trama de El Sumergible se encuentra definitivamente incrustada dentro de la llamada literatura Steampunk, desde el propio momento en que estilísticamente son utilizados los elementos torales de un buen y correcto relato –que son los mismos a también un buen relato de ciencia-ficción…-. El Sumergible, plantea que un oscuro ingeniero de nombre Nicola Tesla, habría construido un artefacto que revolucionará a la tecnología del Siglo XIX –por supuesto se trata de un Siglo XIX alterno al que históricamente conocemos-. Este ingenio, se convertirá en el objeto más codiciado tanto por naciones, como de particulares, puesto que se trata del único prototipo existente una vez que su creador ha desaparecido – nos arriesgamos a especular que debido a los desencuentros sufridos entre Tesla y el Mago de Menlo Park…-, así como que resulta imposible la replicación del artefacto, por la falta de planos completos. Lo que abonará a que sea la Ley de la Oferta y de la Demanda, la que determine el valor del revolucionario ingenio, mismo que resultará prohibitivo para algunos de los posibles postores, además de que otros serán excluidos intencionalmente de la puja. ¿Qué precio puede corresponder a la posibilidad de dictar los destinos de naciones y hombres?

El siguiente elemento a que atiende la trama de El Sumergible -y que es también fundamental en los relatos de ciencia-ficción-, corresponde a los efectos psicológicos que provoca en los sujetos, su ínteractuación con la Ciencia y la Tecnología.

Una vez adjudicado el artefacto de Tesla, y a través del trabajo de deducción realizado por el inspector de Scotland Yard, James Usera-Brackpool; podremos comprender que la pretendida vocación Humanista de la Ciencia y la Tecnología, nunca ha sido tal: Que siempre se han sujetado a cálculos estratégicos de un ajedrez al que no nos es permitido jugar, y cuya disposición de sus piezas, se nos mantiene intencionalmente oculta.

En El Sumergible, se presenta un artefacto que desde su concepción, se encuentra destinado a convertirse en un factor de fuerza, y una vez concretado en la realidad, fungirá como desencadenante de muchas más pasiones.

El Sumergible se trata de una obra cuidada, tanto en su trama como del escenario en que se desarrolla esta. Joseph Remesar considera que un debido, correcto, así como creíble relato Steampunk; debe de desarrollarse en Universo soportado por una mitología construida exprofeso para éste. De tal manera que las peripecias del inspector James Usera-Brackpool, nos resultarán íntimamente cercanas y reales.

En el Universo que nos propone El Sumergible, el inspector James Usera-Brackpool, interactuará con una variedad extensa de 46ae15_16b035b5bb764ab6a4400da745854dcf-mv2_d_3508_4961_s_4_2personajes dentro de una Sociedad Steampunk, que no es más que una de tantas, en una prolijidad de realidades que se desarrollan en planos dimensiónales diferentes. Siendo por ello que Sociedad Steampunk por la que se desplaza El Sumergible, no necesariamente debe de ser entendida como el antecedente de la nuestra, ni que la de nosotros, pueda ser entendida como la continuidad evolutiva de aquella. El Sumergible, nos plantea la posibilidad de coexistencia de una cantidad de
universos, como la física o la imaginación lo requieran… Ya la señorita Marie Nicole Llorca, se ha interesado en profundizar en esta especulación …

Con El Sumergible, Joseph Remesar no se ha conformado con simplemente contar una historia –para ello hubiese recurrido una extensión más corta y menos comprometida que la de un libro-, se ha involucrado en un esfuerzo por ponernos sobre antecedentes de un relato complejamente apasionante, en el que se encuentran pertinentemente integrados tanto personajes históricos, con otros que resultan ser los descendientes de protagonistas de ficciones ajenas.

La prolífica variedad de personajes que se nos obsequia en El Sumergible, contribuyen a que su lectura se convierta en una experiencia en que lo históricamente posible, se encuentre fusionado con fantásticamente increíble, ¿cuál es lo autentico y que es sólo ficción?¿El señor Arthur Conan Doyle, ejerció como médico de boxeadores, y tenía por costumbre frecuentar pubs de policías, para recabar notas con miras de convertirse en escritor en el futuro más o menos cercano?, ¿H.G. Wells ocultaba en su hogar una máquina?

Inglaterra siendo consecuente con su naturaleza imperialista, ha elegido a su próximo objetivo colonialista: La Federación Bolivariana. La Federación se encuentra en el momento más vulnerable de su existencia; la de su nacimiento a la independencia –también en este alterno siglo XIX, se presentan guerras independentista-de España, no sin haber mermado su poderío militar, así como sacrificado la posibilidad de su modernización. Debilidades que resultan ser sinónimo de suicidio para las jóvenes republicas americanas…

 Los estrategas del Imperio Británico, después de una dilatada planeación –los ciudadanos ingleses, como el inspector James Usera-Brackpool, no requieren de ser informados sobre los planes de la corona…- auguran una corta compaña en contra de la Federación Bolivariana, la clave en que se sustenta esta previsión, es la capacidad de transporte de la nueva nave insignia de la corona: El Gododdin.

 ¿Acaso no delata la injerencia de una voluntad superior, el hecho de que naciones con potencial económico para adquirir el artefacto creado por Nicola Tesla, una a una vayan siendo excluidas del negocio, para qué su subasta se convierta en un negocio entre particulares? ¿En qué momento las especificaciones del artefacto de Tesla destinado para el Gododdin, resultaron coincidentes con las del Neemo? Una inteligencia muy por encima de la de la Royal Navy, ha convencido a esta de haber empleado su libre albedrío – Giovanni Papini afirma que el mayor logro del Diablo, consiste en habernos convencido de que no existe. Quizá sólo sea que nos ha gustado pensarnos libres… – La Federación Bolivariana representada por Don Antonio José de Sucre, en un esfuerzo por preservar su independencia, se aliara al Raja de Bunderlkund.

46ae15_eed5d5d34a3248428e517c8a940dd2ee-mv2_d_3508_4961_s_4_2Se había esbozado al final de la novela de Julio Verne, 20,000 Leguas de Viaje Submarino, que el capitán Nemó habría corrido una desafortunada suerte, una vez que el Nautilus fue atrapado por las aguas del Maelström. Ahora sabremos por El Sumergible, la suerte de Nemó a través de las referencias del propio Julio Verne, como del Raja de Bunderlkund.

Tanto Julio Verne, como el inspector de Scotland Yard, James Usera-Brackpool, confirman que las fronteras de lo que se concibe como moralmente aceptable, presenta una inclinación a admitir sutilezas de interpretación, y condicionantes de lugar y momento… Que la moralidad es morfológicamente inestable; que puede transfigurarse, sin que por ello pueda atribuírsele una connotación negativa. Que la falta de forma, puede ser utilizada como una tabla de salvamento para hacer valer nuestras particulares convicciones. Si los rieles de la aplicación de la Ley, no necesariamente entroncan con aquellos por los que transita la Justicia. ¿Qué impide que elijamos que no se apliquen las disposiciones contenidas los códigos criminales europeos, porque llevarían a la liberación de un criminal, y qué no optar por la aplicación de la ley consuetudinaria de los países orientales como es el caso de la Justicia china, para castigar por una u otra acción, a John Khun?. O cuando resulta apropiado a nuestras convicciones, retorcer un poco los hechos, para que la reina Victoria deba de abandonar algunos proyectos…

El U.S. Marshall Lázaro “Gator” Brodermann, Ekaterina Alexandrova “la Zarina” aeropirata, Bernon Kell agente del MI6 o el pequeño homenaje que se rinde a K. W. Jeter a través del Jefe de Ingenieros K.W. Heter, son otras buenas justificaciones para hacerse de El Sumergible. Uno de esos escasos ejemplos de buena literatura Steampunk.

joseph_remesar

Sitio Oficial de Joseph Remesar: http://www.josephremesar.com/

Dlorean Ediciones: http://www.dloreanediciones.com/

EL STEAMPUNK, TECNIFICACIÓN Y CONSUMISMO

Etiquetas

, , , , , ,

 

En materia de intentos por brindar una explicación coherentemente clara con el fin de demostrar que el Steampunk, se funda sobre un sistema que comprende tanto un pensamiento definido, como su consecuente método de acción al momento de criticar tanto la tecnificación como el consumismo. Nos encontramos con un esfuerzo temprano –si puede ser considerado como una acción “temprana” algo que sufrió un retardo de casi 30 años, desde que fue enunciada la palabra Steampunk…- para gestarse un programa que se concretó en el año 2014, a través del manifiesto del Profesor Calamity (1).

“…En primer lugar, el steampunk es una crítica de la tecnología no ludita...” Manifiesto del Profesor Calamity.

Las palabras del Profesor Calamity, adquieren un mejor sentido cuando nos enteramos que de el movimiento ludita, establecía una critica a la maquinización de la industria Inglesa en el primer en el primer cuarto del Siglo XIX, porque esta al automatizar la producción, despojaba de su fuente de sustento a los operarios de las fabricas. El Ludismo adopta como método de acción, las actividades de sabotaje dirigidos en contra de las máquinas…

Si bien es cierto que el Steampunk hace una critica de la tecnología, ello no implica que su oponga a ella. El Steampunk reconoce la necesidad de contar con adelantos tecnológicos, pero rechaza el cambio a nivel psicológico que opera en los seres humanos, cuando su estatus es determinado por su posesión de la ultima tecnología que ofrece el mercado.

El siguiente paso en el esfuerzo por racionalizar las ideas propias del Steampunk, lo encontramos en palabras del coautor del a novela “La Máquina Diferencial”, el celebre Bruce Sterling. Que en el año de 2008, buscó sino establecer –mal hubiera hecho-, si por lo menos; describir el trasfondo ideológico inherente al Steampunk, con su ya celebre“Guía de Usuario del Steampunk”(2).

DSC03541Por último, el manifiesto de Jake Von SALT, de aun reciente 2011(3)

Con base en las glosas anteriores, que comprende que el Steampunk es mucho más que adoptar un trato afacetado frente a nuestros interlocutores o brindar el calificativo de diestra y siniestra, de Dama o Caballero. Que el Steampunk busca desde su posición especulativa dentro de un alternativo Siglo XIX; realizar un ejercicio de revaloración de lo que resulta esencialmente humano, de aquello que le otorga definición como tal, y mismo que no resulta ser toda esa parafernalia propia de ésta época que se ocupa de distraer nuestra atención de lo auténticamente importante, y que no puede ser adquirido en algún local comercial.

Se dice por ahí “El Steampunk es un discurso contra la obsolescencia”, ¿cómo y porqué es esto? ¿cuáles son las consecuencias de este “discurso”? El Steampunk es una de esas excepciones, en que el hecho, nos ahora una gran cantidad de explicaciones con argumentos recurrentes: Poseo una computadora que resulta ser obsoleta, en términos de las reglas de la obsolescencia planificada enunciadas por el propio mercado -el mercado requiere de vender para continuar existiendo. Por tanto, crea la idea de una necesidad mediante la producción de un nuevo producto que la satisfará aquella necesidad…- Nos preguntamos: ¿Cómo fue que pudimos subsistir sin la nueva app, sin el nuevo modelo de tal o cual aparato o de las nuevas tendencias en materia informativa?, más aún: ¿Cómo es que la Humanidad pudo subsistir sin las computadoras…? ¿Quién engaña a quién inescrutándonos a nivel cerebral cosas que no mayormente no necesitamos, y que sin embargo nos definen como presuntas personas? Si no posees la ultima versión de teléfono inteligente, no eres nada. -¡Pero soy un ser humano! – No lo eres, sino tienes alguna cosa –por supuesto adquirida – que te defina como ser humano…!. ¿Dónde extraviamos el camino?

“… Los Steampunks rehuyen el consumismo de la cultura popular. Deliberadamente reducen a lo mínimo [en lo material] sus vidas escogiendo poseer un par de cosas de calidad más que armarios llenos de bienes producidos en masaLos Steampunks quieren comprar algo sólo una vez y poder pasarlas a nuestros hijos. Incluso mejor, queremos ‘hacer’ algo una vez, algo que usemos cada día para el resto de nuestra vida. Algo que nos recuerde cada vez que lo usemos que tenemos esa habilidad. Algo que nadie más en el mundo tenga.   Manifiesto de Jake von SALT

Mi computadora sentenciada como obsoleta, en términos de las leyes manejadas por el mercado, indican que el paso siguiente, debe de ser el desecamiento del bien obsoleto (CONTAMINACIÓN) y su reemplazo (COMERCIALIZACIÓN) por otra nueva máquina. ¿Acaso no debo de tener algo descompuesto en mi cabeza, si no entiendo que NADIE tiene le poder de impedirme que utilice mis capacidades (HÁGALO USTED MISMO o DIY), para customizar mi vieja máquina (RECICLAR),conferirle nueva vida y un especifico carácter al aparentar corresponder a un Siglo XIX imposible históricamente? El producto de mi esfuerzo, traerá como resultado disponer de un producto mucho más atractivo para mí – ¿caso no me he reafirmado como ser humano, al demostrar que soy capaz?-, además de que adquirirá el valor de una pieza artesanal… ¿Qué he provocado con mi apego por mi antigua computadora? Que si bien no he renunciado definitivamente a la dinámica del mercado –siempre dependeremos de él, porque siempre requeriré de los satisfactores que comercializa -, si por lo menos una ocasión –ésta-, he procurado contrariar sus engañifas, por lo menos en esta ocasión, aunado a que también por esta vez; el costo de una máquina que no ingresará a la cuanta bancaria del fabricante, y se aumentará una pieza de museo. En eso se traduce que el Steampunk se trate de un “discurso contra la obsolescencia”.

El Steampunk no se opone al consumo, sino que propone el consumo racional de los satisfactores.

1 http://prof-calamity.livejournal.com/277.html También se cuenta con su traducción en FIUSSS.

2http://www.combustionbooks.org/downloads/spm5-imposed.pdf

3 http://steampunksp.4rumer.net/t5231-un-manifiesto-steampunk-por-jake-von-slatt-de-steampunk-workshop