El Steampunk parte del planteamiento, de que los adelantos científicos, deben de tener por objetivo principal; el constituirse de una herramienta tendiente a procurar el bienestar y felicidad del ser humano. Que el peor de los supuesto s posibles, es que la ciencia/tecnología, se vuelva en contra de sus creadores, o que esta, sea utilizada para fines diversos a estos.

En la literatura de Ciencia Ficción del siglo XIX, se señalan regularmente los efectos que conlleva la utilización de la tecnología para efectos diferentes al bienestar social.

Resulta ser un tradicional ejemplo de la Ciencia Ficción a los años 1800´s, las obras de Jules Verne. En donde se contrastan, los efectos adversos que conlleva la tecnología que queda en manos de resentidos sociales.

Tanto el Capitán Nemo o Robur, son inventores geniales que se han despegado del fin que deben de perseguir la ciencia y la tecnología. Y que utilizan sus creaciones, en represalia de la Civilización. Aquí es en donde resultan interesantes las palabras del personaje Robur:


“…Ciudadanos de los Estados Unidos, mi experimento ha terminado; pero mi consejo a los presentes es no apresurarse en nada, ni siquiera en el progreso. Es la evolución y no la revolución lo que debemos buscar. En dos palabras, no debemos adelantarnos a nuestro tiempo. Hoy he llegado demasiado pronto como para apoyar intereses tan contradictorios y divididos como los vuestros. Las naciones aún no están listas para la unión.
Me marcho, pues; y me llevo mi secreto conmigo. Pero no se perderá para la humanidad. Os pertenecerá el día en que tengáis la suficiente educación como para beneficiaros de él, y la suficiente sabiduría como para no abusar de ello. Ciudadanos de los Estados Unidos–¡Adiós!”

Si bien de la lectura de las obras de Ciencia Ficción del siglo XIX, nos es posible reconocer el principio básico que maneja el Steampunk, es decir: La tecnología al servicio del ser humano. Podemos apreciar que no es directamente en dichas obras, en dónde podemos apreciar al segundo elemento inherente al Steampunk: La Estética.

El elemento estético propio del Steampunk, para generar mundos especulativos, en base de creaciones tecnologías muchas veces imposibles. No menos cierto lo es que se encuentran referidas, en términos de mera enunciaciones, que no son suficientes para establecer el aspecto visual de tales ingenios.

Es aquí, en donde el trabajo de los ilustradores de las obras de Ciencia Ficción del siglo XIX, recurriendo a las asimilaciones de la realidad estética en que vivieron, y su ajuste para elaborar artefactos, si bien inexistentes. Es en virtud de la yuxtaposición de la estética propia de la época y de su técnica, que las ilustraciones para las obras de Ciencia Ficción, adquieren claros visos de posibles…

Es la ensoñación basada en la realidad del siglo XIX, que proporciona al Steampunk, el elemento que le es más distintivo, para sus máquinas.

Sobre el auxilio que prestan a Jules Verne, sus ilustradores:

http://rrose.espacioblog.com/post/2006/12/05/julio-verne-del-papel-la-pantalla

Excelente galería de las ilustraciones para las obras de Julio Verne:

http://jv.gilead.org.il/rpaul/

Anuncios