El RETROFUTURISMO es básicamente la añoranza por la visión del futuro proveniente del pasado, es decir de la Ciencia Ficción –a su vez, por CIENCIA FICCIÓN, se conoce al subgénero literario que con base en las ciencias, especula sobre un futuro tecnológico posible, y entre cuyos exponentes se pueden identificar a; Jules Verne, H.G. Wells, Isaac Asimov, entre otros-.

Siguiendo con la presente línea discursiva, apreciamos la existencia del movimiento CYBERPUNK, que si bien también realiza una especulación propia de la CIENCIA FICCIÓN; pero la restringe a las tecnologías de la información y la cibernética, produciendo así, una visión deshumanizada del mundo en virtud del predominio de la alta tecnología. El resultado de esta conceptualización, es un mundo degradado desde el punto de vista del humanismo, y que es puesto de manifiesto visualmente por las películas BLADE RUNNER o INTELIGENCIA ARTIFICIAL.

Antes de entrar a nuestro tema, establezcamos algunas.

EL HUMANISMO INDIVIDUALISTA DEL STEAMPUNK

Contraria a la visión lúgubre del mundo planteado por el CYBERPUNK. En el STEAMPUNK, no obstante que si bien también abreva como movimiento, de un contexto mecanizado alimentado por la fuerza del vapor. Su propuesta se centra en que los avances tecnológicos, se constituyen en un medio para el logro de objetivos, y en donde el Humanismo tiene un papel preponderante –recordemos que en la Inglaterra Victoriana, se comienzan a establecer las primeras reformas laborales para establecer jornadas laborales humanas, y tratar de proteger a los niños y a las mujeres-.

Reviste gran importancia para la visión optimista del STEAMPUNK, el hecho de que al encontrarse ubicado en el siglo XIX, y que dicha época si bien no se encontraba exento de conflictos, los mismos eran regionales y no presentaban grandes derramamientos de sangre, y contexto en que era dable recurrir a los argumentos de la Humanidad de los gobiernos, o de su vergüenza nacional – Mahatma Gandhi logró la independencia de la India, por la vía de la Resistencia Civil, promovida por Henry David Thoreau (1817-1862), logrando vencer las consideraciones comerciales del Imperio británico-

De igual forma la visión humanista del STEAMPUNK, se encuentra provista de la óptica individualista promovida por el poeta Walt Whitman (1819-1892), entre otros pensadores de diversos signos políticos.

CANTO A MÍ MISMO

Me celebro y me canto.
Me entrego al ocio y agasajo a mi alma,
me tiendo a mis anchas a observar
un tallo de hierba veraniega.

Clara y pura es mi alma,
y claro y puro es todo aquello que no es mi alma.
Estoy satisfecho: veo, bailo, me río, canto.
Poseo lo bueno de la tierra y del cielo,
el aire que respiro ha sido destinado a mí
desde la eternidad.

El vaho de mi aliento
mi espiración e inspiración,
los latidos de mi corazón,
el fluir de la sangre y del aire
a través de mis pulmones,
el olor de las hojas verdes y de las hojas secas
de la ribera y de las rocas marinas
de oscuro color,
del heno del granero, el sonido de las palabras,
algunos besos leves, abrazos,
el juego de la luz y de la sombra entre los árboles
cuando se mueven las ramas dóciles,
el gozo de hallarme solo
o en el tumulto de las calles,
o en los campos y en los ribazos de las colinas,
la sensación de la salud perfecta,
el trinar de la luna llena,
mi canto al salir del lecho y saludar al sol,

Nunca ha habido más energía original que ahora,
y jamás habrá más perfección que ahora…
Bienvenidos sean todos mis órganos
y todos mis atributos,
ni una pulgada, ni una partícula de una partícula
de una pulgada es vil,
y ninguna debe ser menos conocida que las otras.

Sé que soy sano y vigoroso
que todos los objetos del universo convergen
y manan hacia mí perennemente,
que todos me traen un mensaje
que debo descifrar.
Sé que soy inmortal,
me río de lo que llamáis muerte.
Existo como soy y eso basta.

Estoy enamorado de mí mismo,
hay tantas cosas en mí tan deliciosas.
Todos los instantes, todos los sucesos
me penetran de alegría.
Creo que una hoja de hierba no es menos
que el trabajo realizado por las estrellas,
que la hormiga es igualmente perfecta,
y que la articulación más insignificante,
y ninguno es más ni menos que yo,
y lo bueno y lo malo que de mí digo,
lo digo de ellos.
Sé que todos los hombres son mis hermanos,
que el amor es el sostén de la creación…

Quien degrada a otro me degrada a mí,
y todo lo que se dice o se hace vuelve al fin a mí.
Encarno a todos los marginados
y a todos los que sufren,
brotan de mí muchas voces largo tiempo mudas:
voces de interminables generaciones
de prisioneros y esclavos
voces de los enfermos y los desesperados,
voces de los seres despreciados.

Me veo en la cárcel con las facciones
de otro hombre,
y experimento su dolor sordo y constante;
no pregunto al enfermo como se siente;
me convierto en él.
Soy el esclavo perseguido, el niño silencioso
de rostro envejecido, el enfermo
que exhala su último suspiro.

Hombre y mujer, quisiera decirte
cuanto te amo pero no puedo,
y quisiera decirte los que hay en mí
y lo que hay en ti,
pero no puedo, y quisiera decirte
cómo late mi corazón día y noche,
y cuanto sufro, pero no puedo.

Es en virtud de las referidas influencias –que sin ser completas-, que el movimiento STEAMPUNK, no puede dejar de depositar su confianza en el factor humano, y su proclividad a la actuación bajo criterios morales tendientes al bien. Recordemos que por regla general, los personajes de Jules Verne, se enfrentan al conflicto moral que implica continuar privilegiando su egoísmo, en oposición de los intereses de la Humanidad –que si bien imperfecta, no por ello menos susceptible de progresar para encuadrarse a lo que se espera de ella-.

En el movimiento STEAMPUNK, el mecanicismo no absorbe a los humanos. Por el contrario, cree en que las habilidades humanas pueden ser potenciadas por los avances tecnológicos para concretar mayores y mejores beneficios para la Humanidad. Por tal situación, es absolutamente factible encontrar héroes STEAMBOY o LA LIGA EXTRAORDINARIA.

Anuncios