Etiquetas

, , ,

Los autómatas se convirtieron en el siglo XIX, en un atractivo circense. El adelanto tecnológico de la época, no podía habilitar más que movimientos de relojería, pero no así de conciencia sintética… Por tanto, a lo más que se podía llegar era a crear artefactos con solo la apariencia de seres humanos… Muñecos dotados de movimientos simplemente. Aquí algunos ejemplos:

Anuncios