Manuel Ramos pertenece a la primera generación de fotoperiodistas mexicanos. Nacido en San Luis Potosí, en 1874, Manuel Ruperto Ramos Sánchez fue hombre de múltiples facetas: fotógrafo, inspector de monumentos coloniales, fotomontajista, hagiógrafo, propagandista de la fe católica, cultor de las bellezas naturales, retratista de personas, animales y cosas.

Llegó a la ciudad de México a fines del siglo XIX para incorporarse al ajetreado mundo del fotoperiodismo. Años más tarde, logró colaborar en las principales revistas de la época: Arte y Letras, El Mundo Ilustrado y Cosmos, entre otras, que ofrecían la novedad de incluir la imagen fotográfica en sus páginas. Prácticamente no hubo publicación en la que no fueran incluidas sus imágenes. Manuel Ramos es un valioso testigo de sucesos que marcaron el curso de la historia en la primera mitad del siglo XX.

En alianza y competencia con fotógrafos como Agustín Víctor Casasola, Antonio Garduño, Ezequiel Álvarez Tostado, Samuel Tinoco, Abraham y José María Lupercio, Ramos fue cronista del transcurrir, aparentemente armonioso, del régimen de Porfirio Díaz. A partir de 1910, produjo imágenes que muestran los últimos esplendores de esa dictadura y de las convulsiones políticas, militares y sociales que condujeron al inicio de otro ciclo en la historia del país.

Entre 1913 y 1915, Ramos Sánchez ayudó con sus fotografías al inventario, documentación, estudio y difusión del patrimonio que custodiaba el Museo Nacional de Arqueología, Historia y Etnología. De 1922 a 1934, se desempeñó como fotógrafo en la Inspección General de Monumentos Artísticos e Históricos, y en la Dirección de Monumentos Coloniales y de la República.

Para el artista, su familia ocupó un lugar preponderante hasta su muerte. El acervo, compuesto por más de 11,000 fotografías y documentos que retratan las primeras cinco décadas del siglo XX en México, permaneció en gran parte inédito, al resguardo de sus familiares, desde 1945 hasta los años noventa. El Archivo fotográfico Manuel Ramos se fundó con el objetivo de conservar y difundir la obra de este testigo de la historia, como el principal proyecto de La Casa de los Árboles de Apizaco A.C. Espatcio Cultural.

http://archivomanuelramos.com.mx/v1/manuelramos/

http://www.facebook.com/ArchivoManuelRamos

http://www.domingoeluniversal.mx/historias/detalle/Un+dolor+de+muelas+destap%C3%B3+un+tesoro+perdido-510

425713_444241162291923_135118813_n

405971_406148126101227_977941316_n

405855_285206684862039_840071901_n

301544_217270101655698_5723645_n

254740_217280751654633_6681500_n

181998_430024940380212_822777110_n

21211_427728850609821_1102785487_n

3735_427387140643992_590629474_n

construccion

Anuncios