Etiquetas

, , , , , , , , , ,

image00121

Primero había sido la información, y después; la Máquina Analítica.

La Maquina Analítica, como herramienta para el manejo de información, había potenciado la capacidad de los seres humanos para generar y acumular información. Las bibliotecas, desde hacia cincuenta años más o menos –momento en que los precios de las máquina analíticas, se hicieron accesibles a los consumidores –, se venían presentando como instituciones ya obsoletas, en donde si bien se contaba con una gran caudal de información, su acceso y búsqueda resultaba absolutamente “aburrida”, y relativamente “difícil”. Aquí, era en donde la tendencia de los árboles a crecer ascendentemente, o que los planetas recorrieran orbitas elípticas en lugar de circulares; comprobaban que la Naturaleza tiene por regla inherente, el cumplimiento de la Ley del Menor Esfuerzo, y ley natural a la que los seres humanos no podían haberse constituido en una excepción.

Gracias a las máquinas analíticas manufacturadas por la empresa BABBAGE&CO., el manejo de la información escapó de las manos de las élites, para poder también ser usada por todo quien lo deseara. Resultaba de prever que la “democratización” de la información, conllevaba la “popularización” de esta; la perdida de contenidos, derivado del tratamiento manipulante que pudieran darla las elites –“La Información es Poder”-, a fin de presentar una visión “desactivada” de la información que no contribuyera a causar demasiados perjuicios a sus intereses. Esto, bajo el argumento diseñado para aplacar consciencias de que las masas, aún no se encontraban preparadas para comprender, ni mucho usar el Poder que se encontraba descuidadamente entre sus manos.

Probablemente se había presentado un gran servicio a la Humanidad al democratizar el acceso a la información, o el gran estigma de haber causado un serio perjuicio a los seres humanos, al masificar a la ignorancia…

Primero había sido la información, y después; la Máquina Analítica de BABBAGE&CO.

Anuncios