Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

zz zzz

CONSEJOS PARA ESCRIBIR UNA MALA HISTORIA “STEAMPUNK.

Haber leído hace muy poco tiempo en el “THE TIMES”, el articulo titulado: ´”STEAMPUNK” O “PASTELPUNK” – Un recopilatorio rosa’, http://elcarnavaldewolfville.blogspot.mx/ . No pudimos más albergar más que dos sentimientos en esta sucesión: Furia en contra de sus detractores, y por supuesto; solidaridad con los escritores de malas historias “Steampunk”.

¿Por qué permitir que vituperen al mal trabajo “Stampunk”, si este se ha convertido en su divisa? ¿no se invierte igual cantidad de tiempo en realizar un trabajo bueno, que uno malo -incluso más en este último, cuando no se sabe a donde debe de arribar la idea original-? ¿acaso un trabajo deficiente, no tiene la igual derecho de existir, que aquel producido por un autor que se ha ocupado de pulir la técnica literaria y buscar buenas tramas?

Nosotros queridos lectores, decimos: ¡NO! Expresamos nuestro rechazo a esas intenciones insidiosas y malsanas que buscan proporcionarnos obras de calidad, en perjuicio de aquellos que, noblemente, nos han querido procurar sus malas obras, cómo si de perseos desinteresadamente caritativos para el género humano se trataran…

Queridos lectores, nos hemos propuesto llevar a cabo una magna empresa, que si bien podría resultar de titánicas dimensiones para muchos. Nos llena de resolución que resulte una tarea impostergable la que ahora nos proponemos, por el bien de todos aquellos lectores que invierten sus buenos chelines en adquirir autenticas historias “Steampunk”, con el valor agregado de ser absolutamente malas…

Nuestra empresa consiste en fomentar el nacimiento –o fabricación, si así lo prefieren- de auténticos escritores de malas historias “Steampunk”, y cuyo objetivo consistirá en inundar con sus obras el mercado editorial, en manos de esos, ¡puaf…!; “promotores de obras literarias de calidad”.

Para lograr tan alto y noble objetivo, hemos de decir que tenemos pensadas una diversidad de acciones que en su conjunto, resultarán contundentes a fin de lograr nuestro cometido. Y cuya punta del iceberg, son esta serie de consejos dirigidos a escritores de malas historias “Steampunk”…

 

ADVERTENCIA PARA LOS ESCRITORES EXTRAVIADOS: Si se ha decidido escribir historias Steampunk. Primero debe de distinguir si se trataran de verdaderas historias Steampunk, o simples historias “Steampunk”… De ser el primer caso, entonces estas instrucciones no son para Usted, y resultaría muy pertinente que pudiera ceder el asiento que ese encuentra ocupando, a una persona verdaderamente interesada en escribir malas y simples historias “Steampunk”, y para quienes se encuentran dirigidos los siguientes consejos..:

 

PRIMER CONSEJO: AUTO-CONFIANZA. Escribir historias “Steampunk” y además malísimas. Requiere de la convicción de que su falta de originalidad, se constituye en algo tan, pero tan sublime; que ni siquiera pudría conceder un nombre terrenal a lo que resulta ser perfecto. Por tanto; Usted resultaría la mismísima encarnación de una cuasi-profecía. Aunque también esta misma “predestinación”, bien podría recibir el nombre de Ego inflado… Lo importante será estar convencido de que tanto sus connacionales, extranjeros y hasta las razas extraterrestres; han instrumentado una conspiración en contra de su “literatura”, cuyo objetivo consiste en privar a la civilización de su exultante obra –aunque también funciona que simplemente Usted, este menospreciando los conocimientos de sus lectores entregándoles materiales deficientes…- …

SEGUNDO CONSEJO: NO INCURRAMOS EN LA ORIGINALIDAD.

No funciona entre otros (sin ser limitativos), estos ejemplos:

  1. Un personaje que pierde la razón leyendo libros de caballería, y pretender vivir bajo la enseñanzas de esas obras
  2. Un sujeto da al traste con las pretensiones imperialistas de un personaje malo, que además es su padre y ubicados en una galaxia muy, muy lejana…, o
  3. Filmar una película con equipos comunes, para otorgar la apariencia de tratarse de un documental de manufactura casera, sobre una bruja muerta años atrás…

Las anteriores, como otras tantas ideas; ya han sido explotadas, limitando su impacto de originalidad. Y lo que nos conduce a nuestro;

TERCER CONSEJO: SI DESEAS ESCRIBIR UNA VERDADERAMENTE MALA HISTORIA, APRÓPIATE ALGUNA DE ESAS IDEAS QUE EN ALGÚN MOMENTO RESULTARON ORIGINALES.

La película “Cleopatra” con Elizabeth Tylor, tiene una versión porno, y además resulta bastante más interesante que la original. Porque no se nos confunde con diálogos referentes a una guerra entre unos generales romanos, por quien sabe qué problemas… Es mucho más fácil escribir sobre una épica que nos pueda recordar a la Guerra de las Galaxias –robots de protocolo incluidos-, que buscar romper la predecibilidad implícita de tratarse de una historia ya conocida.

CUARTO CONSEJO: SE PUEDE ESCRIBIR UNA MALA HISTORIA, CON BASE EN UNA IDEA PROPIA IGUALMENTE MALA. No se desaliente; podría tener bastante más capacidad de la que piensa, para tener muy malas ideas…

Bien puede pensar y -convencerse- que su idea de un wastern resulta absolutamente original –aunque la originalidad en wasterns, es casi imposible, si atendemos a que existen infinidad de películas que describen todos las posibles variantes de situaciones…-, y sin embargo, con el paso del tiempo, se percatará que su idea, siempre había sido de lo más común por tratarse de un mero compendio de todo lo que ha visto y leído sobre el viejo Oeste. Consecuencia: La trama de su idea, se encontrará plagada de los lugares comunes a que se refieren tanto las novelillas del Oeste o las películas del mismo género. Momento que es cuando se requiere –como también en nuestro TERCER CONSEJO- de nuestro:

QUINTO CONSEJO: LA MALA HISTORIA DEBE DE SER VESTIDA CON APARIENCIA DE NOVEDOSA. El Steampunk brinda una estupenda oportunidad para darle a una historia común -con maquinas de vapor y escenarios-, una apariencia –simplemente la apariencia- diferente – aquí no olvidemos lo que algunas lenguas viperinas, pregonan cuando señalan que; “aunque la mona se vista de seda, mona que queda”-. ¿Qué hace la industria cinematográfica oriental de artes marciales? Recicla tramas, al ubicarlas en nuevos escenarios, y así den la apariencia de novedosas… ¿Sabia que existen películas de artes marciales con escenarios referentes al Football Soccer, el Hip Hop y por supuesto; el “Steampunk”? Lo que verdaderamente resulta importante para estas películas de artes marciales, es que se cumpla con su naturaleza intrínseca: Se beberá de golpear a alguien…

¿Se imagina reescribir “El Quijote de la Mancha” en versión “Stampunk”?, con toda seguridad su armadura se parecería la de Iron Man…

Una vez entendidas las anteriores lecciones. Y a fin de que Usted, pueda auto-examinarse respecto de los conocimiento adquiridos, para poder convertirse en un real y autentico escritor de malas historias “Steampunk. Le proponemos consteste el siguiente test:

  1. Nuestra idea es suficientemente mala: Cuando guarda similitud con algo que ya previamente se ha hecho, en un porcentaje del:

(a) 60%                       (b) 10%                       (c) 99%                       (d) 50%

Respuesta: (a) ó (c), ó (a) y (c). Desde el 60 y hasta el 99% -lo ideal sería el 100%- nos encontramos ante una mala idea falta de originalidad. Nuestra felicitaciones si elegiste alguna de estas opciones, o ambas; eres un escritor de malas historias “Steampunk” en potencia. Si elegiste la opción (b) y hasta el 40%, eres un sujeto obstante original, con el riesgo de convertirte en un verdadero literato Steampunk. Si elegiste la opción (d) podrías convertirte en escritor de Best Sellers.

2. Si a tu mala idea la despojas de toda parafernalia presuntamente “Steampunk”:¿Puede continuar avanzando tú historia?

(a) SI                                                 (b) NO

Si elegiste la opción (a), eres un verdadero escritor de malas historias “Steampunk”. Porque resulta que la carencia de apariencia “Steampunk”, no afecta para nada a tú –ya de por sí- mala idea. Es algo como la ultima versión cinematográfica de la novela “Los Tres Mosqueteros”; al restarle los aparatejos y los barcos voladores con estética “Steampunk”, nos encontramos con la trama original de Dumas… En otras palabras; la apariencia presuntamente “Steampunk”, no resultaba determinante a la historia –y por tanto, no podía ser catalogada como una verdadera historia Steampunk, sino en carácter de una mala historia “Steampunk”…

Tanto a las respuestas (a) ó (c), ó (a) y (c), de la pregunta A), como (a) de la pregunta B), corresponden a las respuestas que proporcionaría un escritor de malas historias “Steampunk”. Haber elegido la opción (b) de la pregunta B) como opción, demuestra que tu idea, en realidad se trataba de un efectivo conato de historia Steampunk… Afortunadamente no existen muchos sujetos con tendencias parecidas a las tuyas…

Si al final de día, ustedes quienes se han auto-impuesto el apostolado de ejercer el noble oficio de escribir malas historias “Steampunk”. Han tomado en consideración nuestros consejos, con toda seguridad que retribuirán a nuestros esfuerzos, con una pieza de escritura bastante parecida a esta:

“Benjamín Rawley, es una aventurero que ha regresado a Londres, después de haber realizado una expedición a ______________ (Aquí llene el espacio con alguna misión, que puede ir desde encontrar algún accidente geográfico, y hasta territorios y artículos fantásticos –ahí pueden entrar desde el cabello del primer corte de cabello de Adán, cuando Eva consideró que el primero, no estaba presentable para ir a la oficina, hasta las minas del Rey Salomón). Producto de esas experiencias, muchos naturales de lugar –especialmente féminas, aunque también, alguno que otro varón- se referían en su dialecto a él, con palabras que en una traducción aproximada, podía significar; “SU VAQUERO DEL CIELO”.

Una vez llegado su ferrocarril a la estación Victoria. Llamó la atención una vendedora de cigarrillos y puros en una caja que pregonaba tratarse de “ARTEFACTOS ESCARLATA”, el cual se especializaba, según subtitulo agradado a este letrero principal, en; “CARTAS Y CARAVANAS”, sin llegar a entender plenamente aquello de “caravanas”.

No contento con mantenerse en la ignorancia de lo que significaba una “caravana”, y en virtud del ruido de llegada de los trenes a la estación. Benjamín Rawley cuestionó sobre ello a la vendedora al oído, siendo atendida su inquisición de igual manera por aquella mujer…

Una vez que se hubieron entendido en el aspecto económico. La vendedora y Rawley se dirigieron a Whitechapel, donde por algunos céntimos, obtuvieron una habitación para efecto de desfogar su “AMOR EN LOS TIEMPOS DEL VAPOR”. Apreciando Rawley, que su acompañante demostraba una sorprendente confianza y dominio de su persona, al realizar “caravanas”, y a las cuales Benjamín Rawley respondía dispensando un “BESO DE ACERO” que iba acompañado con la liberación de “EL DUQUE DE HIERRO”. A partir de aquel momento, Benjamín Rawley tuvo la certeza de que “UNA DAMA NUNCA ES LO SUFICIENTEMENTE CURIOSA”, lo que era demostrado con las desaforadas voces de esa mujer, exclamando; “¡VAPORÍZAME, RAWLEY!”.

En virtud de aquella primera ocasión, Benjamín Rawley gustaba de llamar aquella relación –que se extendió por varios meses-, como “LA SAGA REINA”.

Anuncios