Manifiesto Steampunk

Destacado

foto-1-slide-pag-inic-slide-art-sem


Desciendes del vehículo que aun deja escapar chorros de vapor en su proceso de enfriamiento.
Vestir un atuendo Steampunk es una gran oportunidad de perturbar la realidad, pues quienes te vean caminar por las aceras; quedarán pasmados por tu atrevimiento y no podrán contener la tentación de obtener una fotografía junto a ti.

Te alisas el abrigo que oculta la mitad de tu cuerpo reconstruido mecánicamente.
Quienes sepan sobre el Steampunk, pero que su conocimiento no resulte tan profundo; llegan a pensar que su esencia de éste, consiste en una prolijidad de sobreros, corsés, relojes, gogles, dirigibles, barcos alados etc., todo ello ideado para hacer retroceder a la imaginación hasta un alterno Siglo XIX. Hay que entenderlos: La escuela del menor esfuerzo está muy arraigada en los cerebros, y los llega a convencer de que es posible inferir cualquier cosa, recurriendo a la percepción visual y el trabajo imaginativo.

La raygun enfundada y atada a tu muslo derecho; te otorga la seguridad que necesitas.
Tanto quienes no saben nada, como quienes saben algo sobre el Steampunk, coinciden en que resulta bastante divertido, y eso palpable en el cosplay, las fiestas temáticas y/o el fashionismo. Aunque se llega a olvidar que lo que entra a través de los ojos, es apenas la superficie de algo cuyo contenido es mucho más profundo.

La función térmica de tus gogles se activó automáticamente, en busca cuerpos irradiantes de calor.
El Steampunk no se limita a una forma de vestir y de fantasear. Es posible exprimirlo hasta el máximo, hasta convertirlo en TÚ estilo de vida. Así habrás elegido la diferencia, el sentirte satisfecho psíquicamente con el equilibrio entre imaginación y realidad que el Steampunk te ofrece, en otras palabras: te habrás convertido en un completo steamer.

El termoreconcimiento percibió las siluetas de animales de sangre caliente, entre ellos un perro.
Vez que te has concientizado de que el Steampunk es algo más de lo que piensas, deberás de apreciar que vestirte a la usanza del Sigo XIX, NO ES STEAMPUNK, sino un simple recreacionismo. Tampoco te confundas si algunos afirman que el Steampunk es un retrofuturismo –muchos ni siquiera son capaces de dar una definición de lo que debe de ser entendido por retrofuturismo-. Pero lo que si es cierto, es que todas las posturas coinciden en que un atuendo Steampunk; se encuentra a medio camino entre lo moderno y lo antiguo, sin que pueda encasillarse en alguno de esos extremos. Es por eso que el Steampunk parece más sacado de una película de Ficción, que de una cinta histórica.

No te resultaba necesario palparlos, los tres cuerpos tirados aun conservaban algo de calor.
El Steampunk es divertido. Es una oportunidad para vestir de una manera que rompe con los cánones y atrae las miradas en tu persona. Pero no debe asustarte también profundizar en el pensamiento Steampunk, éste es otra forma de conocer algo que se encuentra gravitando a tu alrededor, y que muchas veces ni siquiera te percatadas de su existencia. Pero tampoco pienses que el Steampunk es un aburrido ejercicio de acumulación de conocimientos sin ninguna utilidad práctica; el Steampunk entresaca elementos que posibiliten la trasformación de la realidad en forma divertida.

Ella te vio desde su posición agazapada. Ta valoró, determinado que creías en el honroso duelo.
Si eres de los que piensan que conocer profundamente el pensamiento Steampunk, es retirarle la diversión, haciéndote pensar en política, la idea de buenos y malos, métodos de acción militante, amargándote la existencia, te equivocas: El Steampunk es una de esas pocas posibilidades que puede contribuir a la transformación de las cosas, mientras te diviertes como loco.

Brindar la oportunidad de que te maten, definitivamente no es mi idea de una vida plena.
Olvida las ideas de alienación, las clases, la manipulación, la violencia, el “Sistema”, disonancia cognitiva o de la “liberación” de la MATRIX. No necesitas de todas esas cosas que te hacen muy pensada la existencia, y además; no han demostrado efectividad. Para el Steampunk, las cosas son así, y solo resta intervenir sobre ellas para que estas actúen en nuestro favor, aprovechando su dinámica natural.

Ese cazador confía en sus habilidades. Yo, en la ventaja que brinda el uso de mis implementos.
Los barcos que navegan por los aires o la teoría del Aether, son elementos que contribuyen a lograr la comodidad y propiciar nuestra plenitud de vida, pero no al revés; que debamos de someter nuestra esencia a los productos de la Tecnología y la Ciencia. Pareciera que nuestro valor como damas y caballeros se encontrara determinada por la cantidad de tecnología y maquinas que podamos poseer. Hay que olvidarlo; nuestro valor se encuentra condicionado por nuestra congruencia con lo humano, es decir; de nuestras capacidades intelectuales y físicas, y no con base en las conexiones HUB, USB o HDMI que podamos poseer. Pero tampoco debes de mal entenderlo; el Steampunk no desea un regreso a una forma simple de vida, porque eso implicaría renegar a lo que ya hemos logrado como Civilización.

Desde mi escondite apunté mi arma al cazador, oprimí el gatillo y no hubo disparo.
El Steampunk propugna porque el Mundo sea humano, y para lograrlo; debe de encontrar las técnicas que demuestren el truco que involucra la posesión de los bienes.
Nunca pienses que la fabricación artesanal de atuendos y accesorios se trata simplemente de un esfuerzo por ahorrarse algún dinero o de ganarse algún otro vendiéndolos; la fabricación artesanal, en realidad lo que se propone es llamar la atención en la trampa que involucra la producción en masa de todos aquellos bienes de que se pretende que consumas.
Lo artesanal, es la mejor forma de apreciar que los seres humanos producen lo que estrictamente necesitan, así como que lo que adquieres salido de alguna línea de montaje; se constituyen en simples ilusiones de diferenciación frente a quienes no pueden comprarlos, y que esa diferencia, se desvanece cuando alguien posee las mismas cosas que tú.

Escuchaste un pequeño sonido seco. Sabias que te habías salvado por esa ocasión. ¿Dónde estaba?
Recuerda a los deportistas que compran mucho más caros los productos que exhiben marcas reconocidas, convirtiéndose en anuncios deambulantes cuando hacen ejercicio. A los ecologistas que no tienen empacho en pagar más a cambio de productos que piensan ayudan al ambiente, pero que en realidad, solo demuestran su capacidad económica para adquirirlos. A los seguidores del New Age que buscan fusionarse con el universo, mediante cuarzos, mándalas o ropas blancas de diseñador producidos en serie. Todas esas personas, se identifican con la pretensión de marcar la “diferencia”, sin percatarse que en realidad son esclavos de las empresas que han visto en ello, un nicho de mercado. De engaños se encuentran llenas las tiendas.

No viste la figura que fugazmente se alejó de los rayos del Sol. Realmente sentiste una sombra.
Podrás afirmar que las gallinas carentes de estrés de hacinamiento viven felices, que la magra cantidad de miel sin químicos conservadores es mejor, que el pan con poca molienda y cascarilla es más sano, etc. También podrás percatarte de que existen productos que se encuentran previstos para que dejen de funcionar después de un tiempo de uso o que sean sustituidos por otros que contengan una nueva innovación siempre del orden cosmético – obsolescencia programada-. Justificarás que sean productos caros dada la dificultad para producirlos. Eso es cierto, pero la cuestión realmente importante, consiste en revisa r quienes son los que se benefician de esos sobrecostos, si resulta que son personas o corporativos que ven en ti una buena fuente de ingresos, te engañas y te engañan mediante las tradicionales trampas del mercado.

Encontrarme oculta y haber fallado, ha contribuido a que mi escondite su convierta en mi presión.
El Steampunk es consciente de las presiones que ejerce el mercado para su beneficio, pero no se engaña creyendo que solo es cuestión de dar la espalda al stock de los almacenes o boutiques, para que se genere un cambio cualitativo de consciencia en las personas, eso es una pretensión barrocamente inefectiva. El Steampunk es consciente de que el Mercado es sólo el Mercado.
El Steampunk sabe que en el mercado no existe ninguna salvación, así que la únicamente habrá necesidad de utilizarlo para beneficio propio, pues no podemos sustraernos del mercado sin generar un retroceso en lo logrado como Civilización.

– ¡Puedo esperarte todo el tiempo que desees!, ¡y tendrás que salir en algún momento! – Gritaste.
Como podrás ver, el Steampunk no se trata de un movimiento en pro del consumidor, buscando obtener los mejores precios y beneficios de las empresas. El Steampunk es consciente de que el mercado siempre ha ajustado su precio a la demanda de los productos, y nada hará cambiar a la Ley de la Oferta y la Demanda.
Al Steampunk le interesa poner en lugar privilegiado las necesidades de los consumidores a las estrategias engañosas del mercado, y no al revés, como lo viene procurando este último. El cambio cualitativo de consciencia se logra estando prevenidos de los engaños con los que se quiere convencernos de que somos nosotros quienes decidimos voluntariamente, cuando la realidad es que son otros quienes han decidido nuestro comportamiento.

Salte de mí escondite disparando. Sentí antes que ver, el preciso disparo que me tiró muerta.
En el mercado podrás encontrar aparatos de cualquier índole, calificados como “retro”, “vintage” o incluso como “Steampunk”, pero no serán más que pálidos intentos de proveerles de un romanticismo artificial mediante la línea de montaje. Cuando te percates de ello, será el momento en que podrás dimensionar que las implicaciones del Hágalo Usted Mismo del Steampunk, consistente en que en la medida de que se construyan aparatos o se elaboran accesorios imposibles para el Siglo XIX e imprácticas para el Siglo XXI; quede demostrado que la creatividad de los individuos no atiende a dictados externos, sino que obedece a la construcción de la realidad particular que nos ha apetecido vivir.

Te acercaste al cuerpo, con un puntapié alejaste su arma. Pudiste ver que no estaba cargada.
Podrás afirmar: ¿Que efecto práctico trae vivir en una ficción de lo que debe de ser la realidad, si finalmente la realidad en que se vive se encuentra afuera, transponiendo las puertas de mí casa? Y nosotros de llamaríamos necesariamente la atención: ¿Cuándo los grandes cambios no comienzan dando pequeños pasos?, ¿deseas contribuir en evitar el calentamiento global? comienza por consumir razonada y razonablemente.

Ella había confiado en su arma, en lugar que en sus sentidos. Ella desesperó y cometió un error.
El cambio se da mediante la toma de conciencia. Y no se trata de la “conciencia espiritual” o de cualquier idea proveniente del New Age; la magia no ha transformado un ápice nuestra realidad. No busques mediante la meditación “despertar las fuerzas de la Naturaleza”, porque lo que harás, será simplemente sustraerte de la acción, mediante flores de loto y ensoñaciones.

La recuperación del Mundo para los humanos no requiere de ensoñaciones o meditación tántrica, sino de acción desde adentro.


 

STEAMPUNK’D

STEAMPUNK’D conducido por Jeannie Mai, es un reality show que pone a pruebas las habilidades constructivas de 10 steamer´s (o “fabricantes”), para que entre ellos, seleccionar a los más creativos en el diseño inherente a esta Cultura Alternativa, el cual ganó la cantidad de $ 100.000. Estas fueron algunas de sus fascinantes transmisiones:

 

Mecánica Steampunk, en el municipio de Santa María del Páramo, comarca de El Páramo Leonés.

Los compañeros de la Comunidad Steampunk León, celebraron en fechas 4 y 5 de septiembre de 2018, el evento titulado MECÁNICA STEAMPUNK en el Municipio de Santa María del Páramo, comarca de El Páramo Leones, con una muy buena acogida por parte del público asistente, como se puede apreciar de las imágenes que nuestro compañero Antonio Barrios Domínguez nos ha enviado.

El evento muy bien equilibrado, contó con la intervención del etnopercusionista Maikel Barreira  quién fabrica instrumentos musicales a partir de tanto materiales naturales, como otorgando nueva vida y uso a materiales  y reciclados, como es el caso de su “monstruo instrumento”.

” https://www.laopiniondezamora.es/castilla-leon/2017/05/21/maikel-barreira-fabrica-fabero-instrumentos/1007112.html

Así también, fue posible deleitarse con piezas de Opera a cargo de la agrupación Musica-le dúo, integrada con la Soprano Susana Barrientos, acompañada por Marta F. Lagawe al piano.

Un excelente y motivador evento Steampunk que debemos a los integrantes  de la Comunidad Steampunk León.

Muchas gracias.

40638529_699916787031183_100830048105267200_n

 

14237476_1166455483425781_227508464413451032_n

41094397_310546966377941_5160775979240521728_n

41094406_324649598282643_1202801060054302720_n

41095710_478747955973853_2631627630213857280_n

41099218_1944202408979219_3448264469833056256_n

41104631_718971695109671_4791386011277983744_n

Maikel Barreira y su monstruo instrumento

 

41116974_454184398410547_5674730461872521216_n

41118229_2180337678707184_6489075502647607296_n

41122979_2165324097025859_3958090475281317888_n

Maikel Barreira

 

41124516_236128757247872_2610599904124338176_n

41126645_1849399681824887_2590412144788897792_n

41126655_289975258265501_1270208570310262784_n

41129157_322166378342944_138544344910004224_n

Opera a cargo de Musica-le dúo

 

41141907_721549818194586_4450713268398325760_n

41144523_291608518098129_7663312367303786496_n

41147373_232444107432350_6515166591452184576_n

41169343_532034977240850_8865014521320701952_n

41170211_869609536759891_5503830071032414208_n

41170212_228253954707070_3074795524184866816_n

41171187_315798612302683_407281724226011136_n

41190784_320226501860268_5130745340273623040_n

41202481_2181484085442639_3960027857719132160_n

41202523_519322841841479_6177157918001987584_n

41223427_248764742448492_7575951272214265856_n

41237152_340559336685512_3442575214418853888_n

 

41282285_472429769919275_2264849659497283584_n

41284009_513744115719812_6729497962172383232_n

41294272_2328584050491841_8406875316248641536_n

Antonio Barrios Dominguez

 

41316583_306914286738953_2703077142782017536_n

40760801_2165323910359211_5357687142996770816_n

40826056_2165323700359232_1680342423403757568_n

40855300_2165323810359221_3251768049593745408_n

Maikel Barreira y su monstruo instrumento

 

41039225_290931458162157_4682968005796167680_n

41039255_701206233568905_8474961104919855104_n

41085400_1287017791437952_6642730749390749696_n

41092914_258084598170422_5732699605401862144_n

41326707_2283225078360246_5932079915791810560_n

41334955_318225858726740_7312317456507207680_n

41348254_283612895791010_4106148945846075392_n

Pantalón burgués Steampunk

Se avecina la 1a EXPEDICIÓN DE AVENTURA STEAMPUNK en la Ciudad de México, situación que requiere contar con atuendos apropiados para un evento de requerirá tanto de atuendos apropiados como de accesorios operables.

El pantalón que se presenta, es una variante de los pantalones usados por los burgueses de mediados del Siglo XIX, y mismos que representaban un avance en la moda de la época. Se conserva la bragueta cerrada mediante botones. Las variantes introducidas en nuestra versión consisten en contrastar a la tela utilizada en cuadros con detales en color café en la bragueta y la introducción de rodilleras, así como que se han contemplado una pretina espacios provista de aros metálicos ideados para transportar colgados, diversos implementos.

En cuanto a implementos, se adicionan un teléfono celular, caja para poder portar objetos de pequeñas dimensiones como cuarzo para cortar y anzuelos, también se contempla como arma; una honda elaborada al estilo tradicional mexicano tejida en fibra de maguey, además de otros aditamentos.

Particularmente nosotros, nos encontramos ya preparados para hacer de la 1a EXPEDICIÓN DE AVENTURA STEAMPUNK una evento excepcional.

DSC04013DSC04014DSC04015DSC04016DSC04017DSC04018DSC04022DSC04023DSC04024DSC04026DSC04027DSC04031DSC04032DSC04034DSC04020DSC04021DSC04028DSC04029DSC04030

Gustavo Rosales Vázquez, la luz en sus manos.

El Steampunk en México ha venido demostrando que posee excelentes e inspirados exponentes, que con una calidad técnica envidiable, posicionan al Steampunk mexicano en un sitio visible en la escena internacional.

Así tenemos al artesano mexicano Gustavo Rosales Vázquez, quien se ha especializado en la elaboración de lámparas, recurriendo a la reutilizacion de aquellos viejos armatostes que en primera instancia, pensaríamos que resultarían clara materia para el depósito de metales o incluso, para el basurero. Gustavo le provee a lo inpensable de una nueva existencia, cambiando la utilidad para la que originariamente fueron pensados.

Un secreto: Gustavo Rosales produce obras de arte cuyos precios resultan justos para posibilitar hacerse de una pieza con calidad de exhibición, y que podremos colocar orgullosamente en un sitio de honor en nuestros hogares.

Podrás adquirir algo de la producción de  Gustavo Rosales Vázquez, contactándolo al teléfono 5567499597 o ingresando a la página de Vintage 81 (es es su tienda) en facebook: https://www.facebook.com/Vintagestore81/

Próximamente podremos apreciar sus piezas en alguna de las exposiciones que organice la comunidad Steampunk de México, solo será cuestión de estar atentos.

IMG-20180222-WA0001_resized_1

IMG-20180222-WA0002_resized_1

IMG-20180222-WA0003_resized_1

IMG-20180222-WA0004_resized_1

IMG-20180222-WA0005_resized_1

IMG-20180222-WA0006_resized_1

IMG-20180222-WA0007_resized_1

IMG-20180222-WA0008_resized_1

IMG-20180222-WA0009_resized_1

IMG-20180222-WA0010_resized_1

IMG-20180222-WA0011_resized_1

IMG-20180222-WA0012_resized_1

IMG-20180222-WA0013_resized_1

“Monstruos de Vapor”, reseña de una antología con acepción mexicana.

MOSTROS

Editorial Fantasías para Noctámbulos, acaba de publicar el título Monstruos de Vapor, y como dato adicional, se nos precisa que se trata de una “Antología de Steampunk Mexicano”.

Lo que nos parece digno de llamar la atención respecto de Monstruos de Vapor, es su propósito de presentar a sus lectores, un trabajo focalizado exclusivamente en el Steampunk con acepción mexicana.

Monstruos de Vapor, no se conforma con una burda y simplista traslación de aquellos elementos admitidos por el imaginario Steampunk vigente en nuestro Mundo globalizado. Se propone la construcción de un México alternativo y además Steampunk, con anclaje en nuestras particularidades culturales, idiosincráticas e históricas, aderezado con una buena dosis de fantasía especulativa tecnológica. El resultado de esta mixtura, es la creación de un imaginario Steampunk con fuertes rasgos mexicanos.

El México que se nos expone a través de las ocho historias que integran la antología Steampunk mexicana titulada Monstruos de Vapor, es uno cuyos poblados, calles, costumbres y lenguaje, nos resultan tanto deliciosamente familiares, como extrañamente sorprendentes, cuando nos queda claro que a lo largo de la lectura de Monstruos…, nos veremos enfrentados a situaciones extrañamente excepcionales, esperando saltarnos encima a nuestro paso por alguna bocacalle o esquina conocida.

Con Monstruos de Vapor, nos enfrentamos a un México en el que aún no ha calado profundamente el avance tecnológico mundial propio del Siglo XIX y de principios del XX. De un México, que aún no resulta insensible para reconocer el potencial benéfico que acarrear el uso adecuado de la Tecnología, o de la maldición que representa su desviación hacia fines distintos…

No podemos dejar de señalar lo acertada que resultó la elección del título Monstruos de Vapor, para el tomo que publica la editorial Fantasías para Noctámbulos. Aquí la palabra “monstruo”, no ha sido tendenciosamente utilizada como sinónimo de maldad. Los “monstruos” que transitarán a lo largo de las fabulaciones de Monstruos de Vapor, serán aquellos que despiertan nuestros atávicos y no pocas veces irracionales temores, y que van desde la pura y simple diferencia establecida mediante el contraste con lo que nos resulta común, los venidos del espacio extraterrestre, de la magia, y de aquellos monstruos que alumbra la razón, como lo son los intereses políticos, económicos, la Tecnología o el racismo.

Sin lugar a cualquier duda, el Universo de encuentra plagado de entidades monstruosas, el Quid radica en reconocer cuales de estas, representan auténticos peligros…

El Centinela de la Muralla de Carlo Chablé, nos introduce en la especulación de una conciencia mecánica. Una luz de inteligencia que encuentra su disparador en el instinto por antonomasia: La sobrevivencia.

La historia de Chablé, como resulta característico al auténtico para comic y de cuya tradición abreva Monstruos de Vapor. Se completa y disfruta mediante la fusión de sus dos dimensiones. Por un lado, un excelentemente detallado trabajo gráfico, que se encuentra realzado mediante una exuberancia de color para retratarnos el marco de una acción militar en las murallas de San Francisco de Campeche, México en el año de 1867. Y por el otro, y a un nivel literariamente más íntimo, cuando se nos es expone una crítica al odio que tiende a la concreción material de nuestros prejuicios en contra de lo que es diferente.

¿Alguien puede reservarse para sí, el derecho de destruir a lo que es diferente? Elías, el mudo Tenoch, Antonia y la relatadora, piensan que moralmente la respuesta debe ser no.

La Séptima Armadura de Juan Fleites, se trata de una nueva aventura dentro de la serie La Cañada de los Muertos que nos fue presentada en la anterior antología: La Dictadura de Vapor.

En esta nueva entrega, y quienes hayan leído el capítulo anterior, podrán recordar que los bandidos capitaneados por “El Coyote”, habían atacado un pacífico Pueblo, valiéndose de avanzadas armaduras. Ahora, sabremos que existe una “séptima armadura” elaborada por una civilización antigua, y sobre cuyo rastro se encuentran tanto los norteamericanos, los alemanes y además un extraño ingenio mecánico, con el fin de apropiarse de  tanto la Tecnología novedosa que representa esta armadura, como de la fuente energética que alberga.

En esta ocasión, México es presentado como el fiel de una balanza cuyos platos son ocupados por potencias económicas y económicas, que han relegado a ultimo termino, el cuidado responsable que debe de ser brindado a todo aquello que resulta ser extraño. La Humanidad se encuentra en riesgo, y éste sólo podrá ser afrontado de forma conjunta por las naciones del Mundo.

En La Raza de Bronce de Abraham Martínez, nos encontramos nuevamente – La Dictadura de Vapor– con el ingeniero Adán Espinoza. En esta ocasión, el sobrino del Presidente Porfirio Díaz Mori, ha sido secuestrado mientras investigaba la interrupción de la producción de mano de obra mecánica.

En esta ocasión, vamos contando con nuevos detalles relativos a la biografía del ingeniero Adán Espinoza. Nos enteraremos de que se trata de un experto ajedrecista, que tiene una filiación anarcosindicalista, así como que su presencia resulta tolerada por el Gobierno Mexicano, en la medida de que cumpla con las instrucciones dispensadas por el Estado a través de Doña E.

El valor estratégico/operativo que ve el Gobierno del General Díaz en persona del ingeniero Espinoza, reside en sus relaciones entre otros, con los luditas y su dirigente. Y es gracias al grupo ludita, que Adán podrá infiltrarse en la planta productora de autómatas en busca de Félix Díaz Prieto. También es ahí, en donde el ingeniero se enterará de una presumible relación simbiótica entre los seres humanos y las máquinas. ¿Es realmente posible una relación de codependencia equitativamente equilibrada, en la que el creador y su creación, se requieran mutuamente al nivel de forjar una relación indisolublemente necesaria? El ingeniero Espinoza, se propondrá demostrar que por lo menos una de las premisas que integran tal silogismo, resulta ser falaz. ¿Han jugado alguna vez, ajedrez sin tablero?

Efrén Bantú nos obsequia con un Soldado perteneciente al Noveno Batallón, falto de agudeza visual, que requiere de anteojos para ser efectivo al momento de disparar.

Miguel” junto con sus compañeros de armas, son trasladados al pueblo de Tomochic, Chihuahua, a liquidar con foco de rebelión apoyado y armado por la Corona Británica, que forma parte de una insidiosa estrategia de las potencias, ya para detener expansionismo norteamericano, ya para propiciar la prohibición  de inversiones inglesas en México. Por supuesto que las victimas que se propiciarán por este soterrado enfrentamiento, no resultarán conscientes de su papel de innegables y prescindibles peones.

“Miguel” ha sacrificado tanto una pierna, como a Julia, ¿y qué ha obtenido a cambio? un ascenso dentro de la jerarquía militar. La moraleja resulta por demás clara: En no pocas ocasiones, se sacrifica lo más por lo menos. Además de que ese “menos” obtenido, ni  siquiera resulta ser uno intencionalmente buscado…

2 MONSTRO

Karmesi de Francisco Arce, se pronuncia nuevamente por la crítica a los intereses comerciales en la trama que nos propone, pero recurriendo a la utilización de un ángulo discursivo relativamente poco utilizado dentro de la literatura Steampunk -la proporción que se encuentra presente en Monstruos de Vapor,  lo confirma-, como lo es la introducción de elementos esotéricos en  oposición al seudo-racionalismo que prevalece en la mayor parte de este tipo de producción.

Negocios son negocios. Al capital le importa poco la venta de Tecnología que se encuentre  en etapa experimental, siempre y cuando la dinámica del mercado –la guerra- le dicte la necesidad de comerciar en el menor tiempo posible, con el fin de obtener mayores ganancias.

Para inclinar la balanza a favor del Ejército Federal en la campaña de Ciudad Juárez, míster John Browning aportara la Tecnología, el General Navarro, los hombres y el Sr. Espadas, la magia…

Una tradición raramuri, precisa que cada cierto tiempo, un niño derrota a la Muerte, y es capaz a su vez, de insuflar inmortalidad. El niño Lucio ha vencido a la Muerte en ese año de  1911, y es utilizado para dotar de eficiencia en aquello que la Ciencia y la Tecnología aún no ha logrado. ¿Se podrá lograr el objetivo recurriendo al esoterismo?

El Centauro del Norte de Alberto Calvo, se desplaza también por la línea de lo sobrenatural, mientras que nos refresca la memoria respecto a que el tal Doroteo Arango, antes de convertirse en un revolucionario, se ganó la vida trabajando como minero.

Se nos presenta un Doroteo adolescente y hábil en el manejo de Tecnología, además de provisto de un sentido de responsabilidad social para sus compañeros mineros, que le impele a presentar frente a una bruja que se propone expulsarlos de la mina de Cerro Viejo, propiedad de Sr. Miranda.

Con El Centauro del Norte, se nos brinda una buena ejemplificación de la resolución dada a la controversia que en algún momento, llegó a atormentar a buena parte del género humano: La Tecnología posee una inclinación hacia el bien o al mal. La respuesta consiste en afirmar que es el usuario, quien imprime su signo a la Tecnología que utiliza. El Sr. Miranda, utiliza a las maquinas con el fin de proteger sus interese particulares, mientras que Doroteo pretende utilizarla para procurar el bien de su comunidad…

Marte vs Siegfried de Gabriel Benitez, convierte a la revolución mexicana en un enfrentamiento entre los campeones de ambos bandos. Siegfried por el lado del Ejército Federal, mientras que en el rebelde, se cuenta con Tecnología extraterrestre.

La desesperación resulta ser el mejor aliciente para recurrir a cualquier tabla de salvamento, sin detenernos en los potenciales riesgos que puedan implicar nuestras decisiones. La necesidad de enfrentar al arma del Ejército Federal, empuja a Rodolfo Fierro lugarteniente de Francisco Villa, a secuestrar a un ingeniero cuyos servicios, resultan fundamentales para desentrañar el manejo de un trípode que junto con un cilindro, han sido localizados en la Sierra de Chihuahua.

¿Acaso no deben de ser considerados en carácter de responsables, tanto los científicos como los técnicos, por los perjuicios causados a la Humanidad por parte de sus creaciones, así como de los hechos fortuitos ocasionados directamente por su actitud descuida?

El trípode resultó destruido, y el cilindro liberó un nuevo peligro…

“…Maquina 501, la que corrió por Sonora…”, “…Yo no quiero ser la causa, de que muera tanta gente…”, versifica el Charro Avitia con respecto del llamado “Héroe de Nacozari”. Y sobre quien también se inspira III Yip, para escribir Nacozari.

III Yip, pretende encontrar los elementos característicos que definen a un héroe, siendo aquel quien se encuentra dispuesto a ir por delante de los demás, que olvida el dolor y el miedo, quien hace de sus convicciones la justificación de su actuar desinteresado, y que encuentra su sublimación en el sacrificio en aras de la protección de los demás. Máxime cuando sus compañeros, se encuentran siendo atacados por monstruos…

No quisiéramos dar conclusión a la presente reseña de Monstruos de Vapor, sin dejar de recomendar hacerse de un ejemplar de esta excepcional obra. Por lo pronto, nosotros lo colocaremos en un lugar de privilegio en nuestra literatura Steampunk, en un aparatado especial relativo al Steampunk Mexicano.

 

La mejor y nunca vista SEGUNDA PARTE de“Villamelones” del Steampunk, delirios de un retrógrado: LA MANIPULACIÓN DEL STEAMPUNK .

es

 

AGRADECIMIENTO. A los “puristas”, “noocratas”, “steamlinistas” o la intelligentsia Steampunk, por brindarnos material sobre el cual establecer nuestra crítica. Sigan así.

PRIMERA PARTE

Por las ramas

I.- Advertencia a nuestros lectores, sobre el Purista de Gabinete que nos ha proporcionado material para nuestro comentario.

Así pueda resultar incómodo a nuestro balbuceante detractor, llamamos la atención de nuestros estimados lectores para hacer de su conocimiento que en esta lectura (como en la anterior), cuentan con la compañía del sujeto que ha emitido la palabras que venimos comentando (quizá la compañía no sea del todo agradable, pero no en pocas veces debemos de tolerar las malas compañías…), aquel quien afirma que: “… México es muuuuy grande y desde luego abarca más que un puñado de aficionados de una ciudad. Steampunks es la palabra y si me llaman purista por tener 3años de dirigir una revista del tema y publicar relatos…mejor purista que mero aficionado villamelón(…).

II.- Para entrar en materia, algunos comentarios analíticos sobre V de Venganza.

“…Bueno, verán, no estoy del todo satisfecho con su reciente desempeño… Me temo que su trabajo ha sido descuidado y, bueno, me temo que hemos estado pensando en dejarlos ir… Básicamente se trata de su desinterés para comprometerse con la compañía. No parece que quieran enfrentar ninguna verdadera responsabilidad, o que quieran ser sus propios jefes… Hemos tenido una sarta de malversadores, defraudadores, mentirosos y lunáticos realizado una serie de decisiones catastróficas… ¿Pero quienes los eligieron?… ¡Fueron ustedes!… Lo único que tenían que decir era “NO” no tienen coraje, no tienen orgullo. Ya no son un activo para la compañía…”

V de Venganza

El movimiento de extrema derecha del Fuego Nórdico fundado por Adam Sutler (V de Venganza), se encuentra basado en la generación de un miedo superlativamente abstracto, provisto de la capacidad de proyectar una ominosa sombra sobre todo aquello que implique disensión a la seguridad que otorga un corpus de ideas tenidas por axiomáticas. Tanto el libre arbitrio, el estudio, el análisis objetivo o la expresión libre de opiniones, resultan ser elementos que rompen y llegan a poner en riesgo la monolítica ideología del Fuego Nórdico.

Como a otras ideologías, el Fuego Nórdico, una vez que ha propiciado el rechazo al ejercicio de la libertad individual mediante la implementación del terror, procura preservar ese estado mediante la introducción de un discurso intencionalmente incoherente. La falta de estructura argumentativa en el discurso, cumple con dos objetivos:

A) Preservar un estado de constante incertidumbre.

B) Crear la falsa expectativa de poseer conocimiento y a la vez; desconocer la estructura interna de este. Por lo que será necesario contar con;

La presencia de un guía (Dictador), como único agente capaz de reconocer los elementos, las implicaciones y riesgos de las decisiones que se puedan tomar.

Así visto, tanto la novela grafica o la película V de Venganza, nos demuestran el grado de estrés social que puede generar un terror que ha sido originado por los atentados “terroristas” de la Escuela St. Mary, la Compañía de Agua “Tres Aguas” y el Metro, y el cual, se mantiene en constante actualización, al introducirse nuevos “riesgos” focalizados en aquellas actitudes de disensión a lo establecido (el homosexualismo, la libre opinión, el “terrorismo” o el mismo V…). Actitudes todas ellas encaminadas a la preservación de una casta dirigente y de sus intereses. ¿Qué hemos aprendido de V de Venganza?

SEGUNDA PARTE

I.- En materia

Contrario de nuestra costumbre de poner en entredicho toda cualquier afirmación, hasta en tanto ésta no pase por el tamiz que ofrece la aplicación del método del razonamiento deductivo. Nos vemos obligados a tomar como autentica, una afirmación que no ha pasado por los filtros de aplicables, porque simple y sencillamente nos parece muchos más interesante para efectos del presente trabajo, las causas y efectos que se encuentra asociados a la afirmación, antes que la afirmación en sí misma –no olvidemos que en ocasiones; la práctica de un análisis, requiere de sacrificar algunos elementos para obtener certezas sobre otros. Lo que los físicos gustan llamar “El principio de Incertidumbre de Heisenberg”-. La afirmación no comprobada, de que el Steampunk, se encontraría “estancado”.

“…Desgraciadamente no son pocos los que entran al Steampunk… Años van que el Steampunk no se desarrolla por eso mismo, por que llegan los “villamelones” (nadie en específico) a querer tomar la batuta ¿el resultado? un steampunk constantemente en la adolescencia…”

Concedamos que resulte verdadera la conclusión de que los steamer´s de nuevo ingreso (o nuevo cuño, cómo los deseen llamar…), se constituyen en el factor del “estancamiento” del Steampunk, así también, tenderemos que admitir que dicha conclusión, contiene deficiencias argumentativas que la convierten en un hecho absurdo (no debemos de preocuparnos: existe una infinidad de situaciones reales, que no obstante resultan disparatadas.).

Señalemos que al momento tal solo de hacerse referencia a “villamelones” y “puristas”, debe de ser derivada una primera consecuencia intrínseca: Es establecido un criterio tendiente a procurar una evidente diferenciación, que con toda facilidad, podrá ser utilizado (tal y como lo emplea nuestro traumatizado detractor…) como un elementos de segregación. Lo riesgoso de la afirmación de la subsistencia de elementos propios de ser comprendidos bajo la etiqueta de “villamelones”, y de otros a los que se les adjudicaría el de “puristas”, consiste en que la calificación de elementos “sanos” y otros “enfermos”, clausura en definitiva toda posibilidad de integración y/o de actitudes de tolerancia, así como de que procura campo fértil para hacer expresiones de actitudes totalitarias de intolerancia (de la lectura del texto que analizamos, en ningún momento es posible deslumbrar alguna actitud que pudiese ser considerada como de compresión, o humildad. La afirmación, no admite un punto intermedio neutro. Simplemente ES dogmáticamente irrebatible…).

Sin bien afirma muestro vociferante personaje, que por lo menos existen dos naturalezas identificables bajo los membretes de “villamelones” y “puristas”, también éste, se encarga de definir la diferencia que les encasilla con una u otra etiqueta, cuando precisa que: “… Desgraciadamente no son pocos los que entran al Steampunk y creen que están descubriendo el agua caliente, haciéndose pasar por expertos opinadores, cuando hay bastante material al alcance para leer y darse cuenta de muchas cosas…”. Así pues, el elemento que determina nuestra pertenencia a uno u otro grupo, es el “conocimiento” que podamos poseer sobre el Steampunk, leyendo todo aquel material, que procuraría darnos cuenta de “muchas cosas” (lamentablemente, nuestro sujeto no nos precisa cuáles serian esa cosas de las que deberíamos darnos cuenta (Aunque conociendo de tiempo a este sujeto, sabemos que es común en él, generalizar para no verse en la obligación de comprometerse con una posición sobre el Steampunk).

La posesión de un presumible “conocimiento” profundo del Steampunk, se presenta como el indicador de la existencia de un cierto gremio de “sabios” (que es posible identificarlos, dadas las actitudes de intolerancia a las que metodológicamente recurren…) que gustan de que sean sus especiales y particulares opiniones, las que surtan de resero de cualquier presunto “desviacionismo” cuando se habla o hace respecto del Steampunk (en una convención este gremio de “sabios”, criticó duramente a un personaje femenino de renombre de su propio circulo, porque se atrevió a portar un bikini en una convención, prenda que por supuesto; no podría ser considerada como “Steampunk”. Lo que implica que por lo menos, algunas personas creen en la inalterabilidad de ideas enunciadas como cánones dentro del Steampunk, luego entonces ¿cómo es posible hablar de “evolución” del Steampunk, cuando con toda seguridad, toda intención en tal dirección, será considerada en carácter de desviación? El doblez, como forma de vida…)

El control que pudiera derivarse por parte de los “sabios” del Steampunk, no es, ni mucho menos una noocracia. En el ideal socrático la función de los sabios en el gobierno, consiste en dirigir a sus gobernados por la mejor senda basada en el conocimiento desinteresado de lo que es mejor para los integrantes de la Sociedad. Lo que en realidad se proponen con la idea de “noocracia” Steampunk, es simple y llanamente, el establecimiento de una Dictadura (finalmente, se contaría con la indispensable masa objeto de manipulación, todo aquel que contara con poco o ningún conocimiento sobre el Steampunk, los ignorantes o “villamelones”…)

Nuestro “purista”, pretende sino al establecimiento de una caricatura disfrazada de noocracia, si al menos que se le tome (lo que resulta bastante pretencioso) opinión respecto de tópicos referentes al Steampunk, puesto que finamente tendría “… 3años de dirigir una revista del tema y publicar relatos…” (lo que por si mismo, implica un error de argumentación: 3 años de dirigir una publicación o escribir relatos, no resulta ser con correcto y debido sinónimo para la palabra “sabio”…).

II.- Si fuese que…

El Steampunk es un hecho concreto, susceptible de ser enunciado a través de un canon (o conjunto de reglas, curpus o como se desee referirse a este). Esta afirmación (que no es la nuestra), corresponde precisamente a la pregunta que lógicamente se impone, una vez hechas las consideraciones anteriores. Más aun, corresponde a la afirmación sobre la que se hace descansar toda la esencia (¿?) del Steampunk…

Si el Steampunk posee un conjunto de reglas que resultan ser indiscutibles, dado que describen y definen a éste (el “purista”, “noocrata”, “steamlinista” o intelligentsia Steampunk, se encuentra impedido para declarar que se trata de su creación – pocos seguirían un credo enunciado de manera personal… -, por tanto -inteligentemente, hay que admitirlo-, y para garantizar su acatamiento, recurre a la sublimación de esta conclusión, para presentarla como la naturaleza intrínseca del Steampunk. Y para no perder el lugar privilegiado que se ha reservado, se reserva para sí, el papel de investigador, que se han percatado “…de muchas cosas…”.)

El silogismo que se deriva de la afirmación de que: El Steampunk es un hecho concreto, susceptible de ser enunciado a través de un canon, se enuncia de la siguiente manera:

Si el canon corresponde intrínsecamente a la naturaleza del Steampunk; entonces todo aquello que no se ciña a dicho canon, deberá de ser considerado en carácter de una desviación, sin poder llegar a ser considerado como Steampunk… A la luz de esta conclusión, resulta evidente la manera en que se propicia el nacimiento de un sentimiento de responsabilidad culpable, cuando no se resulta consecuente con el canon intrínseco al Steampunk. El sentimiento de culpa, corresponde a una de las principales herramientas con las que se manipula a los steamer´s…

¿Resulta posible normar el ejercicio de un atributo tan íntimo, como lo es nuestra capacidad de fantasear? ¿Acaso no se convierte en una actitud tendiente al control de la libertad de libre pensamiento? ¿Resulta justificable moralmente, que se pretenda intervenir y delimitar el ejercicio de nuestra fantasía?

Quienes hemos estado inmersos en el medio Steampunk por una mayor cantidad de tiempo, sabemos que el mayor enfrentamiento que vienen protagonizando dos posiciones que se han caracterizado por su irreductibilidad. Una concibe al Steampunk como una estructura de reglas intrínsecas que exigen de su acatamiento incondicional, la otra entiende al Steampunk como apenas un conjunto mínimo de principios, siendo la pregunta que gravita sobre tal controversia; ¿Qué campo abona al ejercicio de la creatividad?

¿Cuál es el riesgo de experimentar nuevas cosas en el Steampunk?, ¿el que no sea en concordancia a lo pueda enunciar la intelligentsia Steampunk? ¿Cuándo entonces se dió cabida al libre ejercicio de la fantasía, cuando en los hehos se le ha pretendido controlar al Steampunk mediante la imposición de reglas? ¿Te has percatado que quienes se quejan de la falta de seguimiento a las reglas del Steampunk, son quienes que precisamente, tienen mucho más que perder?

III.- Creando confusión

Cosplay-Face-Mask-V-For-Vendetta-Mask-Anonymous-Mascara-Movie-Masks-Party-Masquerade-Fancy-Costume-Halloween

“Primero roban las palabras y después les roban su significado.”

Al damos a la tarea de dar lectura al materia que pretensiosamente se llama Steampunk, coincidiremos por una única ocasión con nuestro murmurador inconforme, nos percatamos de “…de muchas cosas…”, aunque contrario a la expectativa de este, esas cosas, apoyan la conclusión de que existe una gran confusión de conceptos, como por ejemplo; aquel que afirma que otros, el Steampunk es un retrofuturimo. Para lo que , recurrimos a realizar el siguiente análisis:

“…Se denomina retrofuturismo al conjunto de expresiones artísticas que encuentran su origen en la AÑORANZA DEL PASADO y se ven influidas por el entusiasmo de aquellas descripciones utópicas o distópicas SOBRE UN FUTURO IMAGINARIO que se produjeron antes de 1960. Este movimiento artístico se caracteriza por la fusión de la estética clásica (conocida como retro, en latín) con la moderna tecnología y vanguardia de la actualidad, y acuña su nombre de la revista de arte “Retrofuturism” en 1983…”

https://es.wikipedia.org/wiki/Retrofuturismo

“… El concepto de retrofuturismo está sujeto a un continuo debate, mas cuenta con una definición genérica: es un movimiento ucrónico social y artístico que basa su inspiración en el concepto de futuro de UNA ÉPOCA PASADA CONCRETA. Se trata de rescatar del pasado las expresiones artísticas que precedieron al año 1960, PARA ADAPTARLAS A UN HIPOTÉTICO FUTURO UTÓPICO O DISTÓPICO. Presentando una fusión entre la estética retro con la tecnología moderna y vanguardista del futuro planteado. — El término retrofuturismo se usó por primera vez en el año 1983, por el editor Lloyd John Dunn, para más adelante convertirse en el título de una revista: Retrofuturism. A día de hoy está presente en multitud de campos, como la literatura, el cine, los videojuegos, la moda, la arquitectura, y en otras muchas expresiones artísticas…”

http://www.inteligencianarrativa.com/retrofuturismo/

Una vez que hemos pretendido entender el concepto de Retrofuturismo, no encontramos con que esas definiciones, difieren de lo que identificamos (o nos han hecho creer, que es…) en la práctica, como Retrofuturismo.

Para poder hablar de que nos encontramos ante un retrofuturismo, debemos de habernos topado en NUESTRA ACTUALIDAD CON UNA VERSIÓN ALTERNATIVA DE UN “FUTURO”, QUE SE ENCUENTRE ESTRUCTURADO CON BASE A ELEMENTOS PERTENECIENTES A UNA ÉPOCA ANTERIOR. Consideración que se cumple dentro de un medio que característicamente, recurre a elementos pertenecientes a otras épocas para obtener tanto inspiración, como para reconfigúralos y presentarlos de manera novedosa; el medio de la moda.

En el ambiente de la alta costura, el retrofuturismo para ser válido en este medio, debe de recurrir a elementos ubicables con anterioridad a 1960… (¡Gulp!, la sección de moda del periódico español EL País –por lo menos en su versión digital-, habla de la existencia del retrofuturismo en una colección con aires de los años 70´s…). y propiciando la fusión entre elementos provenientes del pasado, y aquellos de la actualidad…

En el Steampunk, una manifestación palpable (literalmente) del retrofuturismo, se presenta en la actividad de customatización de tecnología, al tomarse elementos de nuestra actualidad, para ser reconfigurados en su apariencia, mediante la introducción de elementos comúnmente ornamentales y sino, por lo menos que aparentan corresponder al Siglo XIX.

En cuanto al Steampunk, otra asignatura en donde el concepto de retrofuturismo (aclaramos: siempre y cuando el Steampunk sea verdaderamente un planteamiento retrofuturista), resulta menos tomado en consideración, corresponde al de la literatura. Para quienes hayamos dado lectura a textos presumiblemente Steampunk, nos encentraremos con que las tramas generalmente, se desarrollan en el PASADO ubicable por lo menos en el Siglo XIX (en plena congruencia, y hasta quizá imitando los textos de los autores tenidos como fundadores del género. También hay otros que se remotan más al pasado, arribando a otras épocas, y le sigue refutando en carácter de literatura Steampunk…) ¿Qué es lo que sucede? ¿será que no se entiende perfectamente lo que es el Steampunk, o será que el error media en considerar al Steampunk, como un retrofuturismo?

La confusión de conceptos quizá inconscientes o mucha más grave; alevosamente con conocimiento de causa, con el fin propiciar un río revuelto, en que la intelligentsia Steampunk, resulte la ganadora al tratarse de la fuente “autorizada” sobre la materia. Ya hemos escuchado en incontables ocasiones de boca de steamer´s de muchas latitudes del mundo (y que se auto-consideran autoridades en la materia), la afirmación de que en materia de Steampunk, ya todo está dicho. Entonces, la pregunta que se impone hacerles a estos personajes, consiste en que nos aclaren simple y llanamente si el Steampunk se trata de un retrofuturismo. Y de ser afirmativa su opinión, se imponen otros cuestionamientos más; ¿porque la presumible literatura Steampunk, no se adecua al concepto de retrofuturismo? ¿o será acaso que el la llamada literatura Steampunk, en realidad no es Steampunk?. Más aún, si la intelligentsia Steampunk, pudiera afirmar que el Steampunk no se trata de un retrofuturismo (en un afán de brindar protección a la refutada literatura Steampunk), aún así, se dejaría desprotegida a la customatización de tecnología…

Como con este ejemplo, no son pocos los conceptos que cuando son puestos bajo el escrutinio del método analítico, demuestran tratarse de meras falacias de argumentación, que antes que forjar certezas, generan muchas más dudas.

Las respuestas que pueda proporcionar la intelligentsia Steampunk, a los cuestionamiento señalados en el párrafo que antecede, invariablemente serán destructivas. No para el Steampunk (finalmente algo de claridad en materia de conceptos; abandonará al correcto planteamiento y manejo del Steampunk), sino para la intelligentsia Steampunk, porque o demuestra que el sitial que se ha reservado, corresponde a sus auto-presumidos méritos, o que simplemente que se trata del más tendencioso de los fraudes. No quisiéramos pensar que el presumible canon del Steampunk, se trata de la reelaboración de la doctina del Fuego Nórdico, tendiente a crear un entorno plagado de incertidumbres y de una expectativa de conocimientos estructuralmente enigmáticos, que requiera la intervención de un guía, como único agente capaz de dar luz sobre reconocer los elementos, las implicaciones asi como de tomar las decisiones que resulten más “apropiadas”.

IV.- Forjando el terror

El sistema que se desprende de la afirmación de que los steamer´s de nuevo cuño, se constituyen en el factor del “estancamiento” del Steampunk. No es más que una simple especulación encaminada a establecer un dogma más que contribuye a forjar aun más incertidumbres, respecto de algo que se ha distinguido por ser prolífico en la enunciación de dogmas, todos elaborados por la auto asumida intelligentsia Steampunk, y que simplemente han contribuido a generar una mayúscula confusión de conceptos. Lo más perjudicial aún; tal consideración, se traduce en incertidumbre como la que propicia la presunta amenaza abstracta que es arrojada sobre la Escuela St. Mary, la Compañía de Agua “Tres Aguas” y el Metro, y que es tratada en V de Venganza

Pensemos por un momento que existe verdaderamente un “estancamiento” del Steampunk, también prescindamos de la “amenaza” de los steamer´s de nuevo cuño, que solo corresponden a un argumento encaminado a la conservación de prebendas por parte de la intelligentsia Steampunk.

Creamos por un momento en el “estancamiento” del Steampunk, para lo cual, sería interesante (siempre y cuando tuviese una autentica opinión) conocer los elementos que concluyen en este estancamiento por parte de todo aquel que se autosuma “purista”, “noocrata”, “steamlinista” o intelligentsia Steampunk .

¿Es susceptible de evolucionar el Steampunk, cuando históricamente corresponde a una especulación fantástica de una época anterior alternativa? ¿No sería tanto como solicitar la “evolución” de por ejemplo; el cuento Peter Pan y Wendy?. Hablar de evolución, implica la preexistencia de elementos objetivos, que puedan ser susceptibles de su modificación…

Resulta absurdo atribuir una característica retrograda a lo que se concibe en carácter de una masa informe carente de todo aglutinante ideológico (los “villamelones” ) como nos lo presenta nuestro detractor. Según él, los steamer´s de nuevo cuño no habrían leído pasa saber “… muchas cosas…”. De ser correcta esta apreciación, resultaría casi menos que imposible afirmar que intervendrían en el “estancamiento” del Steampunk, porque simplemente, lo que encontrarían haciendo estos, sería todo, menos Steampunk que se encontrara basado en unos presumibles principios/reglas/leyes extraídos de la lectura de textos autorizados (los que son emitidos por la intelligentsia Steampunk) ¿Cómo es posible atribuir un presumible “estancamiento” a alguien que ni siquiera comparte los cánones que entre ve nuestro detractor, y aún pueda ser considerado Steampunk?

Ahora bien, exploraremos de lo que se lamenta nuestro inconforme, se refiere a que estos auto consideramos “steamer´s”, realicen una actividad de zapa hacia adentro de la comunidad Steamer; nos percatamos de la existencia de una nueva contradicción; si los steamer´s considerados como retrógrados se encuentran inmersos en la comunidad, e interactúan activamente en esta. Se presentan dos alternativas a saber:

Primero. Que resulten tan inseguros entre lo que es y no es Steampunk, que se remitirán a consultar a aquellos personajes tenidos en carácter de autorizados para guiar sus pasos. De esta manera, lo que sucedería, sería una preservación del Steampunk en su acepción más “pura”, puesto que sería retroalimentada por la experiencia previa de los steamer´s ya anejos dentro del movimiento. Se presentaría un conservadurismo.

En la segunda opción, y atribuyendo a los steamer´s una hiperactividad desinformada sobre el Steampunk, se provocaría un enriquecimiento del Steampunk, al dar cabida a nuevos elementos, lo que implicaría un supuesto evolutivo del Steam, quizá por vías no del todo ajustadas al Steampunk como se pueda concebir en el ejercicio doctrinario que nos podamos imponer. Pero para esta evolución, y su reencauzamiento sí que existen desviacionismos, siempre podemos confiar en las leyes darwinianas de la selección natural: Lo que resulte apropiado para alcanzar el objetivo sería adoptado. Lo que no presente utilidad alguna, sería simplemente desechado… Y propiciando la generación de un Steampunk más avanzado, quizá no por las vías pretendidas por nuestro por nuestro detractor, ¿pero qué importa?.

Quizá todo ello, simplemente se trate de enunciar un nuevo Fuego Nórdico, y el encumbramiento de algún ( o de varios) Adam Sutler

 

ESTA FUÉ LA CONTINUACIÓN DE: https://fiusss.wordpress.com/2017/06/13/villamelones-del-steampunk-delirios-de-un-retrogrado/

“Villamelones” del Steampunk, delirios de un retrógrado.

DSC03394

PRIMERA PARTE. La motivación del artículo.

La introducción no podía ser otra que la transcripción de la controversia que origina las consideraciones aquí vertidas. Deseamos aclarar que no se citará el nombre de la comunidad en que se generó la controversia –no atribuible a esta-, porque se requiere rendir honor a sus integrantes, como administradores, que en todo momento demostraron poseer una envidiable estatura moral, que se puso de manifiesto, cuando se vieron precisados a tomar decisiones con respecto de este hilo de conversación especifico, y que amenazaba con desbordar los límites de una buena, debida y respetuosa conversación.

También pensamos que el directamente involucrado en la conversación que se pasará a transcribir, será el primero que se quejará con respecto a que no habría autorizado su reproducción – el sistema que acostumbra utilizar, es el de infringir ofensas confiando en que los agraviados, se abstendrán de decir nada, so pena de ser excluidos de la comunidad Steampunk.-, a este punto debemos de aclarar que la conversación transcrita, resulta ser pública y no existe impedimento para ser difundida, máxime que de la transcripción que se realiza; se aprecia la promoción de actitudes de intolerancia, dirigidas en contra de un determinado sector de personas…

Demos con la transcripción de una controversia que se generó en fecha 10 de mayo de 2017, la cual versa en los siguientes términos:

“Johannes Serpens: gracias XXXXX, aunque debo decir que lo dicho no es mas que una broma -aunque se basa en un autentico comentario-. En México -a pesar de lo que puedan decir algunos puristas desde sus gabinetes- en la realidad de las reuniones, eventos y platicas, a no pocos nos parece mas atrayente la contracción steamers, en olvido de los significados que se les pueda atribuir.

(intervención del administrador)
México es muuuuy grande y desde luego abarca más que un puñado de aficionados de una ciudad. Steampunks es la palabra y si me llaman purista por tener 3años de dirigir una revista del tema y publicar relatos…mejor purista que mero aficionado villamelón.

(intervención del administrador) … en este grupo no consideramos la existencia de aficionados “villamelón”, por favor modere sus adjetivos para referirse a otros camaradas.
Todos merecen respeto.

Pero si de puristas de gabinete?
Yo solo digo algo que pienso. Prefiero ser purista que villamelón. No llamaba a nadie en específico …

(…)

Probablemente se esté personalizando lo que no es, y explico.

Ante la frase

“En México -a pesar de lo que puedan decir algunos puristas desde sus gabinetes- en la realidad de las reuniones, eventos y platicas, a no pocos nos parece mas atrayente la contracción steamers”

Yo afirmo que México no es representado por un puñado de aficionados, pues las posturas son muchas y variadas. Afirmo que no, que no les decimos steamers, aunque algunos si lo hagan. Ante el comentario previo, yo sería “un purista de gabinete” y por ende mi comentario de “mejor purista que aficionado villamelón”.

No va contra el señor en específico, si no en general.

Desgraciadamente no son pocos los que entran al Steampunk y creen que están descubriendo el agua caliente, haciéndose pasar por expertos opinadores, cuando hay bastante material al alcance para leer y darse cuenta de muchas cosas, pero como tiende a ir en contra de lo que ellos plantean, les llaman entonces “puristas”. Años van que el Steampunk no se desarrolla por eso mismo, por que llegan los “villamelones” (nadie en específico) a querer tomar la batuta ¿el resultado? un steampunk constantemente en la adolescencia.

Espero de esta forma haya quedado más claridad y se entienda que no es mi intención causar problema alguno, si no dejar en claro que aunque cada quien le llame como quiere o mejor le parezca, hay un nombre consensuado desde hace tiempo ya —sea o no una postura purista—y venirse a inventar otro sin antes leer e informarse, o ignorando lo existente, me parece es ser muy pretencioso.

Una disculpa por el post tan largo, el posible mal entendido y el mal rato que este les haya hecho pasar.

Pasen buenos días…”

DSC03404

SEGUNDA PARTE. Disección de un argumento.

 

“Primero roban las palabras y después les roban su significado.”

 

“Por edicto de la Santa Inquisición, solo la Iglesia se encuentra autorizada para interpretar las escrituras. Por edicto de la Santa Inquisición quien pretenda interpretar las escrituras será reo de la Santa Inquisición…”

(“El Hombre de la Mancha”, versión fílmica de Arthur Miller, 1972.)

 

Nos sorprende y desalienta que a pesar de los años y siglos transcurridos, aún nuestra especie no haya podido ser capaz de desterrar las taras que denuncian nuestras actitudes intolerantes. No nos engañemos; el hecho de que algunas ideas resulten capaces de evolucionar, se debe única y exclusivamente a que lo hacen sobre la base de otras ideas, de cuya veracidad se pensó a pie juntillas y resultaron fiera y dogmáticamente defendidas, hasta que les llegó el momento en que fueron demostradas como erróneas u obsoletas para su época. La evolución de las ideas, no involucra el destierro de la Intolerancia, pues esta última se alimenta de la entronización de planteamientos y de seguidores dispuestos a defenderlos dogmáticamente a ultranza…

La materia del presente artículo, la constituye la transcripción que previamente hemos realizado en su PRIMERA PARTE, y tiene por objeto demostrar los errores metodológicos en que incurre nuestro entusiasta detractor, para intentar convenceros de la existencia  de una coherente estructura de ideas en torno del Steampunk. Por supuesto que la intención fundamental de este intento, no es el de encausarnos por el buen “camino”, sino más bien, para asumirse como habilitado para denigrar a todos aquellos entusiastas del Steampunk, mediante la anteposición del concepto de encontrarse “autorizado”, “…por tener 3años de dirigir una revista del tema y publicar relatos…”.

El sistema planteado por nuestro murmurador, se encuentra basado en los presuntos meritos que poseerían algunos steamers en contra de la mayoría de los mismos, en razón de las “obras” de los primeros, además de cómo es posible apreciarse de las afirmaciones en sentido de que: “…cuando hay bastante material al alcance para leer y darse cuenta de muchas cosas… hay un nombre consensuado desde hace tiempo ya…”, resulta que dichas obras, tendrían que dar cumplimiento a por lo menos, dos condiciones: Que se encuentren por escrito y que se hayan realizado con bastante tiempo de antelación (ahora nos explicamos por que se resalta la dirección de una revista por tres años…).

La méritocracia que nos propone nuestro sujeto de estudio, se encuentra conformada por todos aquellos integrantes que hayan escrito sobre el Steampunk, y hecho que presumiblemente, los elevaría por sobre cualquier “… villamelón…”, que no resulta ser capaz de entender algo sobre el Steampunk.

Cuando nuestro detractor  se refiere a una intelligentsia Steampunk, y que no dudamos que exista, aunque debemos de poner en entredicho la grandiosidad de sus “descubrimientos”, si atendemos al hecho de que generalmente al hablar sobre conceptos del Steampunk, nos encontramos con que estos no resisten no ya digamos un análisis profundo, sino el de la aplicación del sentido común más básico…

Desde el mismo momento que nuestro disertador, remontada hacia al pasado cualquier “conocimiento” sobre el Steampunk, resulta evidente que el pretender practicar un análisis que pueda partir de nuevos postulados (porque el conocimiento alumbrado por la intelligentsia Steampunk, se encuentra acabado), se encentrará irremediablemente condenado al descubrimiento del “… agua caliente…” (No obstant een que reliadad se dice: “Hilo negro y agua tibia…”), es decir, a la nada de conocimiento (por supuesto, siempre y cuando no existiese nada más que poder encontrar…).

Si no fuese por aquel gusanillo que tiende a infectar con el virus de la insidiosa duda a todo aquel edificio conceptual que se piensa correcta y debidamente estructurado. No resultaría posible evidenciar que el Steampunk, carece hasta de lo más basico, como lo es una denominación formalmente aceptada.

Lo más riesgoso con lo que nos pudiéramos enfrentar cuando nos encontramos en busca de conocimientos, es que no dispongamos con un mínimo de condiciones para efectuar nuestra labor, y entre las que se encuentra tener a disposición de marco conceptual general. Cuando la propia denominación del objeto que nos proponemos analizar, no se encuentra resueltamente definida, parpadean luces rojas de alarma, ¿Cómo se podría practicar un análisis objetivo respecto de algún aspecto integrante de nuestro sujeto de estudio, si hasta de este carecemos de lo más el elemental como lo es su denominación, y por tanto, estando a la deriva sus mismas posibilidades, implicaciones y restricciones? (o será que existe una especial forma de ceguera, que obnubila las capacidades perceptivas de la intelligentsia Steampunk, haciéndoles creer en la “perfección” de un sistema que hecha agua, que antes sus propios ojos, echa agua por cualquier sitio por el que se le mire…). Porque eso sucede en algo que debería de ser tan básico, como contar con un significado específico para la palabra “Steampunk”…

Si el Steampunk comprende (o deseamos que comprenda) tanto a la literatura, la música, las artes escénicas, la plástica, la moda, la arquitectura, el diseño e incluso entre otros rubros, a la forma en que socializamos nosotros, seguidores del Steampunk. Nos encontramos con que las definiciones que disponemos (porque hay tantas, que se ponen en duda su validez), NO comprenden todas estos contenidos…

El Steampunk como objeto de un posible estudio, cuenta con la complicación de que al ignorarse los contenidos admisibles bajo tal denominación, el estudio de un rubro particular se torna complicado (pero no imposible), sino es hasta que se retrocede para tratar de establecer una cabeza de playa, sobre la cual partir en la dirección que resulte necesario. Y es ante esta necesidad, que puede ser tomada en carácter de un repliegue estratégico, o de una oportunidad de oro para que sean los propios steamers, quienes planteen de una definición para el Steampunk, que englobe sus anhelos y expectativas respecto de él. Para que nunca más, alguien (o algunos) ajeno (s) a nuestras personales fantasías, pretenda unilateralmente obligarnos supeditar las propias a unas ajenas, o mucho peor, a algunas que ya se encuentran muertas, dada su impracticabilidad… Que cuando hablemos del Steampunk, lo hagamos en realidad con respecto al elementos más sensible de los steamers; su personal fantasía. Que la palabra Steampunk, no se trate de un concepto tan lejano a nosotros, que nos exija el tener que alcanzarlo, sino por el contrario; que nos refiramos a él, lo hagamos en realidad para describirnos tal y como somos.

Así visto, ¿aún es posible que alguien (o algunos) pretendan convérsenos de la presunta existencia de un sistema inherente al Steampunk, que en más de las veces da la impresión de tratarse de un buen par de grilletes conceptuales que nos resulta difícil de entender (no por incapacidad en nuestro raciocinio, sino porque el presumible “sistema” Steampunk, se oculta bajo las sabanas de un lenguaje seudo-intelectual, que en realidad oculta un enorme galimatías…), y aún después de todo esto, ese alguien o “alguienes” pretenden en base de ello, sentirse facultados para denigrar a quienes pretendidamente no dispondrían de ese conocimiento arbitrario? No gracias, así nos encontramos bien.

“… un puñado de aficionados de una ciudad… mejor purista que mero aficionado villamelón… Desgraciadamente no son pocos los que entran al Steampunk y creen que están descubriendo el agua caliente, haciéndose pasar por expertos opinadores, cuando hay bastante material al alcance para leer y darse cuenta de muchas cosas… hay un nombre consensuado desde hace tiempo ya —sea o no una postura purista—y venirse a inventar otro sin antes leer e informarse, o ignorando lo existente, me parece es ser muy pretencioso…”

Resulta sumamente atractiva por lo bien que retrata la transcripción que antecede, a la definición propuesta para la Intolerancia por wikipedia (https://es.wikipedia.org/wiki/Intolerancia_(sociolog%C3%ADa)cuando señala que:

“… LA INTOLERANCIA resulta ser cualquier actitud plano de las ideas, por ejemplo, SE CARACTERIZA POR LA PERSEVERANCIA EN LA PROPIA OPINIÓN, A PESAR DE LAS RAZONES QUE SE PUEDAN ESGRIMIR CONTRA ELLA. Supone, por tanto, cierta dureza y rigidez en el mantenimiento de LAS PROPIAS IDEAS O CARACTERÍSTICAS, que SE TIENEN COMO ABSOLUTAS E INQUEBRANTABLES…”.

Existen demasiadas definiciones para el Steampunk, y ninguna posee la capacidad de comprender todas aquellas implicaciones que nosotros, los steamers, le atribuimos por descontado. Más aún, ni siquiera en los verdaderos diccionarios de renombre internacional, podemos encontrar una definición para el Steampunk, es más NO resulta ser una palabra admitida (exceptuando al Diccionario Merriam-Webster, el cual realiza un medroso intento cuando define al Steampunk como: “Ciencia ficción que trata de las sociedades del siglo XIX dominadas por la tecnología histórica o imaginaria a vapor.” ¿Dónde se ubicaron las implicaciones que los stramers, atribuimos a la palabra?).

Después de esta pequeña critica a los argumentos de un detractor mexicano, que tiene la desfachatez de denigrar a los steamers de su propio país, calificándolos de sujetos que: “…creen que están descubriendo el agua caliente, haciéndose pasar por expertos opinadores…. Años van que el Steampunk no se desarrolla por eso mismo, por que llegan los “villamelones” (nadie en específico) a querer tomar la batuta ¿el resultado? un steampunk constantemente en la adolescencia…” Debemos de preguntarnos ¿Quiénes en realidad se oponen a la expresión libre del Steampunk, anteponiendo una estructura que ha demostrado ser contradictoria, y sin embargo sostenida de manera fanáticamente intolerante? ¿Quiénes resultan ser los retrógrados?

PC STEAM (Avance)

No nos propusimos limitarnos a un simple “tuneo” Steampunk de una PC. Tampoco nos interesó trabajar viéndonos forzados a adecuarnos a la estructura del gabinete de computadora de escritorio –ya hay muchas PC´s Steampunk, que ajustan a esos gabinetes o que por lo menos, reproducen la nostalgia de su creador por las formas de esos ingenios…-, pretendemos que sea el gabinete, el que se adecue a nuestra visión de una PC.
Deseamos imponernos el desafío de intentar cosas que contribuyan a dar al traste con algunos paradigmas.
Que realmente seamos nosotros, quienes dictemos la estructura de un gabinete planteado a partir de un mueble metálico de almacenaje, una PC, madera, y lo más importante: nuestra personal propuesta para el diseño de una PC Steampunk, sin que ello pueda ser considerado como una simple colección de adornos y engranes que simulen encontrarse provistos de utilidades inexistentes…
Deseamos que nuestro particular diseño de una PC Steampunk, les resulte interesante, así como quizá útil, y hasta espectacular -bueno lo será con los elementos que aún faltan de ser colocados…-. Disfruten las fotografías con que acompañamos este proyecto.

DSC03621DSC03622DSC03618DSC03617DSC03646DSC03645DSC03644DSC03643DSC03623DSC03624DSC03625DSC03626DSC03627DSC03628DSC03629DSC03630DSC03642DSC03641DSC03640DSC03639DSC03638DSC03637DSC03631DSC03633DSC03634

 

 

 

Chocolat, el esclavo venido a clown

“Hay entre las antiguas escenas cómicas del circo una que tiene algo de simbólico. La última vez que la vi representar fue por el gran artista que acaba de morir, acompañado de su inseparable colaborador. De pie en medio de la pista, Footit cantaba una canción a la luna, una lenta, una larga, una monótona canción, hecha de repeticiones de un solo verso. De pronto, Chocolat se le acercaba y trataba dee decirle algo al oído. “Déjame”, murmuraba Footit. Impaciente, Chocolat lo tiraba por la manga, sin lograr moverlo.. Luego, furioso, comenzaba a darle puntapiés con el pie derecho, hasta que se cansaba, y cambiaba de pie. Y Footit cantaba siempre, muy triste, sin notar los golpes. Y Chocolat, jadeante, redoblaba las patadas, hasta que, al fin, caía de fatiga. Footit seguía cantando. Y al cabo de un rato, al terminar su canción, volvíase hacia su amigo, y viéndolo muerto, se reía. En esa farsa, que encarna la indiferencia ante el dolor y la burla ante la tragedia, el buen Footit creía ver el alma de su arte.”

E. Gómez Carrillo: “Ante la tumba de un clown”, en ABC (30/10/1921)

“LAS HERMANAS CASTAÑO CAPETILLO

Doña Reyes,Josefa y Dolores eran tres mujeres de “armas tomar” y muy “marimandonas”.

Don Patricio cuando volvió de Cuba se trajo un criado negro llamado Rafael Padilla y vivía en su finca de Sopuerta.

Un buen día las hermanas quisieron darle un baño purificador o un blanqueo a Rafael, ante tal panorama nada placentero el criado huyó despavorido.Las hermanas siempre estaban clamando contra él,¡Cubano haragán,que no trabajas!
Se publicó un bando de busca y captura:Sirviente negro propiedad de la familia Patricio del Castaño,se busca.

El criado había nacido en Cuba el año 1868 se llamaba Rafael Padilla y era hijo de esclavos,se quedó huérfano a la edad de ocho años.Fue vendido como peón agrícola a la madre de un comerciante portugués.

A los 14 años huye de la casa y se dedica a vivir de sus trapicheos,no sabemos los detalles pero entró a trabajar en la casa de don Patricio.

El famoso clown blanco Tony Grice lo descubre deambulando por las cercanías de la ría en Bilbao.

Tony solía venir para actuar por las fiestas en la villa,con el Circo Parish y con el Circo Alegría, de Micaela Alegría que solía instalarse en la calle Rodriguez Arias el año 1904.

Quedó impresionado por su vigor físico y su arte como bailarín,lo contrató en su compañía y terminó con partenaire en algunos de sus números.

Después comenzó hacerse llamarse con el nombre artístico de “Chocolat”.

chocolat_bailando_en-el_irish_american_bar_toulousse-lautrec_1896Chocolat bailando en el Irish American Bar
Toulousse-Lautrec (1896)

lautrec

Toulousse-Lautrec

Su número más famoso por aquél entonces era montado en una mula salvaje que siempre acababa lanzándole fuera de la pista.

En 1886 Foofit y Chocolat actuan juntos en el Circo Medrano de París,que lo fundó el payaso español Gerónimo Medrano.

Así durante años formando un dúo cómico entre el autoritario clown blanco y un augusto negro que se llevaba las bofetadas.

le-nouveau-cirque-16

Nouveau Cirque

En el año 1899 los hermanos Lumiere recogen su actuación en una película.

El triunfo le llega a Foofit y Chocolat a partir de 1906 en el Folies Bergere,a Chocolat lo inmortalizó Toulousse-Lautrec el año 1896,en un cuadro donde aparece bailando en el Irish Bar.

En el año 1910 se separa la pareja,Foofit quería meter a su hijo de pareja.

Posó para anuncios de Héve Jabón y la escritora francesa Colette en la novela Gici habla de él.

Chocolat hace teatro y de payaso ambulante,actúa para los niños en los hospitales de París.

Con el paso de los años Nicolás del Castaño en un viaje a París,fue al circo y Chocolat lo reconoció entre el público.Al final de la función corría hacia él gritando:¡Ay mi amo,ay mi amo,ay mi amo…

footit-y-chocolatFootit y Chocolat

En el año 1917,muere alcoholizado y empobrecido con 49 años de edad.Se le entierra en una fosa común de Burdeos.

acta%20defuncion%20chocolatAsiento de la defunción de Rafael Padilla “Chocolat”

Ahora sabemos que Rafael Padilla,fue enterrado y existe el registro en el cementerio.

Tiene un hijo adoptivo Eugene Grimaldi,llamado Chocolat hijo que tuvo cierto éxito en la década de los años 1920.

Jacinto Benavente,en un artículo periodístico, elogia a Tony Grice un glorioso clow.El clow Medrano conocido en París como Bum-Bum es un buen payaso a lo aldeano de risa franca.

Foofit es el más parisino y Chocolat el clown negro con la pimienta de su exotismo,que tantas curiosidades femeninas despertó.”

Links: http://memoriasclubdeportivodebilbao.blogspot.mx/2014/09/a-familia-del-castano-capetillo.html

https://ventriloquia-y-mas.blogspot.com/2013/09/footit-y-chocolat.html