De trabajadores y redenciones

7465177070637364

La relación entre Bob Cratchit y su empleador, el señor Ebenezer Scrogge. Resulta demasiado edulcorada, pues no resulta representativa de la realidad de las condiciones de vida de los trabajadores en la Segunda Revolución Industrial. Y no se puede hacer de otro modo, porque la opción restante, consistiría en la  uqe serìa tachada de anti-patriótica y de lesa majestad; de denunciar que la riqueza del Imperio Británico, se encoentraba sustentada literalmente en la vida de sus trabajadores.

La necesidad, es el método más efectivo para adormecer el sentido de peligro personal. Cuando se tiene necesidad, se concienten las condiciones impuestas por el patrón –no importan la naturaleza de estas, si se asegura un poco de pan-, que los salarios sean míseros, que de manera obligadamente solidaria, se deba de trabajar cumpliendo jornadas mucho mayores a diez horas diarias, que se deba de escamotear el descanso –ni siquiera corresponde a un día de descanso, sino apenas si unas cuantas horas…-. La única actitud realmente democrática dispensada a los trabajadores de la Segunda Revolución Industrial, es la que dispensa la Muerte. Todos los trabajadores morirán: antes de la pubertad en el caso de los niños. Las mujeres y hombres, antes de siquiera arribar a una verdadera madurez.

Los abusos de la riqueza en contra de los productores de ella, ameritaron la publicación de obras políticas y psicológicas, que se pronunciaban por la transformación, ya de las Sociedades (El Capital), ya de los sujetos El Único y su Propiedad). Disfruten de la lectura de estas dos posiciones enfrentadas: El Socialismo vs. el Anarquismo.

“Los dos factores de la mercancía: valor de uso y valor (sustancia del valor, magnitud del valor)”El Capital: http://pendientedemigracion.ucm.es/info/bas/es/marx-eng/capital.htm

“Yo he basado mi causa en nada”

El Único y su Propiedad: http://www.antorcha.net/biblioteca_virtual/filosofia/unico/unicoindice.html

Steampunk en RADIOUNAM

Radio-UNAM

FIUSSS agradece la oportunidad brindada por Radio UNAM, y el honor de ser entrevistados por dos personalidades de la escena negra en México, como lo son Zanoni Blanco y la querida Zeltzin Miquiztli. Así como un efusivo abrazo a los amigos que nos acompañaron en esa histórica trasmisión Steampunk. Arturo R. Alveláis, Luigi Don Cruz y el Capitán Paul Oaken.

“¡Amig@s steamers! Nos complace invitarl@s a escuchar el programa de radio Carpe Noctem Radio UNAM dedicado exclusivamente a la escena steampunk mundial y local. Este fue grabado hace algunos meses, previo a la tardeada steampunk en el Real Under y transmitido en el 96.1 FM en julio pasado, desafortunadamente no tuvimos oportunidad de avisarles cuando salió al aire (ni nosotros lo escuchamos) y lo escucharan en su radio, a la antigûita como nos gusta ser, por algunos cambios en la producción de Carpe Noctem que luego les anunciaremos, pero aquí lo tenemos, para que lo descarguen y lo disfruten. Nos faltaron algunos datos y debrayamos mucho, pero lo hicimos con la mejor intención de seguir fortaleciendo nuestra escena. Al parecer es un programa histórico, pues nunca en México se había hablado tanto tiempo del movimiento steampunk en la radio FM o si nos equivocamos, favor de comunicarlo. El agradecimiento va a Zanoni Blanco y Zeltzin Miquiztli por la invitación de parte de Arturo R. Alveláis, Luigi Don Kruz, Capitan Paul Oaken: comandante del proyecto Beauty Sin y Johannes Serpens de la revista FIUSSS. Larga vida al steampunk y a nuestra noble organización DOPEL A KATAKOMBE XIII; con esto conmemoramos nuestros primer aniversario.”

Descarga la transmisión:

http://www.wetransfer.com/downloads/ebf18270ea69b150e906e0c849319d5620140809021749/48f3145f2a270043536f0fd6ea05640e20140809021749/6ea0cf

ad scientists, airships and class: the politics of steampunk / De Científicos, dirigibles y clase: la política del Steampunk

papel antiguoa6

Advertencia: Esta traducción fue obtenida en línea. En virtud de que no resultaba del todo mala, la traducción fue objeto de un trabajo menor de ilación de ideas, pero sin atrevernos a hacer lo mismo con las citas contenidos en el articulo. Si se desea, consultar el texto original, éste encuentra en el link: http://overland.org.au/2012/06/mad-scientists-airships-and-class-the-politics-of-steampunk/

Por Rjurik Davidson

El subgénero de Steampunk – ese subgénero de ficción especulativa en una época victoriana fantástica llenada de dirigibles, científicos locos y réplicas mecánicas de personas o animales – bien puede haber alcanzado su cenit. ¿Con las nuevas películas de Sherlock Holmes, La Brújula Dorada o Hugo de Scorsese, parece posible que la explosión inicial de entusiasmo e inspiración ahora será más sutil en las novelas y películas como el subgénero que coloniza los espacios culturales que va abriendo (Corazón de las tinieblas steampunk? Opium-War Steampunk?).

Durante algún tiempo un debate ha sido salvaje sobre la política del subgénero.

Para algunos, Steampunk es una nostalgia reaccionaria de un pasado que nunca ocurrió. En un informe el año pasado, el autor y crítico Adam Roberts afirmaba que el Steampunk es un ejemplo perfecto del reclamo de que la cultura de la postmodernidad significa una pérdida de sentido de la historicidad. Para Roberts, Steampunk es ‘un desmantelamiento estudiado de la consecuencias de la historia al servicio de un conjunto particular de estilos y modas’. Y continúa:

la apelación del género está en la forma que fineses del pasado al presente. Esta es una estrategia estética comparte con fantasía heroica (o mucho) como un modo: una resistencia al encuentro del pasado como pasado. Mayoría de las representaciones del siglo XXI de un hipotético “pasado” se basa en la idea de que la gente en el siglo XIX (o, en el post-tolkieniana fantasía, la edad media) eran básicamente gente exactamente como nosotros y por lo tanto, personas con quienes no se requiere ningún esfuerzo del lector para identificar.

Según Roberts, Steampunk invalida el sentido de la lógica de la historia. Fundamentalmente, el subgénero es un irracionalismo.

Otros han montado argumentos similares. Hace un par de años, el autor de ciencia ficción Charles Stross afirmó en su blog que la mayoría steampunk se niega enfrentar el siglo XIX como era realmente. En ese mundo, Stross afirmó:

La vida en su mayoría era desagradable, brutal y corto; la condición jurídica de las mujeres en el UK o Estados Unidos fue inferior en Irán es hoy en día: política era por cualquier estándar moderno horriblemente corrupta y dominada por los psicópatas autoritarios y aristócratas endogámicos hereditarios: fue una era de los que apenas había salido la edad de la quema de Brujas, y la intolerancia y la discriminación eran siempre populares deportes: para la mayoría de la población el hambre era una amenaza omnipresente. Podría continuar largamente. Es el mundo que nos legó el adjetivo “Dickens”, eso nos dio un ejemplo de los males de un estado anarquista libertario completamente trabajado y eso provocó Marx para escribir su gran consolador fantasía épica, El manifiesto comunista. Es el mundo que dio a luz a los horrores de la modernidad y a los movimientos de masas que construyeron pirámides de cráneos para marcar el triunfo de la voluntad. Era un vil, mundo opresivo, empobrecido y degradado y nosotros deberíamos no derrames lágrimas para su aprobación (o el paso de eso que vino después).

Calder Evan Williams toca un punto diferente en su libro Combinded y Apocalipsis desigual. Para él, steampunk es una ‘débil doncella del capitalismo de la época Obama’. Es decir, steampunk es un periodo de coyuntura, tanto como China (Tom) Miéville es un periodo ‘extraño nuevo según el desarrollo del movimiento antiglobalización. Para Evan Williams Calder, la promesa detrás de steampunk es ‘ mantener la tecnología, mantener el consumo, pero que sea “muy amable”, que sea responsable, hacen “sustentable”. Con todo, una participación en ese gran pasatiempo de la seudo izquierda, recordando la época que nunca fue, cuando la vida era más simple y mano de obra era significativa. ”

Pero así como existe una fuerte corriente critica de izquierda al steampunk, también hay quienes lo defienden. En respuesta a Roberts, Jeff Vandermeer, coguionista de La Biblia Steampunk y co-editor de las antologías Steampunk y Steampunk Reloaded, afirmó que este tipo de lecturas fueron selectivo. Vandermeer escribió a Roberts que:

básicamente definida un subconjunto de steampunk en su análisis en lugar de la totalidad de lo que has decidido enfocar un pequeño engranaje en cuanto a la mentalidad detrás de él, espero que te entenderán que el impulso de defender algo que lamentablemente desde el propio término * parece * pretende ser nostálgicos provienen un lugar decididamente * no-escapista *. Esto no es de ningún particular amor especial para ficción steampunk o de escribirlo yo mismo – no – pero de simplemente tener exhaustivamente para documentar y la subcultura todo creativa.

Esta respuesta tiene dos aspectos. La primera es una objeción puramente material: muchas de las obras de steampunk no encajan en las afirmaciones de sus críticos. La segunda es que como resultado, estos críticos malinterpreten la definición de steampunk. Lo interesante es la forma en que este debate se hace eco de un anterior debate entre los partidarios de la ciencia ficción y los de fantasía. Para muchos de los primeros críticos de los géneros, ciencia ficción era una forma progresiva y la fantasía un reaccionario. Ciencia ficción fue prospectivas, una literatura de ‘distanciamiento cognitivo’ y que Darko Suvin define como una forma de pensamiento racional. Que evoca a considerar la forma en el mundo histórico trabaja (el lado cognitivo de la definición), las reglas de la estructura social, si te gusta y esto hice que el lector reflexiones sobre nuestro mundo. Si se presenta un mundo sin sexismo o el racismo, naturalmente el lector pregunta, ‘¿Qué causa estas discriminaciones en nuestro mundo?’

Según estos críticos, fantasía se ubica en el extremo irracionalista; Para Suvin, se trata de una ‘ (sub) literatura de mistificación’. Que no opera de acuerdo con las reglas de la ciencia (social o las ciencias ‘duras’). Estando obsesionada con el regreso a un mundo neo feudal idealistas, en la que la máxima aspiración política debía ser gobernado por un benévolo ‘Rey’, ya sea Aragorn o la cocinera que, sin saberlo, fue depuesta por un malvado Señor y aún está por darse cuenta de su destino. Podemos estar seguros que al final de la serie, se restablece el rey en su trono, el orden va ser reinstituido (con todo el mundo en su lugar) y todo estará bien en el mundo.

Pero esta larga aceptada crítica fue despedazada por los escritores de lo ‘nuevo raro’, otro subgénero de la ficción especulativa que rompió los límites de la ciencia ficción y fantasía (Recordando los escritores de la década de 1930). Libros de China (Tom) Miéville eran probablemente a la vanguardia de este, pero igual de importante fue la introducción que escribió para el diario materialismo histórico del simposio de fantasía. Para Miéville:

La habitual carga esa fantasía es escapista, incoherente o nostálgicos (si no es absolutamente reaccionario), aunque tal vez cierto para grandes extensiones de la literatura, depende del contenido. Fantasía es una modalidad que, en la construcción de una totalidad internamente coherente pero realmente imposible – construida sobre la base de que es imposible, para este trabajo, verdadero – imita el ‘absurdo’ de la modernidad capitalista.

De hecho, para Miéville, el fantástico está incrustado en el capitalismo contemporáneo, tanto en las formas que mercantilización trabaja y en la forma en que la imaginación humana es parte de la producción del ciclo. La vida real bajo el capitalismo es una fantasía.

Por otra parte, para Miéville, la fantasía puede tener exactamente el mismo ‘ efecto cognisitivo’ como ciencia ficción. Una novela fantástica de clase, raza o sexualidad podría tener una mayor penetración en la realidad contemporánea como una novela sobre las disputas de una familia de clase media aislada de grandes luchas sociales. En otras palabras, con fantasía se puede pensar tanto como en la ciencia ficción. Pero depende más del trabajo sí mismo que de la forma específica.

Estos argumentos me parecen válidos para el steampunk. El punto no es tanto el ‘contenido’ de la ficción, sino la actitud del trabajo a su propio contenido. Al igual que uno puede escribir una visión nostálgica de la época victoriana desde el punto de vista de la aristocracia, así que uno podría escribir una visión crítica desde el punto de vista de marginados. Steampunk, al igual que muchas formas culturales, es un lugar de lucha. Las divisiones reales no mienten entre géneros, sino a través de ellos.

 Rjurik Davidson es Editor asociado de la revista Overland . Es el autor de La biblioteca de los libros olvidados. Su novela Sin envolver cielo será publicado por Tor books en 2014 y su guión el principio de incertidumbre está actualmente en desarrollo con Lailaps films. Él puede encontrarse también rjurik.com y @rjurikdavidson.

“¿Y así fue cómo surgió el steampunk?”

 

ed39a8eebf760a7e9d9a3c.L._V137154787_SX200_

“… En 1987, mi amigo y escritor , publicó una carta en la revista Locus, donde, medio en broma, proponía que si existía algo llamado cyberpunk, que era la moda entonces en la ciencia ficción, las fantasías victorianas que estábamos escribiendo James Blaylock, Jeter y yo mismo, como Homunculus, Morlock Night y Las puertas de Anubis, respectivamente, podrían llamarse algo así como steampunk. No podía ni imaginarse que el término iba a arraigar de tal manera, que ahora todo el mundo lo utiliza. A menudo comenta lo encantado que está con su aportación a la cultura moderna… Y lo mucho que lamenta no haber registrado el término entonces. Ahora sería millonario, sin duda (risas). En realidad, en sentido estricto, Las puertas de Anubis no sería Steampunk. Sucede en 1810, antes de la Reina Victoria, y no hay ingenios mecánicos ni máquinas de vapor de esas que son tan típicas del género… Pero no tengo ningún problema. Si Jeter dijo que era steampunk, pues es steampunk. Y si alguien piensa que para saber qué es eso del steampunk tiene que leer Las puertas de Anubis, yo seré el primero en estar de acuerdo…”

No podíamos dejar pasar la tentación de comentar que esta cita de la entrevista a Tim Powers. Viene a confirmar las consideraciones que ya habíamos  vertido para nuestros lectores, en el artículo HAZ STEAMPUNK, NO LA GUERRA (IX), “Steampunk”, no es/Not is/ non c’est “Steampunk”:  https://fiusss.wordpress.com/2014/03/17/haz-steampunk-no-la-guerra-ix-steampunk-no-esnot-is-non-cest-steampunk/

El link de la entrevista completa con Tim Powers, que citamos, es: http://mas.asturias24.es/secciones/letras-1/noticias/mas-alla-de-las-puertas-de-anubis/1407226513

Face au Drapeau (Ante la bandera)

 

Verne-face

En el momento en que era absolutamente necesario, Tomás Roch hizo expresión del único gesto de sacrificio que es característicamente definitivo: La inmolación.

Los granos de arena que se desplazan y no son contenidos con oportunidad, tienden a conglomentrarse para crear avalanchas que arrastran lo que se encuentre en su paso. Igual acontenció con el fracaso comercial que involucró el «fulgurador Roch»; las naciones podían haberse interesado en el invento (un explosivo líquido, altamente inestable), pero el precio lo hacía prohibitivo a todas… A partir de ese momento, se desencadenan diversos eventos; secuestros, piratas, una isla secreta, cientificos literalmente locos, las naciones buscando suprimir una amenaza…

Una novela de Julio Verne un tanto desnococida, y preconizadora de los totalitarismos y el terror atomico…

Disfruten su lectura en este link: http://www.librosgratisweb.com/html/verne-julio/ante-la-bandera/index.htm

034 035

“Julio Verne, viajero del tiempo y la imaginación”, exposición.

No obstante la ajetreada y aprensiva vida en el Distrito Federal (México). El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA) viene apostando a la difusión de las expresiones artisiticas, mediante la utilización de los espacios que procura el Sistema de Transporte Colectivo (Metro). Esto, con el fin montar exposiciones que resulten ser entrañables, por lo bien cuidadado de su instalación.

Nos encontramos ante una acertada instalación, con la exposición ubicada en la Estación Candelaria del Metro, titulada: “Julio Verne, viajero del tiempo y la imaginación”. En donde, con apenas algunos elementos reaLmente expuestos (libros), el éxito de la exposición, queda depositado sobre los hombres de una instalación diestramente ejecutada, y que procura en los visitantes, un pequeño viaje inmersivo en el mundo creado por Julio Verne.

Son distingibles en la instalación de “Julio Verne, viajero del tiempo y la imaginación”, tres etapas. En la primera, se le proporciona al visitante una pequeña biografía de este escritor de Ciencia Ficción, mediante textos muy breves. En una segunda fase, nos topamos con algunos libros de los relatos de este personaje, y por último, nos enfretamos a representaciones de un Kraken, el Nuatilus, un globo aerostático, y una capsula que se hacerca a la luna… Todo esto, pensado para sustrarnos de la realidad, mediante unas representaciones que resultan imponentes en sus relativos grandes formatos, pero sobre todo; con el cuidado con que fueron ejecutados.

Un excelente homenaje a Jules Verne. Aquí, los elementos de la exposición.

DSC02051 DSC02053 DSC02054 DSC02055 DSC02056 DSC02057 DSC02058 DSC02060 DSC02061 DSC02062 DSC02063 DSC02064 DSC02065 DSC02066 DSC02068 DSC02069 DSC02070 DSC02071 DSC02072 DSC02073 DSC02074 DSC02075

Zoopraxiscopio personal

El presente modelo, se trata de un zoopraxiscopio para uso particular. Este invento aprovecha el principio de la retención de la imágen por algunos segundos en la retina del ojo –me parece que se denomina retencionreticular…-, y en donde el avance consiste en sustituir una imagen, por otra muy parecida, pero modificada en algún aspecto de su composición, e imagenes que exhibidas secuencialmente, una tras otra, brindan al espectador un efecto de movimiento constante… –este efecto también se logra debiéndose toda la cerveza del barril donde està alojado el zoopraxiscopio…-

Me encuentro trabajando en un aparato de mayor escala, que pueda convertir al zoopraxiscopio en un espectáculo pùblico y social… Y bien lo podría llamar: Cine…
001

002

003

004

005

006

007

008

009

010

011

012

013

 

015

016

017

018

019

020

022

023

024