A colación de la película Steamboy

NOTA: El presente material se trata de uno aumentado y grandemente corregido. Originariamente se trataba de un artículo previsto para ser publicado en otro medio Steampunk. Pero una vez que fue analizada tanto su estructura, como su potencial, se determinó que difícilmente el medio para el que iba destinado, admitiría la transmutación absoluta de sus premisas y mucho menos, toleraría las conclusiones a las que se arriba, pues contribuirían a destruir varios añejos sobreentendidos –y sobre todo, cómodos para quienes no se les da lo que pensar… – sobre el Steampunk. La disyuntiva consistía en callar u hablar, y como nunca nos ha gustado que nos impongan silencio, cuando consideramos que tenemos algo que decir: …

 

steamboy

Si un buen día, despertamos excepcionalmente avispados para hablar sobre Steampunk, desde una perspectiva más teórica, y además, provistos de la sana intención de que nuestros esfuerzos desemboquen en algo productivo. Nos veremos orillados considerar que para poder cumplir con nuestro objetivo, requerimos de poner a nuestra disposición de un método de análisis que resulte ser idóneo a la naturaleza propia del asunto que nos proponemos, así que con toda seguridad nos inclinaremos por la utilización del modelo deductivo creado por un investigador de ficción del Siglo XIX, cuyas premisas eran expuestas por el Dr. John H. Watson, con posterioridad a habernos deleitado con el suspense creado en torno a la descripción de los casos resueltos por su amigo.

Pero, una vez que nos hemos pronunciado por la utilización del método deductivo en el cumplimiento de nuestra tarea, adquiriremos también claridad de que para lograr la operatividad plena del método que hemos elegido, éste deberá de ser estructurado en base a la reunión de hechos aparentemente aislados, pero que de su colocación dentro en su conjunto armónicamente ordenado, asomará la   cabeza una conclusión.

Ahora debe decirse que en materia de las conclusiones a que pude llegarse recurriendo al método deductivo, éstas no pueden ser consideradas bajo las etiquetas de “buena” u “mala” –eso es simple paja moral-. Sino las conclusiones a que se pueda llegar, serán del orden objetivo o subjetivo, dependiendo de la calidad, como la cantidad de los hechos sobre los cuales se enuncian estas. Aunque el método deductivo ideado por una entidad tan etérea como lo es un investigador de ficción, siempre ha tenido por finalidad, la obtención de conclusiones objetivas…

Son los hechos y su calidad de objetiva o subjetiva, los que transferirían esta calidad a las conclusiones a que se pueda arribar –una especulación, nos conducirá a emitir también conclusiones especulativas, etc.-…

Dogmatizar –porque alguien lo afirmó en un principio, y todos los demás lo admitimos por mero acto de Fé- que “El largometraje Steamboy, se trata de una cinta Steampunk”, se trata de una afirmación tan perfecta en sus implicaciones, que se llegaría necesariamente a la conclusión que con base en talo afirmación, las controversias que se vienen presentando continuamente dentro del Steampunk, quedarían definitivamente zanjadas. ¿Pero, por qué no sucede así, si es que se tiene ya una certeza de lo que DEBE de ser el Steampunk? Es gracioso que lo preguntemos, porque son precisamente quienes admiten el postulado de que “El largometraje Steamboy, se trata de una cinta Steampunk”, los primeros en no ser congruentes con el supuesto que han admitido… Pero no seamos demasiado duros con ellos, comprendamos que el problema se generó por la emisión de una conclusión carente de bases objetivas…

sb.trap

La perfección de la conclusión en sentido de que “El largometraje Steamboy, se trata de una cinta Steampunk”, estriba en que se trata de una apreciación subjetiva, la cual graciosamente aparenta objetividad –algo que es bastante común dentro del Steampunk…-. Aquí, sería bastante interesante remontarnos a las fuentes, e indagar quien fue aquella persona que afirmó la existencia de una relación traducida en el binomio Steamboy/ Steampunk. Si una vez identificada esta persona, y esta se encuentra con vida, aún más interesante resultaría cuestionarla con respecto de las razones que tuvo en consideración para afirmar la existencia de esa relación, y si las razones que pudiese aportar resultaran ser objetivas; no nos quedaría más que postrarnos ante una autentico pensador de Steampunk. Aunque lo más probable sea que nos señalara que simplemente se le habría ocurrido o que la “estética” –palabra que ya resulta bastante aburrida dentro del Steampunk – lo habría hecho pensar así…

Hagamos uso de nuestros poderes psíquicos: Si fuese el caso de que no pudiésemos identificar al autor de la afirmación “El largometraje Steamboy, se trata de una cinta Steampunk”, para poder cuestionarle directamente con respecto de esta conclusión. Aún así nos encontramos en aptitud de inferir el carácter de la persona que habría enunciado esta sentencia, se trataría de una persona con gustos conservadores con respecto al Steampunk, y que con toda seguridad no le resultará mayormente atrayentes las derivaciones del Steampunk. Esta conclusión, se desprende simplemente del contenido del largometraje “Steamboy” y que de su codificación se desprendería la tendencia personal del autor con respecto del Steampunk.

La “codificación” que se desprende contenido de la cinta “Steamboy”, puede ser expresada de la siguiente manera:

a)                  Que la trama se encuentra ubicada en la época Victoriana –finalmente el Steampunk, antes de recibir este nombre, era conocido con el mote de “Fantasías Victorianas”-.

b)                  Que no son las máquinas en sí –la apariencia de los artefactos, que corresponde a la estilística que abrían revestido y hubiesen existido. Se trata solo de un recurso visual-, sino el trabajo efectuado por estas, el factor que establece las líneas generales de la trama.

c)                   Que es el efecto causado por la interactuación entre los personajes y la máquina-trabajo con los personajes, el elemento que introduce el factor humano en la trama base.

d)                  Que el marco de referencias morales manejados por los personajes, resulta puesto a prueba por su interactuación a la máquina-trabajo, lo que se traduce en el establecimiento de bandos dicotómicos, para identificar a los;

e)                  Buenos y a los malos.

steamboy-prodnotes-640-360

CONTINUARÁ.

Jean Eugéne Robert-Houdin “El padre de la magia moderna”

Robert-Houdin-9344559-1-402De seguir la tradición familiar, te convertirás en un relojero, cosa que no es del todo mala, si los relojes que construyes, poseen marca de autor –columnas coronadas por esferas de reloj-. Si además de ello, construyes autómatas mecánicos –con hechuras por demás finísimas-, definitivamente que inviertes tu tiempo de manera creativa. Mas aún, si te sobra tiempo para dedicarte a presentar y promover a la magia en carácter de un entretenimiento para el Siglo XIX, entonces tú nombre es: Jean Eugéne Robert-Houdin
”Fue un apasionado amateur desde su temprana juventud, hasta su muerte a los 66 años en 1871.

Su carrera profesional duró apenas siete años,
Influyó decisivamente en la magia de su tiempo y posteriormente, agregándole un toque de gran distinción, poniendo la magia de moda entre las personas cultas del París de mediados del siglo XIX y a unos niveles desconocidos hasta ese momento.
Creó y modificó gran número de efectos, muchos de !os cuales han sido la base de los utilizados en la magia actual.

Robert Houdin, nació en Blois en el valle del Loira en 1805 y su nombre era, Jean Eugene Robert. Hijo de relojero, su destino era seguir la profesión paterna, pero el error de un librero, le abrió el camino de la magia. En efecto, habiendo solicitado en una librería el tratado de relojería de Ferdinand Berthoud, el comerciante se equivocó y le entregó un libro con pasatiempos científicos, el cual contenía una sección de juegos de manos o “física recreativa”, juegos copiados de los excelentes tratados franceses de Ozanam, Guyot y Decremps. Allí encontró los secretos que tanto ansiaba conocer, desde que presenció una actuación de un vendedor callejero que manipulaba copas y bolas. Se entusiasmó tanto con la magia, que dedicaba todo su tiempo libre, incluso por la noche, a la práctica de la prestidigitación con cartas y monedas, hasta que las dominó de una manera perfecta.

Para perfeccionarse tomó lecciones de un mago más adelantado, llamado Maous: Con él comenzó a aprender el arte de la presentación de la magia. A los 23 años conoció a la joven Josephe Cécile Eglantine, hija de un importante relojero de París, quien posteriormente lo contrató en su firma. Jean Eugene y Josephe se casan y siguiendo una costumbre de la época, agrega a su apellido el de su mujer y legalmente pasa a apellidarse Robert Houdín.

En la calle Richelieu de París estaba entonces el establecimiento mágico del Pére Roujol. Por casualidad Robert-Houdin, lo encontró un día y a partir de entonces lo visitó regularmente para comprar aparatos de magia y entablar relaciones con otros magos de la época. Allí conoció a Jules de la Rovére, un aristócrata aficionado a la magia, que fue quien inventó la palabra Prestidigitación para anunciar así su elegante trabajo…”

Si deseas leer el articulo integro, este el link: http://www.nadaenestamano.com.ar/index.php?topic=1751.0;wap2

Robert-Houdin: La belleza de los autómatas.: http://juegosdemagia.blogcindario.com/2006/12/00139-robert-houdin-la-belleza-de-los-automatas.html

thCAHWXX97robert-houdin-clockgdRobert_Houdin's_mystery_clocks_(France-_1850)ob_7022e9_magie-2015-04-horlogela-grande-pendule-mysterieuse-portique-creee-par-maurice-couet_portrait_w674jean-eugene-robert-houdin-orologio-misterioso180px-Robert-Houdin__Serie_VI$T2eC16FHJIYE9qUcNTrIBR(LsZ)j4g~~60_1la-grande-pendule-mysterieuse-portique-creee-par-maurice-couet_portrait_w6745156_312_automate-la-lecon-de-chant0x600fthCATA9RCHjean-eugene-robert-houdin-bei-der-vorf-hrung-des-wunderbaren-orangenbaums-1844-sammlung-wittus-witt_695b61_org81704478140983_11_jean_eugene5767_675_Suspension-ethereenne-de-Robert-Houdin-Maison-de-la-Magie2-jean-eugene-robert-houdin-granger

“Julio Verne como uno de los precursores del Steampunk”

 

%27The_Steam_House%27_by_L%C3%A9on_Benett_018

“Julio Verne como uno de los precursores del Steampunk”, es un titulo engañoso para una conferencia que tomará el cariz de una investigación, muy propia del insigne investigador de ficción, Sherlock Holmes. En esta pesquisa de analizarán los fundamentos sobre los que se edifica la basta obra Julio Verne, y en la que se ha querido ver la existencia de una precursoría cuyo beneficiario es el Steampunk…

Es de todos sabido que entre la riqueza que se pueda otorgar mediante una herencia, puede encontrarse la propia reputación del legador. Así como que en algunas ocasiones, resulta ser más valiosa la propia reputación, que la misma riqueza… En la idea de la precursoría, claramente de lo que se hace legado, de es de una reconocida reputación… ¡Que pudiéramos dar por estar ciertos de que el Steampunk, resultaría heredero directo de la obra de Ciencia Ficción escrita por Julio Verne! ¿Pueden imaginarse el reconocimiento mundial que se haría del Steampunk, si efectivamente se pudiera comprobar la precursoría del genio de Nantes en este? ¿Por qué no ha sucedido?

La intervención en el Steampunk de la obra de Julio Verne, no posee los fuegos artificiales con que normalmente han querido vincular ambas supuestos. No obstante ello, resulta innegable que es por la misma intervención de la obra de Julio Verne, que el Steampunk, es lo que es visualmente… ¿Paradójico? Sí, pero existen buenas razones para afirmarlo de este modo…

“Julio Verne como uno de los precursores del Steampunk”, se trata de una conferencia que hemos venido a llamar “holmesiana”, porque en ella, lo que se practicará, será un análisis razonado de aquellos detalles aparentemente insignificantes, pero que resultan determinantes para comprender en su justa dimensión, la intervención de la obra de Julio Verne en el Steampunk.

“Julio Verne como uno de los precursores del Steampunk”, es una conferencia presentada en cortesía, por   EDICIONES AEROS https://fiusss.wordpress.com/2015/01/06/ediciones-aeros-convocatoria-2015/ , dentro del marco del evento “HOMENAJE A JULIO VERNE, TARDE DEDICADA AL STEAMPUNK”, patrocinado por KATAKOMBE XIII y KIMERA BAZAR. Sábado 21 de marzo, Donceles #87 (Plaza Bialos) esquina con Brasil. Primer Piso. Centro (Metro Zócalo o Allende).

IDENTIDAD, REBELDÍA Y SU PARADOJA

12_mafalda-nopasaran

Claro que resulta emocionante pertenecer a un grupo que comparte tus ideas y aficiones. De hecho, lo buscamos por resultar sujetos gregarios, y somos en términos de nuestra pertenencia a un grupo, en le que forjamos nuestra identidad.

Cuando se habla de identidad, no debemos de referirla como sui tal cosa. Una identidad, es un sistema de creencias y valores que expresamos a lo largo de nuestra vida, y nos distingue como individuos entre otros más… Por tanto, resulta extremadamente importante saber que esta forja de una identidad, da inicios con pertenecer a grupos, que difícilmente podrían ser considerados como “normales”, desde el punto de vista de la Sociedad en que vivimos.

Nuestra especialidad como sujetos en busca de una identidad, consisten en buscar esta, dentro de grupos “anormales”. Desde el grupo de amigos íntimos, o cualquier agrupación con la que guardemos alguna identificación de intereses. Nos llenamos de un sentimiento de orgullo, pues nos encontramos integrados a un grupo que comparte nuestros tus sueños y expectativas sobre la existencia. Ese grupo, nos entiende y reconoce como personas, provocando que nos percatemos que somos seres diferenciados de los otros, que somos individuos. En otras palabras; hemos adquirido una identidad.

Resulta bastante gracioso que los grupos a los que pertenecemos a fin de iniciarnos en le camino de la forja de una identidad, resultan proporcionalmente con respecto de la Sociedad, relativamente pequeños -como si lo que buscásemos, fuera pertenecer a grupos compuestos por integrantes visibles y con los que podamos interactuar-.

La búsqueda de la identidad, no se efectúa haciendo una inmersión en un macro grupo como lo es la Sociedad. Esta palabra corresponde a un mero concepto abstracto, e impersonal, carente de toda calidez que podría otorgarnos un grupo de personas perceptibles para nuestros sentidos. La Sociedad es un concepto que visto desde el punto de vista estrictamente humano, es definitivamente antihumano…

La Sociedad posee tal cantidad de integrantes y complejidad en sus relaciones, que nos apabulla. Por eso, es que buscamos dar inicio a nuestra tarea de adquirir una identidad, adhiriéndonos a un conglomerado pequeño de sujetos que puedan ser palpables, y nos brinden el necesario sentimiento de seguridad física y psíquica. Además de que en este tipo de grupos, no se acostumbra ver a sus integrantes como extraviados geográficamente y psíquicamente. Nos ven como iguales, provistos de diferencias que nos individualizan, pero diferencias que no resultan determinantes como para ser excluidos del grupo de seres humanos que hemos integrado..

Buscar tú identidad dentro de las relaciones sociales “normales”, no es par ti – de hecho, no lo es para nadie-; son dadas a reprimir la individualidad e independencia de las conductas que no guarden congruencia con sus postulados. Te percatas de ello, cuando quienes han optado por vivir en la Sociedad, poco se diferencian entre unos, adoptando idénticas formas de vestir, hablar y comportarse que no son realmente suyas, además de que los estandarizan, los convierten en “hombres unidimensionales” o “zombis descerebrados”.

Cuando por fin adquirimos una identidad incubada en nuestro grupo, adquirimos claridad de que comparativamente, nuestro grupo, al tener la capacidad de fomentar el nacimiento de nuestra individualidad, definitivamente resulta ser muy superior al “sistema” de que se vale la Sociedad, para reducir a las servidumbre a los seres humanos. Ahora, iniciarás una cruzada ideológica y/o de hecho, en contra del “sistema” a fin de lograr derribarlo, puesto que todo “sistema” es malo por definición, en cuanto que acarrea infelicidad a la Humanidad…

Deberías de superar aquel axioma muy propio de la contracultura, que reza que la Sociedad es para conformistas. Que la característica de la una Sociedad conformista, es que todos sus integrantes adquieren un chocante estilo “plano” para vestir, como si se trata de un uniforme, y elemento que es propio de los sistemas totalitarios… No te laves las manos pretendiendo que es el “sistema” el que se encarga de “homogenizar”, en más de las ocasiones que piensas, eres tú, el factor que contribuye a establecer el “sistema” auxiliado con tu presunta posición de rebeldía…

¿Ves a ese skato deambular retadoramente por la ciudad, no obedecido las reglas?, el se encuentra convencido de que basta tan solo una actitud de desafío para lastimar al “sistema”: “el sistema provoca que los que lo integran, sean oprimidos y reprimidos”. Pero su medio de transporte se rompe, y tendrá que comprar uno nuevo. ¿sabes donde lo hará? En una tienda perfectamente establecida que se ha percatado que la rebeldía vende. En la intensión de ser tanto diferentes y como retadores del “sistema”, muchos alimentan generosamente al “sistema” que prenden combatir…

Nietzsche y su bola de escribir

“En 1881 Nietzsche se encontraba en Génova enfermo y su vista le fallaba. Le costaba mucho leer y escribir, pues sus ojos no enfocaban bien. Para poder seguir trabajando compró un curioso artefacto, la llamada bola de escribir Malling-Hansen, inventada y fabricada en . Se trataba de una especie de esfera con cincuenta y dos teclas dispuestas en forma concéntrica, un diseño concebido para escribir a gran velocidad. Debajo de las teclas se colocaba una bandeja para el papel, la cual se movía un espacio cada vez que se apretaba una tecla. Nietzsche se acostumbró muy pronto a escribir con esta máquina. Estaba tan contento que incluso escribió un poema a la bola de escribir. Pero al cabo de un tiempo un amigo le hizo notar que el artefacto tenía una ligera influencia en su obra: ahora su prosa era más telegráfica y apretada. Su amigo, el compositor Heinrich Köselitz, le comentó que los instrumentos para escribir y el papel tenían un efecto en sus composiciones. Nietzsche le contestó en una carta que la bola de escribir “participaba –cito literalmente– en la formación de sus pensamientos…”

http://larotativa.nexos.com.mx/?p=721

 

214DC1999B75217318402471_5333bae7d2_o3255410047_2f89fef97e_o3255442937_f191d5c7cb_m

De trabajadores y redenciones

7465177070637364

La relación entre Bob Cratchit y su empleador, el señor Ebenezer Scrogge. Resulta demasiado edulcorada, pues no resulta representativa de la realidad de las condiciones de vida de los trabajadores en la Segunda Revolución Industrial. Y no se puede hacer de otro modo, porque la opción restante, consistiría en la  uqe serìa tachada de anti-patriótica y de lesa majestad; de denunciar que la riqueza del Imperio Británico, se encoentraba sustentada literalmente en la vida de sus trabajadores.

La necesidad, es el método más efectivo para adormecer el sentido de peligro personal. Cuando se tiene necesidad, se concienten las condiciones impuestas por el patrón –no importan la naturaleza de estas, si se asegura un poco de pan-, que los salarios sean míseros, que de manera obligadamente solidaria, se deba de trabajar cumpliendo jornadas mucho mayores a diez horas diarias, que se deba de escamotear el descanso –ni siquiera corresponde a un día de descanso, sino apenas si unas cuantas horas…-. La única actitud realmente democrática dispensada a los trabajadores de la Segunda Revolución Industrial, es la que dispensa la Muerte. Todos los trabajadores morirán: antes de la pubertad en el caso de los niños. Las mujeres y hombres, antes de siquiera arribar a una verdadera madurez.

Los abusos de la riqueza en contra de los productores de ella, ameritaron la publicación de obras políticas y psicológicas, que se pronunciaban por la transformación, ya de las Sociedades (El Capital), ya de los sujetos El Único y su Propiedad). Disfruten de la lectura de estas dos posiciones enfrentadas: El Socialismo vs. el Anarquismo.

“Los dos factores de la mercancía: valor de uso y valor (sustancia del valor, magnitud del valor)”El Capital: http://pendientedemigracion.ucm.es/info/bas/es/marx-eng/capital.htm

“Yo he basado mi causa en nada”

El Único y su Propiedad: http://www.antorcha.net/biblioteca_virtual/filosofia/unico/unicoindice.html

Face au Drapeau (Ante la bandera)

 

Verne-face

En el momento en que era absolutamente necesario, Tomás Roch hizo expresión del único gesto de sacrificio que es característicamente definitivo: La inmolación.

Los granos de arena que se desplazan y no son contenidos con oportunidad, tienden a conglomentrarse para crear avalanchas que arrastran lo que se encuentre en su paso. Igual acontenció con el fracaso comercial que involucró el «fulgurador Roch»; las naciones podían haberse interesado en el invento (un explosivo líquido, altamente inestable), pero el precio lo hacía prohibitivo a todas… A partir de ese momento, se desencadenan diversos eventos; secuestros, piratas, una isla secreta, cientificos literalmente locos, las naciones buscando suprimir una amenaza…

Una novela de Julio Verne un tanto desnococida, y preconizadora de los totalitarismos y el terror atomico…

Disfruten su lectura en este link: http://www.librosgratisweb.com/html/verne-julio/ante-la-bandera/index.htm

034 035

“Julio Verne, viajero del tiempo y la imaginación”, exposición.

No obstante la ajetreada y aprensiva vida en el Distrito Federal (México). El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA) viene apostando a la difusión de las expresiones artisiticas, mediante la utilización de los espacios que procura el Sistema de Transporte Colectivo (Metro). Esto, con el fin montar exposiciones que resulten ser entrañables, por lo bien cuidadado de su instalación.

Nos encontramos ante una acertada instalación, con la exposición ubicada en la Estación Candelaria del Metro, titulada: “Julio Verne, viajero del tiempo y la imaginación”. En donde, con apenas algunos elementos reaLmente expuestos (libros), el éxito de la exposición, queda depositado sobre los hombres de una instalación diestramente ejecutada, y que procura en los visitantes, un pequeño viaje inmersivo en el mundo creado por Julio Verne.

Son distingibles en la instalación de “Julio Verne, viajero del tiempo y la imaginación”, tres etapas. En la primera, se le proporciona al visitante una pequeña biografía de este escritor de Ciencia Ficción, mediante textos muy breves. En una segunda fase, nos topamos con algunos libros de los relatos de este personaje, y por último, nos enfretamos a representaciones de un Kraken, el Nuatilus, un globo aerostático, y una capsula que se hacerca a la luna… Todo esto, pensado para sustrarnos de la realidad, mediante unas representaciones que resultan imponentes en sus relativos grandes formatos, pero sobre todo; con el cuidado con que fueron ejecutados.

Un excelente homenaje a Jules Verne. Aquí, los elementos de la exposición.

DSC02051 DSC02053 DSC02054 DSC02055 DSC02056 DSC02057 DSC02058 DSC02060 DSC02061 DSC02062 DSC02063 DSC02064 DSC02065 DSC02066 DSC02068 DSC02069 DSC02070 DSC02071 DSC02072 DSC02073 DSC02074 DSC02075