Etiquetas

, , , , ,

Robert-Houdin-9344559-1-402De seguir la tradición familiar, te convertirás en un relojero, cosa que no es del todo mala, si los relojes que construyes, poseen marca de autor –columnas coronadas por esferas de reloj-. Si además de ello, construyes autómatas mecánicos –con hechuras por demás finísimas-, definitivamente que inviertes tu tiempo de manera creativa. Mas aún, si te sobra tiempo para dedicarte a presentar y promover a la magia en carácter de un entretenimiento para el Siglo XIX, entonces tú nombre es: Jean Eugéne Robert-Houdin
”Fue un apasionado amateur desde su temprana juventud, hasta su muerte a los 66 años en 1871.

Su carrera profesional duró apenas siete años,
Influyó decisivamente en la magia de su tiempo y posteriormente, agregándole un toque de gran distinción, poniendo la magia de moda entre las personas cultas del París de mediados del siglo XIX y a unos niveles desconocidos hasta ese momento.
Creó y modificó gran número de efectos, muchos de !os cuales han sido la base de los utilizados en la magia actual.

Robert Houdin, nació en Blois en el valle del Loira en 1805 y su nombre era, Jean Eugene Robert. Hijo de relojero, su destino era seguir la profesión paterna, pero el error de un librero, le abrió el camino de la magia. En efecto, habiendo solicitado en una librería el tratado de relojería de Ferdinand Berthoud, el comerciante se equivocó y le entregó un libro con pasatiempos científicos, el cual contenía una sección de juegos de manos o “física recreativa”, juegos copiados de los excelentes tratados franceses de Ozanam, Guyot y Decremps. Allí encontró los secretos que tanto ansiaba conocer, desde que presenció una actuación de un vendedor callejero que manipulaba copas y bolas. Se entusiasmó tanto con la magia, que dedicaba todo su tiempo libre, incluso por la noche, a la práctica de la prestidigitación con cartas y monedas, hasta que las dominó de una manera perfecta.

Para perfeccionarse tomó lecciones de un mago más adelantado, llamado Maous: Con él comenzó a aprender el arte de la presentación de la magia. A los 23 años conoció a la joven Josephe Cécile Eglantine, hija de un importante relojero de París, quien posteriormente lo contrató en su firma. Jean Eugene y Josephe se casan y siguiendo una costumbre de la época, agrega a su apellido el de su mujer y legalmente pasa a apellidarse Robert Houdín.

En la calle Richelieu de París estaba entonces el establecimiento mágico del Pére Roujol. Por casualidad Robert-Houdin, lo encontró un día y a partir de entonces lo visitó regularmente para comprar aparatos de magia y entablar relaciones con otros magos de la época. Allí conoció a Jules de la Rovére, un aristócrata aficionado a la magia, que fue quien inventó la palabra Prestidigitación para anunciar así su elegante trabajo…”

Si deseas leer el articulo integro, este el link: http://www.nadaenestamano.com.ar/index.php?topic=1751.0;wap2

Robert-Houdin: La belleza de los autómatas.: http://juegosdemagia.blogcindario.com/2006/12/00139-robert-houdin-la-belleza-de-los-automatas.html

thCAHWXX97robert-houdin-clockgdRobert_Houdin's_mystery_clocks_(France-_1850)ob_7022e9_magie-2015-04-horlogela-grande-pendule-mysterieuse-portique-creee-par-maurice-couet_portrait_w674jean-eugene-robert-houdin-orologio-misterioso180px-Robert-Houdin__Serie_VI$T2eC16FHJIYE9qUcNTrIBR(LsZ)j4g~~60_1la-grande-pendule-mysterieuse-portique-creee-par-maurice-couet_portrait_w6745156_312_automate-la-lecon-de-chant0x600fthCATA9RCHjean-eugene-robert-houdin-bei-der-vorf-hrung-des-wunderbaren-orangenbaums-1844-sammlung-wittus-witt_695b61_org81704478140983_11_jean_eugene5767_675_Suspension-ethereenne-de-Robert-Houdin-Maison-de-la-Magie2-jean-eugene-robert-houdin-granger

Anuncios