Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

thCAE5OH1IEA_LETRA_E_IMAGEN_converted

El día 21 de marzo de 2015, a partir de la trece horas, dará inicio el evento denominado “Homenaje a Julio Verne, tarde dedicada al Steampunk. Y dentro del cual, se presentará la conferencia holmesiana titulada: “Julio Verne como uno de los precursores del Steampunk”. Para ejemplificar el análisis holmesiano que será realizado, aquí un ejemplo desando que lo disfruten. Nos vemos en el evento:

La mejor definición con que podemos encontrarnos sobre el método utilizado por el investigador asesor Sherlock Holmes, es la que nos proporciona él mismo: “Datos, datos, datos. No puedo hacer ladrillos sin arcilla”. Quienes hayamos disfrutado de la lectura de los diversos misterios que le son planteados a este insigne investigador, ya habrá apreciado que su método consiste en recabar la mayor cantidad de datos posibles, y buscar su configuración natural que solo pude corresponder a la verdad –el método excluye las conclusiones metafísicas-, así esta pueda parecer improbable, pero no por ello menos autentica. Apliquemos este método a los siguientes ”hechos”:

  1. A) La idea de la existencia en el Siglo XIX, de una llamada Sociedad Angélica, o de la Niebla, se debió a un tal Michel Lamy, que según una pagina (http://www.hamyguito.com/artsociedad.html), pasa a hacer “trascripción” –aunque omitiendo los datos bibliográficos del material sobre el que -se entiende- se habría tomado la cita-Aunque lo mas seguro, es que se tratara de la trascripción de otra trascripción perdida en un mar de trascripciones como se acostumbra en la Red…-:

“Fue investigando la vida de Verne – cuenta Michel Lamy, un economista afincado en Paris y experto en sociedades secretas (obvio, solo un economista puede ser especialista en sociedades secretas…) – como llegué a encontrarme, por primera vez, con una sociedad secreta conocida como “La Niebla” o “Sociedad Angélica” a la que estuvo vinculado durante buena parte de su vida (aunque Lamy, no se digna señalarnos el procedimiento de “investigación” de la vida de Julio Verne para concluir que esta se había encontrado vinculada a una “Sociedad Secreta” de “La Niebla” o “Sociedad Angélica”. Y que supondría la existencia de hechos concretos que no son presentados… -. Observando la evolución de las obras de Verne -prosigue Lamy-, vi. claramente cómo él fue orientado progresivamente sus novelas hacia temas más propios de grupos como la francmasonería escocesa, la Gloden Dawn o los rosacruces, así que deduje (esta “deducción” no es más que especulación en el New Age) que debía estar afiliado a alguna clase de grupo en Francia que le hubiera iniciado en todos esos temas” – Gracioso que el tal Lamy, desde una “investigación” concreta de la vida de Julio Verne, y que implicaba la obtención y valoración pruebas materiales, a fin de demostrar la “afiliación” de Julio Verne a la Sociedad Secreta de “La Niebla” o “Sociedad Angélica”. No nos hubiese demostrado tal conexión, mediante un anillo perteneciente a Julio Verne, que ostentara símbolos mágicos…-.

  1. B) Otra afirmación del susodicho Michel Lamy, consiste en identificar las referencias a una sociedad literaria contenida en las novelas, “El Castillo de los Cárpatos”, y “Viaje al Centro de la Tierra”, con la Sociedad Secreta de “La Niebla” o “Sociedad Angélica”.
  2. C) También a este “economista especialista en sociedades secretas”, corresponde dar la interpretación al nombre del personaje de Phileas Fogg, de la novela “La Vuela al Mundo en 80 Días”. Para hacerlo consistir en “toda” o “mucha”, utilizando exclusivamente la terminación griega “eas” de Phileas –esas mutilaciones e interpretaciones que resultan ser muy convenientes para “confirmar” cualquier punto irracional del New Age, y poder hacer la pasar por “conclusión” algo que no es más que una consideración subjetiva… Es así, como es que se forjan por ejemplo; las teorías conspiratoiras. -. Cuando el “Eas” del nombre Phileas, se une con el apellido del personaje; obtenemos como resultado: “Toda la niebla” o “Mucha Niebla”. Aunque nosotros, recomendaríamos dotar a esta “conclusión” de un mayor dramatismo, utilizando el significado griego para el nombre Phileas –tal cual, y sin ningún tipo de recorte…-, y que era utilizado para referirse al hijo, con lo que hemos dado con un nombré más impactante; “El hijo de la niebla”. Aunque simplemente se trata de meras palabras…

La inevitable conclusión a la que se llega Michel Lamy, mediante su disertación completamente especulativa, y basada en un irreal cúmulo de información recabada mediante una sesuda “investigación” de la vida y obra de Julio Verne. Es que Verne, ese autor francés de Nantes, se trataba nada más ni nada menos de que un… INICIADO… Lo cual, debemos de creer a pie juntillas, en carácter de expresión de un acto de Fe – y con lo que nosotros nos encontramos absolutamente reñidos-…

Iniciamos este pequeño análisis con algunas palabras del investigador asesor Sherlock Holmes. Pareciéndonos muy apropiado citar cómo nos reñiría, si pretendemos sostener ante tan acucioso investigador, las tesis elaboradas por Michel Lamy:

“…tan sólo de suposiciones y conjeturas. Seriamos el hazmerreír de un tribunal donde nos presentáramos con semejante historia y con semejantes pruebas…”.

 

Anuncios