Debemos pensar en que Inglaterra, estuvo a punto de preservarse como potencia industrial, si se hubiese construido la maquina analítica de Badagge –que sería movida por la fuerza del vapor-, es decir; la computadora. ¿Se imaginan la apariencia que habría revestido el contexto internacional, con una tecnología de información, generada a edad temprana, y basada en la utilización del vapor? Posiblemente Estados Unidos de America, Japón, etc. no se hubieran posicionado como potencias tecnológicas e industriales –anudado a que los acontecimientos históricos posteriores a la Época Victoriana, hubiesen sido muy diferentes a los actuales-.

Recurriendo a la especulación –claro está- de un avance tecnológico interrumpido del Imperio británico. Resulta factible que las sociedades mundiales, presentaran características muy diferentes a las actúales. ¿Quién puede afirmar que no se pondría preservar la obligatoriedad de cubrirse la cabeza mediante un sombrero? –recordemos que aún en la actualidad, en Inglaterra es de mala educación presentarse a un evento social, sin encasquetarse un sombrero… aquí se aprecia una, de las posibles características que serían propias de nuestra visión especulativa de la realidad…

No debemos olvidar que las construcciones propias de la Época Victoriana, no se encontraban enfocadas como principio, a la comodidad de su uso –la ergonomía-. Sino que se encontraban –y conjunto a su utilidad-, encaminadas a su preservación –los elementos eran robustos, ideados para su preservación por muchos años. Contrario a la visión de tratarse de implementos para su desecho-, y encontrarse provistos de una visión ornamental, dirigida a los sentidos.

El Steampunk realiza una tarea de investigación, con respecto a los materiales y las tendencias en el diseño, de tanto ropajes, como de maquinas –operables o no-, para derivar las características que podría revestir la realidad especulativa que se propone edificar.

Anuncios