Etiquetas

, , , , , , , ,

 NYCORAX

Hernán Uribe Galindo

– 1 Recuerdos del futuro pasado-

 

IMG_20150612_182001Es increíble como la percepción de las cosas cambia tan radicalmente, poco a poco estas columnas de acero se van pudriendo en la mente humana de sus espectadores y en realidad están intactas.

La gente va y viene en este sitio, nadie se queda para contemplarlo, lo ocupan en ocasiones para esperar a alguien más. El sonido del transporte desgarra el tiempo y te tele transporta a otras épocas donde la felicidad emergía de ese momento. Pero nada de esa felicidad se preserva ya, todo ha cambiado, miles de historias se cuentan en estas estaciones, miles de rostros van, vienen, se quedan, pero ninguna repercute como la de ella.

Camino por estos andenes, entre las luces de los andenes, alumbrado por las luces artificiales de los hologramas que venden por quería y media a la gente inútil como yo. Reviso los bolsillos de mi abrigo para asegurarme que aun este todo allí, el móvil, las identificaciones y la caja de cigarros con su respectivo encendedor. Es fascinante como no ha cambiado esa tradición de tomar las posesiones de los demás con solo dos dedos

Sigo a la muchedumbre en su camino para poder salir de las instalaciones, mi mirada se distrae por un segundo en aquella columna de acero, alguien esta ahí, es una dama de negro, pero no la que yo espero as que sigo adelante, esos viejos días de espera en este lugar han terminado, no más.

Tantos recuerdos, tantas memorias que no puedo borrar, no tengo aun los créditos suficientes para poder hacer una actualización de mi programa central encefálico, por lo mientras tendré que hacer a un lado mi mirada para poder evitar el contacto visual.

Las personas, son como pequeños androides que van a casa solo para poder descansar y soñar con ovejas eléctricas. Yo comparto espacio con ellos en el bus para dirigirme a su mismo destino, mi hogar.

Parado frente a la puerta inserto la tarjeta en el lector y así entro a mi pequeño departamento. Las luces apagadas se encuentran, la oscuridad embarga todo el recinto, calma y tranquilad puedo percibir. Me recuesto en mi cama, mis ojos cerrados están, pequeñas neuro transmisiones aparecen frente a mis ojos, no las puedo controlar ya, sus ojos aparecen frente a los míos, verdes como el olivo, su sonrisa suave y delicada. Me perturba, no puedo dormir, me dirijo a la ventana, fumo un cigarro y contemplo las luces de la ciudad lejana.

Me conecto a la red, me propongo a divagar un poco para probar el nuevo chip que conseguí. Tantas almas sumergidas en la red, diluyendo sus ser poco a poco hasta que no queda rastro de su humanidad.

Libres pensadores, libres en todos los sentidos, en la red puedes ser quién desees, inclusive no existir, podrías infiltrarte de manera anónima como una sombra, simplemente debías ejecutar un pequeño programa que crakeaba la inmersión en este mundo y pasabas desapercibido por lugares de bajo riesgo.

El distrito musical como lo llamaban los que siempre paseábamos por aquí. un lugar neutral donde nunca ocurría ninguna disputa, era una pequeña utopía para los amantes de la buena música, los locales iban desde los mas elitistas conservadores de la música clásica hasta el synth pop moderno.

Mi lugar predilecto, “El Net”, Rick estaba en la barra moviéndose frente a las bebidas que tenían detrás suyo sirviendo a los clientes, con una sonrisa debajo de su bigote café- Hey chico, ¿otra vez por aquí eh? La pequeña dama de morado te ha estado buscando toda la noche-

-Gracias Rick, sírveme ese aceite de maquinas por favor como de costumbre

El bar estaba abarrotado como cada noche, tuve que caminar entre todas las personas que estaban en el centro del recinto bailando bajo las luces de Neón. El lugar era perfecto para concertar diversos negocios, desde un pequeño paquete de Hex-al hasta un transacción bancaria no mayor a 10000 créditos. El dueño había configurado el lugar para que fuese in detectable ante los centinelas de las calles que observaban como perros.

Ahí en el fondo, en una mesa apartada se encontraba mi contacto, Dean, una mujer que siempre portaba colores fosforescentes en su ropa, en cierta medida podía camuflarse con los anuncios de las calles sin menor problema.

-Hola cariño, tanto tiempo que no veía esos ojos negros tuyos por estos lugares, ven toma asiento y bebe una copa conmigo-golpeo el asiento que estaba junto a ella.

-Hola Dean, ¿tienes aquello que te pedí?

-Directo al punto, eso siempre me ha gustado de ti-me guiño el ojo- por su puesto, listo para probarlo, puede quebrar cualquier barrera, cualquier sistema de defensa CAGE nivel 8-sacó de su bolsa de mano un pequeño chip verde con morado en los bordes.

Lo tome e inserte e mi brazo izquierdo, la pantalla de menú apareció ante mi, escogía la ruta adecuada para poder navegar, elegí el ordenador de mi vecino, demasiado sencillo, solo un pequeño CAGE nivel 1, pero lo suficiente silencioso como para no llamar la atención y que hicieran una redada en este lugar los carabineros. Revise un poco sus carpetas, archivos basura, fotos familiares y un poco de pornografía, después de cerrar todo, salí y la pantalla se cerro- Perfecto, ¿deseas el dinero ahora o lo transfiero mas tarde?

-En este momento, no deseo que se te pase la mano esta noche con el alcohol y se te olvide, ahora cuéntame, ¿como te ha ido en el mundo de carne y hueso?

Mostré una leve sonrisa- Vaya que atrevida, preguntarme algo de mi mundo real, eso es un pecado aquí, pero bueno te contare un poco

Entre copas y el sonido de la lluvia generado artificialmente, sostuvimos una charla superficial como tema principal nosotros percatándonos de que es más fácil vivir aquí que en el mundo monótono de carne y sangre.

 

-2 Quisiera ser un droide-

DSC02412

El reloj me despertó como cada mañana a las 6 horas, otro día más, una mañana más, la rutina de siempre. Como un autómata realizo mis tareas diarias para dirigirme a la oficina, soy un trabajador más de la compañía AVX pioneros en prótesis artificiales para personas que han sufrido graves accidentes. Mi campo es el área de desarrollo de software y seguridad. Actualmente estamos desarrollando un sistema que eliminara la delgada línea entre lo artificial y sintético, cuidadosamente hemos elegido varios pacientes que han sufrido accidentes que les han costado parte de sus cuerpos. Estamos trabajando en conjunto con una institución de ingeniería que apenas esta surgiendo en el mercado, para poder crear las nuevas partes bio-sintéticas. El comité eligió a la empresa de manera muy extraña, no se tienen registros previos de esta, no hay antecedentes que prueben su existencia, ¿una empresa fantasma generada por alguien que no deseaba pagar mas impuestos? También se pone en duda, la relación las personas que la fundaron debido a que todas ellas son extranjeras y se necesita un permiso especial que sol obtienen los altos mandos de la empresa para poder revisar el historial vitalicio de estos. Lo mejor en estos casos es no preguntar por estas situaciones y seguir adelante.

Llegue al rascacielos donde trabajo para poder revisar los documentos que se me habían enviado previamente. Encendí la pantalla y busque los archivos, aparecieron frente a mi dos fotografías, un hombre y una mujer. Ella tenía por nombre SP-15, era muy delgada, de tez blanca con ojos verdes, su ovalada cara era contorneada por su cabello rubio corto. 20 años de edad. Estaba aquí por un implante de pierna y brazo derechos, había sufrido un accidente automovilístico. El otro sujeto era SP-16, re estructuración de cavidad torácica y parte de la cadera. Este era un hombre de 36 años, tez blanca, mayor complexión muscular. Accidente en su trabajo con maquinaria pesada.

Salí de oficina para dirigirme al elevador, algo me llamo la atención en el exterior. Me acerque a la ventana, estaba en el 30vo nivel de esta rascacielos industrializado, los grandes vidrios me permitieron observar en su plenitud el cielo que poco a poco se nublaba con una gran masa amorfa de color morada. Era lluvia ordinaria. Una mano se poso en mi hombro, era Rom, un antiguo colega que trabaja conmigo desde que ingrese a la empresa.

-Hey, ¿contemplando a la humanidad antes de que entren a la era sintetizada?- Me dijo con una gran sonrisa mostrando sus dientes blancos artificiales.

-Algo, así, tan solo observo como la gente va y viene en este mundo des enfrenado, esquivándose unos a otros, sin mirar al que esta a un costado. Pero en fin, debemos ir ya a revisar todos los componentes de los nuevos modelos, ¿vamos?

Recorrimos el largo corredor hasta llegar a la cinta transportadora que nos lleva al edificio que se encuentra en la otra avenida. Pasamos sobre todos esas almas que recorrían las calles junto a las maquinas, que van de aquí para allá sin frenarse un solo momento a contemplar el entorno, ¿a caso somos simples droides en una forma mas compleja que en las noches soñamos inclusive con ovejas eléctricas?,

Los pacientes estaban en sus respectivas camas. Divididos por la fina cortina azul. Ambos se encontraban sedados por la maquinas, casi inconscientes, divagando en otro mundo.

Rom se acercó a él y lo desconecto, esperó cinco minutos a que pasara el efecto de los medicamentos, el paciente volvió en si, sus manos frotaron sus ojos y los abrió lentamente, con una voz un poco gruesa dijo:

-Buenos días doctor, ¿acaso es hora ya de mis análisis?

-Claro no tardaremos mucho en realizar las pruebas

Rom acercó el escáner que se encontraba en la pared, puso las placas sobre el abdomen, analizando, cada parte destrozada que tenía, ninguna costilla había quedado intacta. Los órganos internos también se encontraban dañados, pero después de una cirugía pudieron trasplantar todos aquellos que estaban dañados por nuevos.

-De acuerdo señor, esta listo, después de la cirugía su condición no ha cambiado, se mantiene establo, eso para nosotros es buena señal debido a que podremos realizar la cirugía esta misma noche

-Esta bien doctores, que se haga lo mas pronto posible por favor, deseo poder regresar a casa lo mas pronto posible-dijo alegremente

-Perfecto, solo tiene que firmar los documentos necesarios y para mañana tendrá un nuevo cuerpo-

Mientras ellos realizaban toda la documentación correspondiente, me acerque a la otra paciente, era más blanca de lo que aparentaba en la fotografía. Hizo el mismo procedimiento que Rom, y espere hasta que ella despertará. Ella abrió sus ojos y mostró así sus pupilas verdes como el olivo.

Quede perplejo, esos ojos los había visto antes, pero en el rostro de una persona de mi pasado, se parecían a los de.

-Doctor ¿disculpe se encuentra bien?

-Si, disculpe es sol oque estaba evaluando la situación de una manera superficial-fingí leer su historial por un momento-Por favor muéstreme su brazo

Ella lo levanto junto con el recubrimiento que se le había implementado para protegerlo, saque el pequeño escáner que traía en el bolsillo. Revise ambas partes del cuerpo, brazo y pierna, ambas totalmente dañadas, perdida total, nada que hacer.

-¿Que ocurre doctor, ¿acaso no sabe como invitarme a salir?-mostró una ligera sonrisa nerviosa

-Lo que te diré no es nada fácil de asimilar, tendremos que reemplazar no solo el brazo y la pierna si no también el hombro y parte de la cadera, se dañaron importantes uniones nerviosas, por lo tanto tardaremos mas en poder restaurar el daño. una semana por lo mucho, lo lamento

-No se preocupe, se que no es fácil de decirle esto a una paciente, ¿ademas le recuerdo a ella verdad?-sonrió

-¿Disculpe, como ha dicho?-un poco asustado estaba

-¿Quedó ya el análisis de los pacientes?-me asusto Rom

-por supuesto, debemos de mandar a hacer las piezas nuevas al piso 35 con los respectivos análisis

-Perfecto, no se preocupen-dirigiéndose a los dos dijo Rom-están en las manos mejor capacitadas de Trax City, ahora si nos disculpan debemos de enviar los análisis para poder restablecer sus cuerpos y puedan regresar a clase lo mas pronto posible

-Claro doctores, suerte, y le da mis cordiales saludos a ella por favor, a esa mujer que invade su mente- dijo SP-16 cuando cerrábamos la puerta

Me quede un momento en el pasillo, atónito por la escena anterior, mi vista se perdió por unos instantes en los mosaicos hexagonales.

-¿Todo bien?-me pregunto Rom un poco preocupado

-Si claro, solo bajo un poco mis niveles de freix este día, no he podido dormir bien, iré a recostarme un rato. Te veo mas tarde-

Camine por ese largo pasillo, cada una de las voces que se encontraban allí se iban difuminando con cada paso que daba. Las luces se opacaban y de repente todo quedo en total oscuridad.

 

-3 Departamento 504-

7-full

Su sonrisa me despertó entre sábanas blancas y la luz matutina que se filtraba entre las cortinas blancas que estaban en nuestra habitación.

-Eres una tonta amor- le dije

-¿Por que?-ella me dijo aun sonriendo

-Porque sabes como me vuelve loco esa sonrisa tuya y aun así sigues mostrándomela- me abalance contra ella y la bese- Buenos días hermosa

-Buenos días, espero hayas dormido bien- beso mi cuello

Me levante de la cama y fui a la cocina a preparar el desayuno. Después de un momento ella se levanto y estaba usando una de mis camisas blancas nada mas. La luz matutina bañaba todo su cuerpo, resaltando así su piel blanca y sus ojos verde y su cabello negro rompía con la monocromía generada. Era hermosa, cada mañana era lo mismo, contemplaba por varios minutos su belleza, entrando un poco en trance. me acerque a ella y la bese en la frente, mostró una leve sonrisa y mordió su labio inferior y me abrazo y me dijo con una voz suave- Anda que vas a llegar tarde a trabajar, vamos a desayunar

Vivíamos en el departamento 504, nuestro edificio parecía haber sido diseñado por Mies Van der Rohe, el acero cromado abundaba en toda la construcción especialmente en las fachadas, grandes ventanales enmarcaban gran parte del departamento excepto en los dormitorios. No era lujoso pero era nuestro, éramos felices allí.

-Vamos bobo debes de apúrate, deja de soñar despierto-

-Ya voy, ya voy-

Ella comió más rápido, y salio corriendo al guardarropa.

-¿por que tanta prisa? ¿Acaso recorrieron tu hora de entrega?

-Si, hace unos minutos me informaron que los clientes de Alemania iban a llegar antes así que debo de de llegar antes para poder instalar los programas necesarios para la proyección del trabajo.

-Esta bien amor, no se te olvide guardar las memorias y sus respaldos-

-No, las guarde desde anoche-Salio del cuarto con un conjunto negro que enmarcaba su figura y pequeño collar plateado que adornaba de manera perfecta su cuello

-Bueno, yo me voy a trabajar guapo, nos vemos en la noche, te quiero- Nos besamos y detrás de ella cerro la puerta

-Suerte hermosa-le grite

Después de desayunar, fui al vestidor para cambiarme y poner mi traje. Entre las camisas encontré una pequeña caja roja color vino rodeada con un listón negro. Lo abrí y contenía un pequeño chip y una nota con un corazón. Lo inserte en mi brazo, se inicio una secuencia fílmica, era una plaza, no había estado en ese lugar desde hace mucho tiempo, la voz de ella empezó a sonar-Amor, ¿recuerdas?, aquí fue donde nos vimos la primera vez, mostró con la cámara una biblioteca antigua. Te tengo una sorpresa para este aniversario. Te quiero-Se desvaneció la imagen, no podía creerlo, dos años habían transcurrido ya desde que éramos una pareja y un poco más de habernos conocido en ese lugar.

Finalmente me cambie, salí del vestidor, me dirigí a la puerta puse los candados de seguridad y baje al estacionamiento, entre al auto y salí lo mas rápido posible por que era un poco tarde.

Esa misma noche salí un poco más temprano del hospital, así que decidí, esperarla fuera de su despacho, me estacione en una pequeña bahía que se encontraba frente al vestíbulo principal. Al cabo de media hora ella salió con su bolso de mano y un maletín donde guardaba todos sus proyectos en pequeñas memorias. Me acerque a ella y tome el maletín, era mas pesado de lo que aparentaba, ella mostró una leve sonrisa, que apenas podía soportar por todo el cansancio

-Hola amor-me dijo con una voz débil pero mostrando un dejo de alegría en ella

-Hola hermosa, es hora de ir a casa- Con una gran sonrisa en mi boca le dije

Una vez dentro del auto, ella me dijo-Gracias por pasar a recogerme, ¿Cómo estuvo tu día en el trabajo?

-Bien, muy tranquilo la verdad, no hubo muchos pacientes hoy, y los pocos que tuve fueron heridas muy leves, un brazo roto, una pequeña inflamación, por eso salí antes solo para verte-Bese su frente-Y a ti, ¿Cómo te fue?

-Eres un cursi, bastante bien, hoy por fin nos aprobaron el proyecto los clientes japoneses así que posiblemente estas viendo a la próxima persona que-El silencio se hizo presente, ella se quedo dormida en el asiento. Es increíble como su belleza aun no se pueda perder bajo las lámparas fluorescentes de la ciudad. Fue un viaje tranquilo, las avenidas estaban casi vacías, el auto se deslizaba por el concreto de la ciudad hasta que llegamos a nuestro hogar, ella aun no despertaba. Baje del auto, abrí su puerta y la cargue en mis brazos, inicie el sistema anti robo del carro y nos dirigimos al elevador para finalmente llegar a nuestro departamento

-Eres un cursi, bobo, no puedo creer que me hayas cargado hasta aquí-Mostrando una leve sonrisa

-Vaya entonces me has timado, floja, ¿desde que momento estas despierta?-

-Desde que llegamos al acceso del estacionamiento, simplemente fingí estar dormida-

-Floja, anda baja que debo de abrir la puerta-

-Espera, debo hacer algo antes-Rodeo con sus brazos mi cuello y me planto un gran beso en la boca-Te amo

-Yo también, hermosa

Abría la puerta y entramos al departamento, nos dirigimos directo a la cama, nos tumbamos cada quien en nuestro respectivo lado riéndonos fijamente a los ojos

-¿Que es lo que me ibas a decir antes de quedarte dormida?-

-No recuerdo-

-Tenía que ver con los clientes japoneses-

-Ah, eso, que estas viendo a la posible nueva directora a cargo de sus nuevas oficinas aquí en la ciudad, creare un nuevo elemento en la silueta de la ciudad

-Felicidades, me enorgulleces tanto, mañana por la mañana cumpliré cada uno de tus caprichos por que te lo mereces, sea lo que sea

-¿Sea lo que sea?-Mordió su labio inferior

-Si, lo que tu desees-

-Perfecto, tengo algo en mente, por lo mientras creo que hay que dormir, buenas noches, descansa, te amo-

-También te amo, descansa-

Solo se filtraban las luces nocturnas de la ciudad por la ventana, no había otro ruido más que del mundo exterior, el silencio y la paz imperaban en el pequeño departamento

 

-4 Ruido Blanco-

lacingmachine

Otra noche mas pegado frente al monitor, el cuarto es silencioso, no se en que momento todo estaba en calma, solo podía escuchar el ruido de los carros y el ocasional helicóptero que sobrevolaba el edificio. Sobre el respaldo de metal de la silla se encontraba mi bata. No me he cambiado desde que llegue, creo que no importa ya tanto que apariencia tenga, va a cambiar en unos minutos. Frente a mi esta el MODEM pitando, los cables de la consola colgando de un pequeño soporte, suena una pequeña alarma, es hora de encontrarme con un cliente en el NET. Mis dedos tocan suavemente los cables y los enchufe a mi brazo.

Es mas concurrida la calle a esta hora, todas estas personas caminando sin un rumbo fijo, chocando entre si, su mirada es atraída por los holo anuncios, pura basura comercial prometiendo una mejor vida para personas patéticas. El reloj en lo alto de la torre indica de las 8 de la noche, debo apurarme. Acelero mi paso, el aire pega en mi pecho, lo cubro con la chamarra de piel, es curioso, siento este frío en mi cuerpo pero se que no es real, pero aun así me afecta.

Abro la puerta del NET, Rick me saluda con su única mano, la otra es una prótesis anticuada. –Hey artista, ¿vas a venir a pintar otro cuadro o simplemente deseas relajarte?- Mostrando sus dientes

-Claro Rick, debo de encontrarme con alguien aquí-Sentándome en la barra-sírveme un poco de aceite por favor

-Vamos hombre, ¿que no vas a pedir algo distinto esta vez?-

-No Rick, gracias pero el crédito que tengo ahora no es suficiente-

-Anda, la casa invita, eres mi cliente preferido-

-Gracias pero no, además necesito estar más lucido esta noche, no se que clase de trabajo haré-

-Nunca vas a cambiar artista pero bueno, el aceite va por mi cuenta-

Un hombre se sentó junto a mí, su abrigo cubría casi todo el cuerpo, portaba una bufanda que ocultaba su rostro –Un whisky sencillo por favor-Me lanzo una pequeña mirada.

Quedo en silencio hasta que trajeron su bebida, la contemplo por unos segundos, hasta que descubrió su rostro y la bebió.-Vaya que hace calor aquí, o ¿no?-

-Sin duda-

-He vagado de sitio en sitio hasta encontrar un vaquero-

-Creo que estas en el sitio incorrecto-

-Rayos, pensé que había dado con el indicado, mis fuentes me indicaron que aquí habría un sujeto llamado Jonson capaz de realizar este trabajo-

-Lo siento, no hay nadie aquí con esa descripción-

-O quizás tu, “Red Death”-

Mis ojos se posaron sobre él fijamente, deje mi tarro de cerveza en la barra, lo contemple por unos segundos

-No te preocupes, yo fui quien te mando a llamar, soy Patrick, mucho gusto-

-Mucho gusto-

-Una vez que dejamos las formalidades detrás es momento de los negocios, ¿habrá un lugar privado en el que podamos charlar?-

-Claro, hey Rick, necesito el cuarto 2 por favor-

Rick, trajo una llave azul y me la entrego, el 2 estaba en alto relieve siempre me ha dado curiosidad como siente en mi mano-Acompáñame por favor-

Subimos las escaleras que están al fondo del local, hasta llegar a un largo pasillo con 5 puertas. Entramos en la segundo, era un lugar pequeño de quizás 4×4 metros. Contaba con tres sillas, una mesa y un pequeño toma corriente

-Aquí podemos hablar a gusto, las paredes están herméticamente cerradas, nadie podrá vigilarnos aquí dentro, ¿que deseas que haga?-

-¿Qué pasa con los carabineros en caso de que detecten una señal?-

-No te preocupes por eso, pero sigues sin responder, ¿Qué deseas?-

-Quiero infiltrarme en la compañía que trabajo, han estado desviando los fondos de todos los pensionados y otros empleados como yo, ha habido un recorte en el dinero que se nos deposita-

-¿Cómo supiste que se han desviado?-

-Contrate a otro vaquero en su momento, pero no logro pasar de un nivel de seguridad 8, me comento que el CAGE era demasiado fuerte como para traspasarlo. Lo único que pudo conseguir fue a que compañía se ha dirigido, se llama NYCORAX-

-¿A que te dedicas?-

-Solo soy un obrero, de una empresa que se dedica a la creación de fármacos-

-El pago serán 10,000 créditos, pero será lo inicial si puedo redirigir los fondos será mayor el pago, me quedare con una parte de lo que recaude, del 5% a l 10%-

-Está bien, acepto-

Desplegué un pequeño contrato y se lo entregue, el lo tomo, leyó un poco, lo firmo, puso su huella digital y lo regreso.

-Primero necesito verificar un poco, con tu permiso, ¿como se llama la empresa donde trabajas?-

-“Blues Corp”-

-Gracias-

Desplegué la pantalla, inserte en mi brazo el chip que había adquirido recientemente. Poco a poco fui navegando por varios archivos y fuentes de información hasta dar con la empresa, “Blues Corporation”, contaban con miles de jubilados al igual que empleados de bajo nivel. Accedí a los datos de mayor rango, un CAGE nivel 5, fácil de manipular y alterar. El chip había sido una buena inversión, aceleraba un poco el proceso. Era cierto, ninguno de ellos ha tenido un ingreso extra tan radical en sus cuentas. Cerré todos los procesos y me dirigí ahora a la corporación NYCORAX.

Fui escalando por cada nivel de seguridad que contaban hasta llegar a aquel que contaba con el CAGE nivel 8, después de lidiar un poco con el, pude entrar a la red de datos empresariales. Un gran despunte se ha generado de manera constante en los ingresos económicos. Las cifras concuerdan, han estado transfiriendo el 30% del sueldo de los empleados de la empresa Blues Corp a esta otra. Alguien grito-¿Qué haces aquí?-

Me di vuelta, era un hombre alto, robusto, trajeado, me dirigí a la carretera principal de datos, regrese por todos los niveles, él hombre me seguí, en un intento desesperado borre cada rastro que había dejado hasta que llegue a la ruta central. Mande un pequeño chivo expiatorio en una dirección contraria, el trajeado corrió detrás de él hasta desaparecer de mi vista.

Regresé a la pequeña sala, Patrick, estaba un poco nervioso, podía ver el sudor en su frente, apretaba su bufanda fuertemente-Y…y ¿Qué paso?-

-Estaba en lo correcto su vaquero, se han ido los fondos de su sueldo a NYCORAX en un lapso de dos años, de aquí sigo por mi cuenta, recibirá una pequeña factura por mis servicios en la mañana, de aquí en adelante me encargo yo, en caso de no pagar, rastreare su IP y hackeare sus cuentas bancarias tomando parte de mi sueldo mas un pequeño bono por hacer perder mi tiempo.

Anuncios