Etiquetas

, , , , , , , ,

IMG-20150326-WA0005

“…Bueno, verán, no estoy del todo satisfecho con su reciente desempeño… Me temo que su trabajo ha sido descuidado y, bueno, me temo que hemos estado pensando  en dejarlos ir… Básicamente se trata de su desinterés para comprometerse con la compañía. No parece que quieran enfrentar ninguna verdadera responsabilidad, o que quieran ser sus propios jefes…  Hemos tenido una sarta de malversadores, defraudadores, mentirosos y lunáticos realizado una serie de decisiones catastróficas… ¿Pero quienes los eligieron?… ¡Fueron ustedes!… Lo único que tenían que decir era “NO” no tienen coraje, no tienen orgullo. Ya no son un activo para la compañía…”

V FOR VENDETTA (V DE VENGANZA)

 

La pretensión de mantenerse al margen, tiene por efecto causar al Steamlinismo en un principio, como el de preservarlo.

En el capítulo anterior, señalamos que debe de ser concluido que el posicionamiento de asumirse como un “pacifista”, es antes que otra cosa; una actitud que pretende la auto-exclusión del compromiso de congruencia que implica el expresar una determinada opinión y que se pretende maquillar con base de una incorrecta conceptualización del término “pacifismo”, para otorgarle un presunto significado de no tomar partido, cuando en realidad dicho termino, sólo hace referencia a la metodología utilizada para hacer defensa de un determinado posicionamiento.

El más grave error de utilizar una errónea conceptualización de lo que debe de ser entendido por Pacifismo, es que contribuye a la desactivación de su principal virtud como metodología de defensa al  posicionamiento que se haya elegido. Lo que trae aparejado que no se pueda contar con una herramienta que pudiese causar algún tipo de incomodidad a los métodos empleados por el Steamlinismo. Situación por la cual, se hace indispensable redirigir el correcto entendimiento de la lucha – que no implica de ninguna manera llegar a un enfrentamiento violento – pacifista, para poder recurrir a esta en el esfuerzo por contrarrestar las causas y efecto propios del Steamlinismo.

Los sectores –o de manera individual-que se asumen “pacifistas”. Si bien disfrutan, de la ventaja de que el Steamlinismo, no ve en ello una amenaza, sino una forma de apatía que contribuye a la creación de grupos de audiencia –actitud de es muy apreciada por el Steamlinismo- que tienen por sola función contribuir a la creación de una falsa apariencia de apoyo tácito para con los desplantes represivos del Steamlinismo –porque el silencio, es la mejor de expresar complacencia, en que funda éste un presunto “Poder”. ¿Somos capaces de puede apreciar la paradoja que implica el auto-imponernos un ostracismo, dejando en el abandono a quienes han optado por albergar opiniones?

Cómo es sabido, el método de avasallamiento a cualquier oposición que ejerce el Steamlinismo, se encuentra dirigido a las individualidades, mediante la implementación de ataques personales –en donde se llega sin alguna traba de corte moral, a incluso a hacer sorna de las características físicas

las últimas noticias que se tengan sobre una agresión- el que motiva que la y psíquicas de la persona-, antes que siquiera pretender implementar atentados en contra de colectividades, que el Steamlinismo tiene por entendido que nunca podrán de acarrarle beneficios efectivos y si en el peor de los casos le ocasionaría perjuicios irreparables para su reputación. Así pues, el error en que se incurre, consiste en dejar en libertad al Steamlinismo a la hora de cometer sus consabidas tropelías. Y quienes se autonombran malamente, como “pacifistas”, contribuyen a dejar abandonado al steamer que resulta agredido…

IMG-20150326-WA0006

Podrás preguntarte; ¿qué responsabilidad podría tener, cuando me he abstenido de tomar una posición siquiera mínimamente definida, cuando un steamer  se encuentra siendo objeto de agresiones? Si pretendes aún calmar tus escrúpulos auto-convenciéndote de que cargas con ninguna responsabilidad, reanaliza tú endeble posición para que puedas llegar a la conclusión objetiva de que eres una parte de un entramado represivo que se sustenta en la pasividad que con tu silencio, has elegido.

No puede ser negado, el morbo es el motor más efectivo en la creación de grupos de espectadores que se encuentran permanentemente excitados por conocer las últimas novedades acaecidas, cuando el Steamlinismo, ha decidido ensañarse en contra de un steamer refutado como un desviacionista de los axiomas que sustenta éste. Por fortuna, los espectadores no tienen el pésimo gusto de dar “me gusta” en le Facebook, cuando el tema de la conversación –de sordos- es la agresión a un individuo. Aunque tampoco esta expresión de mal gusto resulta necesaria, le  basta al Steamlinismo con consultar los listados de ingresos o de visitas, para contar con la certeza de que sus acciones son seguidas por un auditorio, si bien mudo, no por ello menos presente y que convalida la existencia del Steamlinismo de al manera… Pregunto nuevamente ¿quién propicia la subsistencia del Steamlinismo, sino quienes buscan inocentemente información? ¿Podemos ser aún tan inocentes para no asumirnos como parte fundamental del problema?

El Steamlinismo se auto-insufla de vida buscando el escándalo y la consecuente formación de auditorios. Por lo que la más efectiva táctica para mantener a raya a éste, consiste en abstenernos de mostrar interés por sus acciones.

En cada ocasión que se interactúa en el espacio virtual, se traduce en revitalizar la apariencia de un presunto “Poder” –que no es más que la convocatoria al regocijo que causa el morbo- del que el Steamlinismo se piensa investido. Y acción la cual, éste se ocupa de fomentar mediante la conformación de audiencias de espectadores de los circos virtuales que en tiempo real promueve de manera continua a fin de no perder presencia dentro de la Red… ¿Alguien se puede tenerse por no responsable por presenciar las agresiones de que son objeto algún steamer, cuando es presentado como un espectáculo? Resulta posible causa tanto daño por acción, que infringirlo simplemente por omisión…

Anuncios